SabenprevenirTV: Empresa sobre ruedas: Investigación y Evaluación de Riesgos Laborales-Viales

SabenprevenirTV: Empresa sobre ruedas: Investigación y Evaluación de Riesgos Laborales-Viales

Jornada retransmitida por la televisión de Sabenprevenir
13 Octubre 2015

El accidente laboral-vial ya no es un factor más de riesgo tangencial para trabajadores y usuarios de la vía pública en general, sino que actualmente se contempla como el tipo de accidente de trabajo y de circulación que más nos preocupa por su progresión, muy por encima ya de los indicadores de accidentes de tráfico en noches de fin de semana y desplazamientos de ocio. 

Se puede afirmar, sin lugar a dudas, que los accidentes laborales-viales se han convertido en el principal riesgo de mortalidad de origen laboral, a pesar de los esfuerzos realizados en su reducción, ya que los vehículos y demás equipos de trabajo móviles constituyen de por sí las máquinas más peligrosas de nuestra sociedad por los continuos daños que generan, siendo múltiples los factores de riesgo a eliminar y controlar que están en su origen. Estos accidentes dependen del propio vehículo, de las infraestructuras viarias, del entorno, y evidentemente, de aspectos humanos vinculados a las necesidades y circunstancias personales, sus hábitos y actitudes, y no es un elemento menor la actividad económica. 

Los vehículos privados se utilizan, a nuestro parecer en exceso, para los desplazamientos al trabajo, con los consiguientes inconvenientes adicionales de tiempos perdidos y daños al medio ambiente. Y ante el gran peso que en la actividad económica aporta el sector servicios, llegan a formar parte del propio trabajo, estando por tanto implicados en la mayoría de accidentes, aunque los profesionales que más los sufran sean los conductores de camiones, autobuses y maquinaria móvil, ya que a pesar de su profesionalidad están constantemente expuestos al riesgo. 

Tal como la Comisión Europea propugna, la Seguridad vial es una responsabilidad compartida entre los agentes públicos y privados, y por ello, es necesaria la estrecha colaboración de las Administraciones competentes y la participación de todos los colectivos afectados: mutuas, organismos técnicos, asociaciones profesionales, empresas y trabajadores. La Carta Europea de Seguridad Vial facilita el camino y afortunadamente, las iniciativas de cooperación interinstitucional en estos últimos años en los países que han abordado el tema en profundidad, con rigor y buscando la complicidad de todos ha sido múltiple y fructífera. Esta sensibilidad se está extendiendo en todos los países que están sufriendo las consecuencias de este tipo de siniestro. 

El interés suscitado ha abierto muchas iniciativas de las Administraciones responsables del sector del transporte, el trabajo y el tráfico pero también de las empresas y de los agentes sociales que se transforman en Planes de Movilidad, Planes de Seguridad Vial y Planes de Prevención que están requiriendo de una sistematización y protocolización normativa y operativa que ordene de manera eficaz el marco conceptual, los costes de los accidentes laborales viales, los planes de movilidad de empresa y la necesidad de priorizar los aspectos formativos. 

Esta jornada quiere ser una recapitulación de todos y cada uno de los esfuerzos desarrollados por los responsables públicos y privados y una gran oportunidad para constatar el acuerdo generalizado de que el accidente laboral-vial debe de ser controlado preferentemente por los órganos de inspección laboral que, hasta la fecha, en algunos países siguen esperando instrucciones reglamentarias que les autoricen a actuar con el instrumento administrativo correspondiente, con el mismo rigor y claridad que lo hacen los agentes policiales por las infracciones de circulación.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario