Las grandes asimetrías entre el medio ambiente y la seguridad y salud

Las grandes asimetrías entre el medio ambiente y la seguridad y salud

Medio ambiente y seguridad y salud comparten como disciplinas técnicas muchas similitudes. En contraste con esto, existen algunos aspectos en los que la SST y el medio ambiente parecen tener poco en común
6 Febrero 2014

Antes de seguir leyendo, intenta contestar esta pregunta: ¿qué crees que causa más pérdidas (humanas, económicas,…) en el mundo, factores medioambientales o de seguridad y salud laboral?.

Antes de ponerme a indagar sobre ello, no habría sabido contestar con certeza. Quizá hubiera sospechado que la gran notoriedad mediática y sensibilidad social que tiene el cambio climático y el medio ambiente se debían a un abrumador aumento de las pérdidas como consecuencia de ello, y que estarían por encima de las causadas por las condiciones de trabajo existentes en las industrias de todo el mundo. 

Tampoco me hubiera sorprendido lo contrario: que, a pesar de no ser noticia habitual en informativos o de documentales tan espectaculares como los que ofrece la naturaleza, la seguridad y salud laboral fuera, en la sombra, causa de más pérdidas que las que se producen por la rebelión del planeta.

Lo que sí me ha sorprendido es la realidad de los datos. 

LOS DATOS DEL MEDIO AMBIENTE

El cambio climático como fenómeno originado a consecuencia de la acción humana y sobre el que actuar, es un concepto reciente. En los años 70 del siglo pasado, era sólo una sospecha dentro del reducido círculo de privilegiados científicos que tenían acceso a tecnología puntera para investigarlo.

El Comité Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPPC) de Naciones Unidas estima que el cambio climático causa anualmente la muerte de más de 150.000 personas(1) como consecuencia de:

  • Fenómenos meteorológicos cada vez más extremos y habituales;
  • Cambios en las temperaturas y los regímenes de lluvia, que influyen en los patrones de transmisión de enfermedades, como las relacionadas con el uso del agua (diarrea o enfermedades contagiadas por vectores, como la malaria);
  • Impacto en los modelos de producción de alimentos, que incrementan los índices de malnutrición;
  • Emisiones de gases de efecto invernadero, cuyo aumento provocará incremento de enfermedades.

El impacto económico del cambio climático se ha calculado en función del coste que supone el aumento de la temperatura del planeta. Se estima que la temperatura del planeta en el año 2100 habrá aumentado entre 1,4ºC y 5,8ºC. Un escenario probable, con un aumento de 4ºC de la temperatura global hasta 2100, supone unas pérdidas equivalentes entre un 1 y un 5% del producto interior bruto mundial(2).

LOS DATOS DE LA SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

Aunque cada día aparecen resultados reveladores sobre todo en el caso de las enfermedades, no hace falta mucha investigación puntera para darse cuenta que si tu trabajo consiste en trabajar la piedra, puedes sufrir un accidente o que aparezca un dolor en las articulaciones de brazos y manos, y que la causa será el trabajo de picar el material con el cincel y el martillo.

Al contrario que ocurre en el caso medio ambiental, la relación causa-efecto en el caso de los accidentes y enfermedades profesionales es una evidencia directa desde que existe el trabajo y regulada desde hace milenios

Los datos más solventes (dentro de la dificultad existente para compilar este tipo de información) estiman que cada año se producen en el mundo unas 2.340.000 muertes como consecuencia del trabajo, la mayoría de las cuales, 2.020.000 aproximadamente, son por enfermedad profesional(3).

Con estos datos, la Organización Internacional del Trabajo calcula que los accidentes y enfermedades profesionales suponen un coste económico del 4% anual del producto interior bruto global. Esto, teniendo en cuenta que la gran mayoría de accidentes y enfermedades profesionales que se producen en el mundo no son reportadas y que más de la mitad de los países no proporcionan estadísticas de siniestralidad laboral(4)

Recopilando datos en una tabla para tener una comparación de un vistazo:

Los datos son autoexplicativos y contrastan con el hecho de que la gran atención mediática y la sensibilidad social va orientada a cuestiones medio ambientales. No sólo en forma de habituales noticias de actualidad y espectaculares documentales sobre la ferocidad de la naturaleza, si no en las grandes declaraciones de los personajes más influyentes de los países y organizaciones más poderosas del mundo, con dos ejemplos máximos:

  1. El presidente de Estados Unidos, Obama dedicando en 2013 uno de los discursos más importantes para su nación a la problemática medio ambiental;
  2. El líder de una organización con más de 1.214.000.000 seguidores en todo el mundo: el Papa Francisco, quien tiene pensado publicar una declaración sobre medio ambiente en forma de encíclica, documento reservado para asuntos realmente importantes y, tras la Constitución Apostólica, el segundo documento más relevante emitido por un papa de la Iglesia Católica.

Los mensajes son importantes, y en este caso, la cuestión climática está siendo más trascendente que la prevención de riesgos. Y por mucho: Las grandes asimetrías entre el medio ambiente y la seguridad y salud.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

(1) World Health Organization, study “Global Climate Change”, cap. 20, Comparative Quantification of Health Risks

(2) IPPC Fourth Assessment Report, 5.7 Costs, benefits and avoided climate impacts at global and regional levels

(3) International Labour Organization, report “The Prevention of Occupational Diseases”, 2013

(4) Global trend according to estimated number of occupational accidents and fatal work-related diseases at region and country level, Päivi Hämäläinena, Kaija Leena Saarela, Jukka Takala, 2009 National Safety Council and Elsevier

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario