Triple golpe al omega-3: ni previene infartos, ni la depresión y se le asocia al cáncer de próstata

Triple golpe al omega-3: ni previene infartos, ni la depresión y se le asocia al cáncer de próstata

Los medicamentos de ácidos grasos omega-3 dejarán de ser autorizados una vez comprobada su ineficacia, según la Agencia Europea del Medicamento
2 Febrero 2019

Los medicamentos de ácidos grasos omega-3 no son efectivos para prevenir problemas del corazón. Dejarán de ser autorizados para este fin una vez  comprobada su ineficacia, afirma en un reciente informe la Agencia Europea del Medicamento. En tan sólo cinco años se ha demostrado el engaño del suplemento nutricional que las empresas de alimentación vendían como un producto inmejorable para la salud. El omega-3 ni previene problemas del corazón y las arterias, ni combate la depresión y, además, un estudio científico lo vincula con el cáncer de próstata.

El  comité de medicamentos humanos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA por sus siglas en inglés) concluye que los medicamentos de ácidos grasos omega-3 no son efectivos para prevenir problemas del corazón y de los vasos sanguíneos en pacientes que han tenido un ataque al corazón. En su última reunión ha llegado a la conclusión, basada en una revisión de los datos acumulados a lo largo de los años, que estos medicamentos ya no serán autorizados para tal uso.

Al varapalo de la EMA se suman otros dos informes demoledores. No hay pruebas suficientes para el uso de suplementos de ácidos grasos omega 3 en el tratamiento de trastornos depresivos, concluyó a finales de 2015 una investigación de Cochrane, la  red global independiente de investigadores, profesionales, pacientes, cuidadores y personas interesadas en la salud. Como adelantó La Celosía, hasta ahora estos suplementos se han recomendado para el tratamiento de estados bajos de ánimo causados por depresión posparto, menopausia o envejecimiento. Una nueva revisión publicada en la Biblioteca Cochrane reunió datos de 26 ensayos aleatorios que incluyeron un total de 1.458 participantes y que analizó la diferencia entre dar un suplemento de Omega 3 en forma de cápsula y un placebo.

El fraude de los suplementos nutricionales

En 2013 un estudio científico  del Fred Hutchinson Cancer Center de Seattle, publicado en el Journal of the National Cancer Institute, dejó en mal lugar a estos suplementos nutricionales, estableciendo una clara relación entre altos niveles de estos ácidos grasos omega 3, especialmente de EPA, DHA y DPA, los tres relacionados con propiedades antiinflamatorias y por consiguiente anticancerígenos y otras de amplio alcance, con el cáncer de próstata. El estudio trabajó con muestras sanguíneas tomadas de 834 pacientes a los que se había diagnosticado con cáncer primario comparándolas con las de 1.393 de próstata y las comparó con las de 1.393 personas que estaban ensayando un estudio de prevención de cáncer mediante la ingesta de Selenio y vitamina E (en el que por cierto se vio un incremento del cáncer de próstata en los que tomaron la vitamina).

Fuente. La Celosía

 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario