Banco femenino, banco más rentable

Banco femenino, banco más rentable

Un estudio sugiere que la diversidad de género mejora los resultados de las entidades financieras, pero solo si en el consejo hay un número suficiente de mujeres y el banco está bien gestionado
7 Noviembre 2018

¿Qué tiene que ver el número de mujeres en el consejo de administración de un banco y sus resultados económicos? Bastante, según sostienen dos investigadoras. Ann Owen, profesora de Economía del Hamilton College de Nueva York, y Judit Temesvary, economista de la Reserva Federal de EE UU, han llegado a la conclusión de que hay una relación positiva entre igualdad y éxito económico, pero solo si se dan determinados requisitos. Esto solo ocurre en bancos bien gestionados y donde haya un determinado nivel de diversidad. Es decir, poco afectaría que una entidad sin ninguna o muy pocas mujeres en la dirección, de repente incluyeran a una nueva.

El pasado mayo, Owen asistió en Londres a una reunión del Banco Central Europeo, la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra en la que se reflexionó sobre el papel de la mujer en las finanzas, los bancos centrales y la economía. Y ahora ella y Temesvary exponen sus conclusiones en el artículo Diversidad de género en los consejos de administración de los bancos y resultados, publicado en el blog del Banco de Inglaterra.

Pero, ¿por qué la relación entre corbatas y faldas que haya en las plantas nobles de una entidad debería afectar a algo tan frío (y asexuado) como las cuentas anuales? Las autoras apuntan varias explicaciones. Las mujeres, en general, tienden a acumular más conocimiento en determinados ámbitos, como los recursos humanos o la experiencia gubernamental. Y por lo tanto, cuanto más paritarios sean los órganos de decisión, más heterogéneas serán las voces de los que mandan; y el proceso de la toma de decisiones será mejor.

La segunda teoría es que las mujeres suelen presentar mayores porcentajes de asistencia a los órganos donde participan que sus colegas varones. Por tanto, un consejo más femenino tendrá un papel más activo, y con mayor presencia, a la hora de ejercer tareas como la de controlar la actividad de los gestores de la compañía. Pero además, la diversidad en sí misma tiene impacto en los resultados económicos, ya que fomenta la creatividad y la productividad. Pero esto solo ocurrirá en el contexto de bancos bien gestionados, donde los costes que conlleve la diversidad —como que haya más conflictos o problemas de coordinación- se minimicen.

La condición que establece el texto —la de partir de un determinado nivel de feminización de los órganos de decisión— se basa en análisis previos que explican cómo el comportamiento de las mujeres en puestos de liderazgo varía en función de si están solas o acompañadas por otras. Así, un estudio de 2014 muestra que las mujeres tienden a expresar más opiniones cuanto mayor sea el porcentaje de mujeres en el grupo.

Para hacer este trabajo, las autoras analizaron datos de 87 entidades financieras estadounidenses de 1999 a 2015. En este periodo, el porcentaje de mujeres en los consejos aumentó, pero seguía en el último año por debajo del 20%. Además, según los datos de Owen y Temesvary, los bancos comerciales estadounidenses tienen una importante presencia femenina, pero solo en las partes más bajas de la escala laboral. El porcentaje de mujeres llega al 56,7% si se analiza el número total de empleados. Este desciende al 48% al referirse a los gerentes de niveles medios o bajos, y se reduce al 30,8% cuando engloba solo a los ejecutivos de más alto rango.

Para medir la mejora en los resultados, las dos economistas tuvieron en cuenta distintas variables de las entidades, como la ratio entre ingresos y gastos, el rendimiento de sus activos, la ratio de Sharpe (un indicador que mide el rendimiento de una inversión de riesgo) o la evolución de su valor en Bolsa. Para identificar los efectos benéficos de un consejo igualitario, se analizaron dos de sus funciones más importantes: el control que ejerce sobre los mandos ejecutivos del banco y la asesoría estratégica que ofrece.

Las autoras concluyen que en los consejos más equilibrados entre hombres y mujeres suele haber menos riesgo de que los reguladores tomen acciones contra la compañía por algún incumplimiento, lo que sugiere que, cuánto más diversidad haya, mejor se controlará la gestión. Además, los buenos efectos de esta presencia se dejaron notar aún más durante los años de la crisis.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Eduardo Núñez

Imagínense que el titular de este articulo fuera el siguiente:
Banco masculino, banco más rentable.
Un estudio sugiere que la diversidad de género mejora los resultados de las entidades financieras, pero solo si en el consejo hay un número suficiente de hombres y el banco está bien gestionado.
¿Qué pasaría? Que le lloverian las denuncias por sexismo, machismo, etc, etc, pero decir la bobada politicamente correcta que han dicho no se considera sexista ni discriminatorio, pese a que lo es claramente. Discriminatorio para los hombres , pero eso no importa, por lo visto. ¿Y qué tal si se pidiese también que hubiera obreros en el consejo? A lo mejor también seria positivo que hubiera trabajadores en el Consejo, ¿no creen?

Imagen de Mario Sánchez Quintana

Es un trabajo muy importante dado que el ser humano tiene dos formas: lo femenino y lo masculino que tienen una función complementaria y no de rivalidad. Ambos seres aportan lo suyo para perfeccionar al hombre y sus dos formas.

Añadir nuevo comentario