¿Y si un algoritmo te recomendara qué trabajo te conviene más?

¿Y si un algoritmo te recomendara qué trabajo te conviene más?

La firma californiana Cornerstone OnDemand aplica el 'machine learning' para personalizar la formación de los trabajadores y detectar los puestos en los que mejor encajan
10 Octubre 2018

 El aprendizaje automático (machine learning) no deja de conquistar nuevos territorios. El área de los recursos humanos, al que últimamente se prefiere llamar gestión de personas, no es ajeno a esta tendencia. Algunas compañías ya están empleando la última tecnología en mejorar sus herramientas. Es el caso de la firma californiana Cornerstone OnDemand, fundada en 1999 y especializada en aplicaciones de cloud computing para la gestión humana. Más de 33,5 millones de trabajadores de todo el mundo usan sus soluciones, la mayoría de ellos dentro de empresas de 500 o más trabajadores.

“Netflix me recomienda películas y series a partir de mis gustos concretos. Su oferta es personalizada, y eso el cliente lo valora; hace falta hacer lo mismo con los recursos humanos”, explica Vincent Belliveau (Montreal, Canadá, 1975), vicepresidente ejecutivo de la compañía y director general de la región EMEA. “Los empleados esperan tener una experiencia moderna en las empresas en las que trabajan. Hemos desarrollado un sistema, que llamamos learning experience platform, que recomienda cursos de formación teniendo en cuenta tu perfil, tu experiencia laboral y tus intereses”, explica el canadiense en un castellano perfecto.

Pongamos que el empleado en cuestión es licenciado en Administración y Dirección de empresas y trabaja en el departamento de marketing. El algoritmo de Cornerstone OnDemand tendrá en cuenta esa información, además de los años que lleva en el puesto, las peculiaridades de su trabajo, las posiciones que ha ocupado anteriormente y los intereses que ha manifestado a través de encuestas o actividades corporativas. El resultado será un abanico jerarquizado de los cursos que, a priori, más le interesarán.

La herramienta de la firma estadounidense también busca apuntalar la promoción interna de la plantilla. “El sistema detecta los puestos que pueden ser interesantes para cada empleado dentro de la organización basándose en los datos que tiene sobre el candidato”, explica Belliveau. También se tiene en cuenta qué han hecho históricamente las personas que ocuparon el mismo puesto que el interesado (por ejemplo, pasar de analista junior a senior). Con esa información se presentan itinerarios a los usuarios. “El sistema te recomienda entonces qué tipo de formación te conviene más para cada posible puesto al que aspires”, ilustra.

Por supuesto, estas aplicaciones son útiles desde el otro lado, es decir, para los gestores de recursos humanos. “La empresa incentiva a través de estos métodos la formación del trabajador, que puede seguir de forma precisa. También permite detectar los perfiles más adecuados para nuevos puestos que se abran”, indica el ejecutivo. Así, por ejemplo, si se quiere abrir una oficina en Nueva York, el sistema puede buscar empleados que hablen inglés perfectamente, que hayan manifestado su intención de cambiar de país y que tengan potencial para llevar a cabo ese trabajo. “Por supuesto, la última decisión es del gestor, pero contar con estos datos ayuda mucho a acertar”, asegura Belliveau.

  • La obsesión por retener al empleado

El desarrollo de aplicaciones como esta es consecuencia del uso intensivo de las nuevas tecnologías en todos los procesos. Pero también son el fruto del nuevo rumbo que está adoptando la gestión de recursos humanos. “Hace 20 años nos centrábamos en temas más administrativos: se buscaba evaluar el desempeño del trabajador y la búsqueda de formas de mejorarlo. Entre los años 90 y los 2000 el foco se pasó a la gestión del talento: cómo atraer a los mejores y darles una buena perspectiva de carrera. En los últimos tiempos, con la transformación digital, la idea es que la plantilla sea capaz de acompañar y potenciar ese cambio”, resume Belliveau.

Ocurre, además, que la propia dinámica del mercado laboral y el auge de la economía digital han contribuido a que los profesionales pasen cada vez menos años en un mismo empleo. “Tenemos muchos estudios realizados a partir de preguntas a consejeros delegados que concluyen que la atracción y retención del talento es una de las principales prioridades de los ejecutivos”, explica. De ahí ese renovado interés por agradar al trabajador, por ponerle las cosas fáciles y mostrarle el camino a moverse dentro de la propia compañía. Por supuesto, todas las aplicaciones relacionadas con la formación son accesibles desde el móvil, de manera que el interesado pueda usarlas mientras va en el metro o espera el autobús.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario