Nace un nuevo perfil directivo ligado a la innovación abierta

Nace un nuevo perfil directivo ligado a la innovación abierta

Director de Open Innovation y Corporate Venturing, el nuevo perfil que buscan las empresas españolas
24 Agosto 2018

 La innovación tiene su repercusión en términos de beneficios económicos y de competitividad para las empresas. Quizás por ello, en la última década, ya son muchas las organizaciones que han incorporado en su estrategia el Open Innovation (Innovación Abierta) y el Corporate Venturing, una nueva forma de emprendimiento corporativo que las compañías adopran a fin de dinamizar los procesos de innovación mediante la conexión directa con emprendedores y startups, lo que les permite captar talento, tecnología y nuevos modelos de negocio.

Según datos de Boston Consulting Group revelan, el ROI de las empresas que utilizan Corporate Venturing en sus procesos de I+D es de un 2,6% superior a la media. No obstante, en España todavía es un proceso muy novedoso, aunque en Estados Unidos más del 57% de las empresas ya lo han incorporado. Por esta razón, son muchas las compañías españolas que están demando un nuevo perfil de experto en esta materia: el nuevo director de Corporate Venturing y Open Innovation.

“Las empresas españolas exigen un nuevo perfil de directivo que lleve a cabo este emprendimiento corporativo de innovación abierta, alguien con un curriculum complejo, un perfil sofisticado y escaso en España”, explica Isabel Martinez-Monche, directora general de estrategia de negocio de BeRepublic.

Además, según la experta, tiene que tener características muy concretas como “visión de negocio amplia y con creatividad para pensar nuevas soluciones, fuerte capacidad analítica para tomar decisiones cuantitativas, conocimiento de la gran empresa, alta capacidad de aprendizaje y adaptación a situaciones cambiantes e inesperadas, experiencia a vivir con la incertidumbre y ser completamente autónomo hasta conseguir los apoyos necesarios”.

En esta línea, aunque hay mucha variedad de este perfil, y que “depende del propio candidato y de la experiencia que tenga”, el nuevo cargo directivo puede llegar a cobrar un sueldo de entre 100.000 y 200.000 euros, con bonos que pueden llegar al 100% del sueldo y, en algunos casos, pude incluir “phantom shares y stock options” (sistemas de retribución variable), aunque variará según “lo estratégica que sea la división, lo que implica el nivel de inversión de la empresa, la estrategia escogida y la complejidad del sector en base al nivel de disrupción, ya que no es lo mismo en automoción, donde la disrupción es alta, que en gran consumo, donde es baja”, matizan desde BeRepublic.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario