Rechazan la demanda por amianto del hombre que pidió guardar sus pulmones

Rechazan la demanda por amianto del hombre que pidió guardar sus pulmones

La jueza desestima el informe de un hospital santanderino que demuestra que el trabajador inhaló el material
11 Julio 2018

La magistrada del Juzgado de lo Social nº 2 de San Sebastián ha desestimado la demanda de la familia de Celestino Tolosa -trabajador supuestamente afectado por el amianto- porque el informe del Hospital de Valdecilla de Santander, que demostraba que sus pulmones contenían asbestosis después de inhalar el material en su puesto de trabajo, «no aporta más pruebas o datos que desvirtúen el diagnóstico dado hasta entonces por los especialistas médicos». De esta manera, no da lugar a reclamar las prestaciones por enfermedad profesional que requerían tanto su viuda como su hija, señala la sentencia de la jueza.

Celestino Tolosa, trabajador de la CAF de Irun, falleció tras un trasplante fallido en 2008. Hasta entonces los especialistas médicos le habían diagnosticado de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), pero un informe del hospital santanderino demostraba diez años después que Tolosa había inhalado amianto después de que se mandaran a analizar los pulmones que el fallecido pidió guardar. Por todo ello, la familia solicitó impugnar la resolución del Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) que imputaba enfermedad común y no enfermedad profesional. La resolución ha sido un jarro de agua fría. Otsanda Tolosa, hija de Celestino, se muestra decepcionada con la sentencia porque «nunca antes pudo ser diagnosticado, ya que no le realizaron las pruebas pertinentes. Es evidente que los profesionales anteriores erraron en el diagnóstico».

Desde la asociación de afectados por el Amianto de Euskadi, Asviamie, también muestran su rechazo a la sentencia. «Es un informe de un hospital público y lo ha emitido el propio médico que realizó el trasplante, con lo cual está por encima de cualquier pericial de parte», denuncian. Al fallo le cabe recurso en el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). Un camino que va a seguir la familia «porque tenemos la certeza en la mano».

Fuente: Diariovasco

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario