Un alcalde, investigado por un delito de lesiones producidas por un accidente laboral de un trabajador municipal que quedó incapacitado

Un alcalde, investigado por un delito de lesiones producidas por un accidente laboral de un trabajador municipal que quedó incapacitado

Según el Ayuntamiento, la Corporación “tenía y tiene contratado, tal como exige la normativa, un servicio de prevención de riesgos laborales a los efectos de encargarse de todas las cuestiones en materia de seguridad y salud en el trabajo”
26 Abril 2018

El alcalde de Miño, Ricardo Sánchez Oroza, ha sido citado a declarar, en calidad de investigado, en el Juzgado de Instrucción número 1 de Betanzos por un delito de lesiones. El denunciante es un trabajador municipal, al que se le ha concedido la incapacidad permanente después de sufrir un accidente laboral en agosto del 2016 por el que denuncia al regidor. El hombre, que quedó grave y sufrió numerosas secuelas, se cayó de una escalera mientras estaba realizando una poda para facilitar la instalación de una feria de comida días más tarde.

El Concello de Miño, según se indicó, cuenta con una empresa que se ocupa del mantenimiento de las zonas verdes, pero en este caso se optó por requerir al trabajador municipal que eliminara unas ramas que molestaban.

Inspección de Trabajo realizó un informe sobre el suceso y consideró que se habían incumplido las medidas de seguridad para realizar esa actividad, por lo que impuso al Concello de Miño una sanción y un recargo del 50 % sobre cómo se valora el cobro de la base de cotización en caso de siniestro. El alcalde está imputado como máximo responsable de la entidad para la que trabaja el operario, al que se responsabiliza, como sucedería con una empresa, de la vigilancia de que se cumplan todas las medidas de seguridad. 

«Carece de responsabilidad»

Desde el Concello se reconoció ayer que el alcalde ha sido llamado a declarar en relación al accidente laboral de un trabajador municipal ante la investigación abierta al respecto y remarca que «tiene como origen exclusivamente la denuncia de dicho trabajador municipal del Concello de Miño», pero puntualiza que el regidor «carece de toda responsabilidad en este siniestro como se comprobará de forma inequívoca en la declaración del próximo 2 de abril».

Asimismo, se indica que diariamente desde el consistorio miñés se dan «cientos de órdenes por parte del gobierno local, como es evidente, el modo en que cada uno de esos mandatos son ejecutados de forma correcta no corresponde al alcalde».

Además, se indica que el Concello tenía y tiene contratado, tal como exige la normativa, un servicio de prevención de riesgos laborales a los efectos de encargarse de todas las cuestiones en materia de seguridad y salud en el trabajo.

Fuente. La Voz de Galicia

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario