Las organizaciones de consumidores exigen medidas para terminar con la falsedad nutricional en alimentos poco saludables

Las organizaciones de consumidores exigen medidas para terminar con la falsedad nutricional en alimentos poco saludables

La Organización Europea de Consumidores afirma que se engaña a los consumidores sobre el contenido nutricional real de los alimentos que compran
16 Marzo 2018

La Organización Europea de Consumidores (BEUC) y sus organizaciones miembros de 11 países, entre los que se encuentra la española Organización de Consumidores y Usuarios (OCU),  denuncian el fracaso de la Comisión Europea para frenar las declaraciones falsas sobre los contenidos nutricionales en alimentos poco saludables  que hacen algunos fabricantes. Le exigen a la CE que tome medidas inmediatas. La patronal europea de alimentación y bebidas FoodDrinkEurope pide un enfoque pragmático para evaluar si los fabricantes pueden cumplir o no los requisitos de etiquetado y si aportan o no un valor añadido al consumidor.

“Es común ver alimentos y bebidas cargados de azúcar, sal o grasa con afirmaciones nutricionales como ‘alto en fibras’, ‘vitaminas B’ o declaraciones de propiedades saludables como “aumenta el sistema inmunológico”. Ver un ejemplo en la imagen adjunta.

Esos mensajes dan un halo saludable a los productos no saludables y engañan a los consumidores sobre el contenido nutricional real de los alimentos que compran”, señala BEUC en un comunicado.

Nueve años de prácticas inaceptables

Para detener estas prácticas inaceptables, hace nueve años, la Comisión Europea debía publicar criterios, llamados ‘perfiles de nutrientes’. Estos umbrales máximos actuarían como filtros para evitar que los alimentos poco saludables exhiban afirmaciones falsas. Sin embargo, la publicación de esos perfiles aún no ha sucedido. BEUC pide a la UE que actúe ahora para evitar celebrar un retraso de 10 años en enero de 2019.

BEUC muestra ejemplos de la vida real que sus organizaciones miembro han recopilado en 11 países: Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Alemania, Italia, Noruega, Portugal, Eslovenia, España y Suiza. La Organización Europea de Consumidores revela también afirmaciones dudosas que sus miembros han encontrado en bebidas en polvo en toda Europa.

La patronal europea de alimentación y bebidas FoodDrinkEurope exige un enfoque pragmático para evaluar si los fabricantes pueden cumplir o no los requisitos de etiquetado y si aportan o no un valor añadido al consumidor. De forma voluntaria sus miembros se comprometen a implementar Ingestas de referencia (RI) que proporcionan información nutricional por porción (además de la proporcionada por 100 g/ml en la declaración nutricional).

Tomar decisiones informadas

Los valores de RI se han desarrollado para energía, proteínas, carbohidratos, grasas, grasas saturadas, fibra y sodio (sal). Los consumidores pueden usarlos para tomar decisiones informadas sobre los alimentos, lo que es posible gracias a una mejor comprensión de la cantidad de estos nutrientes que existe en una porción y cuánto representa esto en relación con la ingesta dietética diaria.

FoodDrinkEurope asegura que respalda las normas de la UE en materia de declaraciones nutricionales y de propiedades saludables, cuyo objetivo es desarrollar una lista armonizada y aprobada de reclamaciones de ámbito europeo. “Esto debería crear un campo de juego nivelado en el cual los fabricantes de alimentos puedan innovar y competir, a la vez que brinden beneficios al consumidor. La industria ahora está buscando cómo implementar estas reglas y pide una mayor claridad, respaldada por la seguridad jurídica, en esta ciencia nueva y emergente que puede traer beneficios significativos para la salud pública”, afirma la patronal en su web.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario