Científicos estadounidenses muestran que la energía eólica en aguas profundas puede cubrir la demanda energética del planeta

Científicos estadounidenses muestran que la energía eólica en aguas profundas puede cubrir la demanda energética del planeta

Los vientos del Atlántico Norte permiten triplicar el rendimiento energético de los mejores parques eólicos terrestres
30 Diciembre 2017

Dos investigadores, Anna Possner y Ken Caldeira, de Carnegie Institution for Science, han publicado un trabajo en la revista oficial de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos en el que modelan el desarrollo de la generación de energía eólica en aguas profundas, certificando que merece la pena explorar esta vía ya que consideran que es plenamente factible, especialmente en el Atlántico Norte, donde las palas no ralentizarían tanto los vientos, y se obtendría una eficacia energética muy superior a la de los parques eólicos tierra adentro.

La velocidad de los vientos en mar muy abierto de aguas profundas son más altas que las de tierra, un fenómeno que por simplificar se aprecia en los huracanes, formados en el mar. En teoría, las turbinas de los aerogeneradores eólicos podrían generar cinco veces más energía que las de los aerogeneradores eólicos de tierra, pero no se sabía, hasta el estudio publicado ahora, si esos vientos marinos más veloces podían de hecho ser convertidos en cantidades más elevadas de electricidad.

La mayoría de la energía capturada en los parques eólicos se genera arriba en la atmósfera y luego se transporta a la superficie donde las turbinas extraen esa energía. Otros estudios habían estimado que hay un máximo grado de generación de electricidad en los parques eólicos terrestres, concluyendo que esta capacidad máxima de extracción de energía está limitado y condicionado por la velocidad a la cual la energía es transportada abajo desde los vientos altos.

Los investigadores Caldeira y Possner han comparado con herramientas de modelización la productividad de parques eólicos de Kansas con masivos  parques teóricos en mar abierto y han descubierto que en algunas áreas, situadas en el Atlántico Norte, los parques en aguas profundas generan como mínimo tres veces más energía que los de tierra.

El rendimiento en invierno es colosal

Aunque no existe todavía ningún parque eólico a gran escala en aguas profundas, los resultados de este estudio respaldan el desarrollo de la tecnología eólica para aguas profundas, incluso con el hándicap de que variará mucho su rendimiento según la estación. En invierno la eficacia de los parques del Atlántico Norte es brutal, pudiendo, según estos investigadores, suministrar energía suficiente para cubrir la actual necesidad energética mundial.

Sin embargo, en verano, estos parques bajan su eficacia, aunque todavía ésta sería muy alta, pudiendo generar suficiente electricidad como para suplir de corriente a toda Europa o Estados Unidos. La gran aportación del estudio es que se ha podido constatar en parques gigantes oceánicos modelados teóricamente que son capaces de beneficiarse de la energía de muchos más vientos de la atmósfera, mientras que los enclavados en tierra están limitados a los recursos de vientos cercanos a la superficie.

Adjuntamos el texto completo del artículo

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario