Tres claves para ser un mejor jefe

Tres claves para ser un mejor jefe

Si los empleados aprenden a tomar buenas decisiones, el jefe será más productivo
14 Diciembre 2015

La clave para delegar con éxito es enseñar a los miembros del equipo a tomar decisiones en situaciones críticas. Así se pone de relieve en el informe 'How to be a better boss' (Cómo ser un mejor jefe), elaborado por la consultora estratégica, Bain & Company.

Según este informe, si los empleados aprenden a tomar buenas decisiones, de manera rápida y efectiva, van a encontrar su trabajo mucho más satisfactorio, y, además, el jefe será más productivo, ya que no todas las decisiones dependerán de él.

El problema es que no todo el mundo tiene los mismos criterios de decisión, y es posible que los empleados actúen demasiado rápido, sin pensar en todas las posibles opciones y consecuencias, o puede que desvíen la responsabilidad a otra persona, a menudo su jefe, al que se le pide que les diga lo que tienen que hacer, pero no “por qué”.

Para que el proceso de toma de decisiones sea efectivo, Bain & Company recomienda a los jefes y directivos de empresa tener en cuenta los siguientes puntos:

1) Trabajar con el equipo para identificar las decisiones más importantes. Cada área dentro de una organización debe tomar decisiones críticas. Algunas son grandes decisiones estratégicas, como, por ejemplo, asignar el presupuesto de marketing, y otras son decisiones cotidianas, como la forma de actuar ante solicitudes de servicio al cliente.
Lo idóneo es hacer una lista de todas las decisiones que deben tomarse y, a continuación, resumir la lista determinando cuáles son las que tienen más valor y requieren más atención. Éstas son en las que hay que centrarse para que la empresa tenga éxito.

2) Como grupo, evaluar cómo se ejecutan las decisiones. ¿Las decisiones se toman conjuntamente o de manera individual?, ¿Qué tipo de información es necesaria antes de tomar una decisión? Los encargados de tomar las decisiones ¿obtienen esta información en el momento adecuado? Una buena manera de responder a estas preguntas es evaluar cada parte del proceso de decisión. El siguiente paso es definir el papel que desempeña cada uno a la hora de tomar la decisión. Está el responsable de tomar la decisión y aquellos que la pondrán en marcha.

3) Enseñar al equipo buenas disciplinas de decisión. Enseñar el “oficio de tomar las decisiones” supone una inversión de tiempo importante. Como jefe, hay que tener un comportamiento adecuado y tomar las decisiones correctas, ya que, si quieres que tus trabajadores actúen de una determinada manera, debes predicar con el ejemplo.

Fuente: RRHHpress

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario