El papel de los líderes en la Comunicación Interna

El papel de los líderes en la Comunicación Interna

El conocimiento de la organización se construye diariamente a través de la experiencia y los procesos de comunicación que se establecen entre los colaboradores, tanto para el líder como sus pares y los equipos de trabajo que lideran.
18 Marzo 2017

Todos en algún momento nos hemos percatado que nuestra organización tiene un proceso de comunicación y marketing efectivo para sus públicos externos, en especial en la experiencia del cliente con el producto o servicio que ofrecemos. A estas alturas se sabe que la comunicación interna es un proceso que a largo plazo y con el apoyo de la Alta Gerencia siembra las semillas necesarias para trabajar la motivación y desempeño de los colaboradores; sin embargo, el reto de la comunicación inicia cuando la Alta Gerencia y los líderes de la organización desean resultados a corto plazo, y por supuesto que así debe ser. La realidad organizacional actual exige que las organizaciones sean proactivas para trabajar un proceso como la comunicación interna en un camino de dos vías, a largo plazo y corto plazo, éste último enfocado en los líderes de la organización.

¿Cuál es el reto?, Alejandro Formanchuk planteaba tres situaciones: El líder no puede, no sabe y no quiere. En el caso de las dos primeras existen herramientas que la comunicación interna provee a la organización para despertar habilidades de liderazgo, pero ¿y si no quiere?

¿Qué papel desempeña un líder?

1. Es una persona de confianza donde depositar miedos y dudas

Como líder tienes una responsabilidad muy importante: capacidad para resolver los problemas o dudas de tu equipo de trabajo. Cuando tu equipo no sienta el apoyo deseado, ¿dónde o con quién crees que podrían acudir entonces?.

2. Sabe escuchar a sus colaboradores y no a tomarse la situación como personal

El verdadero líder motiva a sus colaboradores a ser incluso mejores que él. Los desacuerdos y las situaciones que se presenten en el torbellino laboral diario no deben ser tomadas como personales. Aquí predomina tu capacidad de escuchar y encontrar soluciones, pero no para mañana o en un mes, ¡debes ser efectivo!.

3. Logra la sinergia entre los distintos procesos evitando el reproceso en los equipos de trabajo

¿No te ha pasado que siempre piensas que el problema radica en otros procesos o la comunicación con otros líderes? Los inconvenientes siempre existen pero señalar no ayuda tampoco. Tu equipo de trabajo merece evitar el reproceso quizás por la falta de coordinación por lo que debes ser oportuno, planificador y en especial asertivo en las comunicaciones oficiales. ¿Hay otros trabajando en algún proyecto que estés emprendiendo? ¿Lo has comunicado? No basta con decirlo o escribirlo una vez, si ha de ser necesario reitera la importancia de la sinergia en la actividad en concreto que están realizando para alcanzar la meta que se han trazado evitando hacer lo mismo dos veces. Créelo, es algo muy común en la realidad organizacional actual.

4. Comprende que la planificación de las comunicaciones internas no da cabida a lo espontáneo

La comunicación interna no es un lujo, y eso lo sabes si manejas a un equipo de colaboradores, o más bien de personas. Tú eres el responsable de la experiencia de tus clientes internos, eres ese motivador que necesitan para saber que tienen alguien que los respalda. La planificación de la comunicación interna donde se establecen canales y formas para la transmisión de información debe ser tomada en serio para no dar cabida a los ruidos o malentendidos en la operación y motivación de tu equipo de trabajo. En reuniones gerenciales se habla de la gestión de la empresa, ¿has bajado esa información a tu equipo? Ellos también necesitan saberlo para ofrecer los resultados esperados.

5. Sabe comunicar y coordinar efectivamente a sus equipos de trabajo

Los líderes deben ser formados para comunicar y escuchar bien, ¿No hay tiempo o no puedes? Eso piensan muchos líderes pero ¿cómo puedes alcanzar una meta y exigir resultados si tu equipo no sabe y tampoco tiene tiempo para escucharlas? Comunica, coordina y sé asertivo y los resultados hablarán por ti.

6. Involucra a los colaboradores en el proceso estratégico para incentivar la innovación y el cambio

Que hay una planificación estratégica donde la organización plantea los objetivos que desea alcanzar en un tiempo determinado, y tu participaste, ¡Excelente! Ahora, ¿la conoce tu equipo de trabajo? ¿Participó aportándote ideas que tu nunca consideraste? ¿Sabe tu equipo qué objetivos financieros, operacionales o de mercadeo tu empresa desea alcanzar? Las grandes ideas están ahí y tienes que estar dispuesto a escucharlas. La planeación existe y ahora es tu responsabilidad comunicarla. Quieres resultados y tu jefe los espera, entonces todas las semanas recuérdalas y muéstrale a tu equipo cómo están contribuyendo para lograrla. Si necesitas un tablero, un corcho o una herramienta para hacerlo, entonces hazlo. La creatividad y lo espontáneo aquí si es válido, tu equipo de trabajo mejorará si saben y escuchan de ti que son importantes para los objetivos de la organización.

7. Incentiva que los empleados se concentren en una o dos metas considerablemente importantes

Siempre hay buenas ideas y siempre debemos escoger las realmente importantes. La responsabilidad aquí radica que si tienes metas entonces debes compartirlas y debatirlas con tu equipo de trabajo. Siempre el trabajo diario consume casi toda la energía pero si hay metas por alcanzar, incentivas y supervisas que diariamente se realicen, entonces tendrás un equipo efectivo e informado para lograrlo.

8. Transmite y recibe el feedback para escalar la información relevante a la Alta Gerencia

La Alta Gerencia tiene la responsabilidad de exigirte resultados y ofrecerte las herramientas para alcanzarlas. Esa información seguramente ya la transmitiste a tu equipo de trabajo. En ese sentido, ¿el feedback que recibiste de tu equipo de trabajo y sus apreciaciones las conoce ahora la Alta Gerencia? Eres el facilitador de construir una experiencia agradable de vida laboral para las personas que tienes a cargo, si sabes que los necesitas, ¡No lo dejes ir! Comunica siempre para escalar los triunfos, piedras y dudas a la Alta Gerencia. Si no te escuchan, tranquilo, ya está el precedente.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario