Más de la mitad de los automovilistas incumplen las normas de conducción

Más de la mitad de los automovilistas incumplen las normas de conducción

El 55% de los automovilistas no respeta los ceda el paso ni la distancia de seguridad
30 Abril 2016

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha trazado el mapa de los pecados capitales de los conductores españoles en un informe en el que destaca que más de la mitad de los usuarios reconoce no respetar los ceda el paso ni la distancia de seguridad con el vehículo que los precede. La encuesta, que recoge el testimonio de 662 automovilistas, establece que el 55% no siempre respeta las indicaciones de ceda el paso; el 53% no guarda la necesaria distancia de seguridad, y el 45% admite sobrepasar los límites de velocidad en 20 km/h.

En proporciones parecidas se sitúan comer o beber al volante (44%), conducir muy cansado (41%) y no mirar por el espejo retrovisor (39%), seguido de adelantar por la derecha (32%), no señalizar las maniobras propias (30%) y conducir bajo los efectos de medicamentos (28%). Naturalmente, los encuestados reconocen en mucha menor medida comportamientos muy peligrosos como enviar mensajes con el móvil mientras se conduce (22%), hablar por teléfono (12%), conducir bebido (12%) y navegar por internet mientras se está al volante (6%). Únicamente el 4% de los entrevistados admite no utilizar el cinturón de seguridad. El estudio de la OCU indica además que el 20% de los sondeados no cree necesario hacer uso del cinturón en todo momento, o del casco si se viaja en moto, y gran parte reconoce que los utiliza sólo para evitar las sanciones correspondientes.

Los conductores españoles consideran que, de entre todas las fuentes de distracción, la más peligrosa es usar el móvil, según el 83% de las respuestas. A mucha distancia aparecen conducir bajo los efectos del alcohol (38%), hacerlo de manera agresiva (29%) y superar los límites de velocidad (26%). La gran mayoría de los encuestados cree que la única manera de atajar los malos hábitos al volante consiste en sancionarlos con dureza, especialmente si se trata de multar a personas que llevan un coche bajo los efectos del alcohol o las drogas. El 60% es partidario de endurecer el castigo en estos casos, por un 28% que opina lo contrario y un 12% que no tiene un criterio formado al respecto.

La muestra se presenta dividida en lo referente a reducir los límites de velocidad: el 37% lo percibe como una medida necesaria mientras que el 43% se pronuncia en contra y un 20% no sabe o no contesta. Otro tanto ocurre con la sugerencia de la encuesta de instalar más radares, porque el 41% lo ve con buenos ojos y el 40% no quiere ni oír hablar del asunto. Más del 55% de los sondeados recibiría de forma favorable la presencia de más vigilancia policial en las carreteras, por un 24% que prefiere que las cosas sigan como están. Por último, el 52% de los conductores echa en falta más campañas informativas de educación vial, el 23% considera que son suficientes las que hay y un 25% no tiene una opinión sobre ello. El informe consigna que el 59% de los accidentes que tienen lugar en nuestro país ocurren en tráfico urbano, el 17% en carreteras nacionales y secundarias, el 13% en autopistas y autovías y el 11% en las circunvalaciones de las ciudades.

Fuente: Llobregatmotor

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de María S

Tampoco se respetan en la mayoría de los casos los pasos de cebra, si llevas un niño de la mano todavía parece que se cortan un poco y paran, pero si no, poco menos que tienes que lanzarte y confiar en que frenarán a tiempo. Incluso en semáforos estando ya verde para los peatones, quienes están justo poniendo el pie en la calzada para cruzar, se saltan el semáforo a la carrera: yo nunca cruzo ni en verde, hasta que los coches se han parado.

Añadir nuevo comentario