Más accidentes mortales en las obras del Mundial de Brasil

Más accidentes mortales en las obras del Mundial de Brasil

La repetición de accidentes siembra dudas sobre la seguridad
28 Diciembre 2013

~~A seis meses del inicio de la Copa del Mundo en Brasil, el torneo ya se ha cobrado su sexta víctima por obras relacionadas con el Mundial. El sábado, 14 de diciembre, dos obreros murieron, con un intervalo de cinco horas, en circunstancias aún sin esclarecer en Manaos, capital del Estado de Amazonas (norte del país), sembrando dudas sobre las condiciones de seguridad y de trabajo en las labores de infraestructura, a medida que el calendario para la finalización de las obras se va acercando.
La primera víctima del día, que trabajaba en plena madrugada en el Arena Amazonia, que recibirá a las selecciones de Italia y de Inglaterra, fue Marcleudo de Melo Ferreira, de 22 años. El joven murió al caer desde una altura de 35 metros cuando trabajaba en la instalación de reflectores en el estadio. Después del accidente, el Ministerio Público de Trabajo paralizó este domingo las obras. Andrade Gutierrez, constructora encargada del acondicionamiento del recinto, lamentó los hechos y aseguró que se había prestado asistencia a los familiares de la víctima. La empresa también declaró haber abierto una investigación interna para esclarecer las causas de la caída.
Por la mañana, a las 9 h., José Antônio da Silva Nacimiento, de 49 años, murió al sufrir un infarto. El incidente ocurrió cuando se subió a un contenedor con restos de la obra para asfaltar los alrededores del Centro de Convenciones de Amazonas, que será usado por la Fifa como local de encuentro y de reunión de las delegaciones en Manaos.  El Samu (Servicio de Atención Móvil de Emergencia)  acudió a la llamada, pero cuando llegó al lugar, Da Silva ya había muerto. El centro de convenciones está al lado del Arena Amazonia. Los trabajos, en pleno sábado, se deben al calendario apretado de la Copa.
Un tercer obrero ya había muerto en la capital del Amazonas, en marzo de este año, al caer desde una altura de cerca de cinco metros, también en la Arena Amazonia. El balance de víctimas fatales en el Mundial no solo llega a Manaos, ya que también ha habido muertos en São Paulo y la capital federal, Brasilia.
El 27 de noviembre, la caída de una grúa causó la muerte de dos trabajadores en el Arena Corinthians, estadio escogido para la apertura de la Copa del Mundo, en São Paulo. Y en Brasilia, otro obrero se despeño en junio de 2012 desde una altura de 30 metros, el punto más alto del estadio Mané Garrincha.
En el caso de São Paulo, el Ministerio Público de Trabajo afirmó en diciembre que el conductor de la grúa había trabajado sin descanso durante 18 días. Después del accidente, la Fifa emitió un comunicado en el que afirmaba que la seguridad de los trabajadores era la “prioridad máxima” de la entidad, del comité organizador local y del Gobierno federal.
A pesar de que el ritmo de las obras ha aumentado con la cercanía de las fechas del torneo, los problemas de seguridad de los trabajadores se conocen al menos desde octubre. Ese mes, el Ministerio Público de Trabajo consiguió en los tribunales el embargo de las obras en la Arena de la Bajada, en Curitiba, en Paraná (sur del país), donde jugarán equipos como España y Australia. La prohibición estuvo motivada por irregularidades como la falta de señalización de la cantera de obras y de iluminación nocturna adecuada.
Manaos también fue escenario de episodios inusitados durante las obras. Según el Sindicato Nacional de Arquitectura y de Ingeniería (Sinaenco), un ataque de abejas hizo que seis obreros de la Arena Amazônia acabaran en el hospital el 12 de diciembre, pero sin que se temiera por su vida.
La Arena albergará cuatro partidos, todos en la primera fase. Entre ellos, el partido entre dos campeones del mundo, Inglaterra e Italia, el 14 de junio.
El entrenador inglés, Roy Hogdson, ya creó polémica cuando dijo que preferiria estar en el grupo de la muerte que jugar en la ciudad, conocida por su clima caliente y húmedo. Al final, le tocaron las dos cosas ya que su equipo acabó quedando en la misma eliminatoria que Italia y Uruguay, además de Costa Rica.
El recinto de Manaos es el más polémico de los 12 estadios que Brasil está construyendo o reformando para el Mundial, informa FELIPE VANINI. Con una media de público de cerca de 800 personas en el campeonato regional, el Estado de Amazonas no tiene tradición deportiva y Sabino Marques, del Tribunal de Justicia amazonense, llegó a sugerir que el espacio del Arena Amazônia sirva también para albergar presos comunes después de la Copa. Y, entre las obras programadas, algunas solo están listas después del Mundial.

Fuente: El País
 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario