Los juzgados españoles, en un nivel peligroso de seguridad y salud

Los juzgados españoles, en un nivel peligroso de seguridad y salud

En algunos casos ha tenido que intervenir la Inspección de Trabajo
23 Diciembre 2014

Cuartos de baño convertidos en almacén de pruebas, estanterías vencidas por el peso de los sumarios, goteras en sótanos... El estado de abandono de los juzgados españoles no es exclusivo de las sedes pequeñas, sino que se ha convertido en una lacra generalizada, acrecentada por la crisis económica y la falta de inversión pública. El Foro Judicial Independiente, la asociación de magistrados más joven, ha iniciado una campaña por redes sociales para denunciar la precaridad de las instalaciones, que afectan a la seguridad y la salud laboral de quienes trabajan allí. La Inspección de Trabajo ha intervenido en los casos más graves. El efecto de siete años de crisis económica, combinado con el desinterés de los políticos de distinto signo por las inversiones en justicia -de escasa rentabilidad electoral-, ha llevado a muchos juzgados de toda España a presentar un aspecto lamentable. Cuartos de baño convertidos en archivos permanentes de sumarios y elementos de prueba, ventanas tapiadas con cartones, cables por los suelos, estanterías vencidas por el peso de los sumarios, desprendimientos de techos, goteras en sótanos y otros desperfectos constituyen el ámbito de trabajo de numerosos jueces y funcionarios.

Estas deficiencias, que afectan a la seguridad y a la salud laboral de quienes trabajan en estos edificios, y también al resto de usuarios de la Administración de justicia, no son exclusivas de sedes pequeñas o alejadas de los grandes núcleos. El pasado abril, un incendio afectó a la azotea de los juzgados de lo Social de Madrid, en pleno centro de la capital, y en octubre el fuego arrasó los archivos del Instituto de Medicina Legal y de tres juzgados de Palma de Mallorca, un edificio de apenas dos años de antigüedad.

Algunas situaciones especialmente graves han requerido la intervención de la Inspección de Trabajo. Este organismo clausuró en 2011 los juzgados y el Registro Civil de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) tras la aparición de un socavón en el vestíbulo del inmueble. Y el pasado marzo detectó en la sede judicial de San Fernando (Cádiz) cables por el suelo en contacto con papeles y ausencia de vías de evacuación en caso de incendio. En Guadalajara capital, esta semana, los funcionarios han realizado protestas por la baja calidad del aire y las radiaciones electromagnéticas de unos transformadores que alberga el edificio de la plaza Beladíez. También órganos de gran relevancia como la Audiencia Nacional, que a mediados de 2015 estrenará la reforma de su sede, sufre notables deficiencias.

Fuente: EL PAÍS (recogido por UPYD)

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario