Increíbles imágenes del sol gracias a IRIS

Increíbles imágenes del sol gracias a IRIS

Un proyecto de investigación solar de la NASA
5 Enero 2014

La región situada entre la superficie del sol y su atmósfera se ha revelado como un lugar más violento de lo que se creía previamente, según las imágenes y los datos del nuevo observatorio solar de la NASA, IRIS (Interface Region Imaging Spectrograph).
Los observatorios solares observan el astro por capas. Mediante la captura de la luz emitida por los átomos de diferentes temperaturas, pueden centrarse en diferentes alturas por encima de la superficie del Sol hacia la atmósfera solar, la corona. El 27 de junio de 2013 se puso en marcha IRIS, para estudiar lo que se conoce como la región de interfaz, la capa entre la superficie del Sol y la corona que previamente no había sido bien observada.
El fino detalle de las imágenes de las prominencias en la atmósfera del Sol tales como los remolinos en rojo que se muestran en la imagen superior están cambiando la manera como los científicos entendían este tipo de eventos. (Imagenes: NASA/LMSAL/IRIS).
Durante sus primeros seis meses, IRIS ha emocionado a los científicos con imágenes detalladas de la región de interfaz, encontrando mayor turbulencia y complejidad de lo esperado. Los científicos de la misión IRIS presentaron los resultados de las primeras observaciones en una conferencia de prensa en la reunión de otoño de la Unión Geofísica de Estados Unidos, el 9 de diciembre de 2013.
"La calidad de las imágenes y espectros que estamos recibiendo de IRIS es increíble" dijo Alan Title, investigador principal de IRIS en Lockheed Martin en Palo Alto , California. "Y estamos recibiendo este tipo de calidad de una misión pequeña y barata, que tardó sólo 44 meses en construirse."
Por primera vez, IRIS está haciendo posible el estudio de los fenómenos explosivos en la zona de interfase con el suficiente detalle para determinar su papel en el calentamiento de la atmósfera solar exterior. Las observaciones de la misión también abren una nueva ventana en la dinámica de la atmósfera solar baja, que juegan un papel fundamental en la aceleración del viento solar y en la producción de eventos eruptivos solares.
"Estamos viendo imágenes ricas y sin precedentes de eventos violentos en los que los gases se aceleran a velocidades muy altas mientras se calienta rápidamente a cientos de miles de grados ", dijo Bart De Pontieu , el director científico de IRIS en Lockheed Martin . "Este tipo de observaciones presentan retos importantes para los modelos teóricos actuales."

Fuente: Nanowerk

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de sergio duran troncoso

Es como ver verdaderos árboles de ardientes llamas. Si en la superficie se aprecia tal calor. ¿Cómo será su mar de magma y en su propio núcleo.

Añadir nuevo comentario