El Estado japonés, condenado por no haber exigido la aplicación de medidas preventivas en los lugares de trabajo donde se usaba amianto en los años cincuenta del siglo XX

El Estado japonés, condenado por no haber exigido la aplicación de medidas preventivas en los lugares de trabajo donde se usaba amianto en los años cincuenta del siglo XX

Deberá compensar a los 55 demandantes con 300 millones de yenes (2,2 millones de euros)
1 Noviembre 2014

En una sentencia histórica,  el Tribunal Supremo del Japón ha fallado por primera vez que el gobierno fue responsable de no haber impedido que los trabajadores estuvieran expuestos al amianto. al no exigir la aplicación de medidas preventivas, y le obliga a compensar a los demandantes con 330 millones de yenes.

El  tribunal dictó resoluciones equivalentes en dos demandas presentadas por ex trabajadores  y sus familias de una fábrica de tejido de amianto situada en la ciudad de Sennan, el sur de la prefectura de Osaka. Los trabajadores se habían visto afectados por cánceres de pulmóny otras enfermedades relacionadas con la inhalación de amianto.

Se espera que la decisión afectará a  juicios similares pendientes en todo el país y a las medidas del gobierno para auxiliar a las víctimas del amianto.

En total los demandantes reclamaron 1.200 millones de yenes como compensación en las dos demandas ya falladas, en las que los demandantes fueron 89 afectados por el amianto, algunos de los cuales ya han muerto. El fallo reconoce el derecho a ser indemnizados a 55 de los demandantes.

Los demandantes arguyeron que el Estado no había dictado la obligación de adoptar medidas preventivas a pesar de que la toxicidad del amianto era bien conocida desde finales de los años 50 del siglo pasado. No fue hasta 1971 que el Estado dispuso la instalación de ventilación en los lugares de trabajo donde  se usaba amianto.

En uno de los dos pleitos el Tribunal Superior de Osaka rechazó las pretensiones de los demandantes en agosto de 2011, anulando una decisión del tribunal de Distrito de Osaka que en mayo de 2010 había considerado al gobierno responsable de la exposición al amianto.
En el otro juicio, el Tribunal Superior de Osaka sostuvo que el gobierno era responsable de la exposición al amianto en diciembre de 2013, confirmando la decisión de tribunal  de Distrito en marzo de 2012.

Los demandantes habían alegado que el gobierno retrasó la aplicación de medidas anti-amianto, contribuyendo así a que los antiguos trabajadores desarrollaran enfermedades causadas por el amianto.

Fuente: Japanatimes y Mainichi.

Foto: Mainichi

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario