El control del cumplimiento normativo incide en la creación de valor de la empresa

El control del cumplimiento normativo incide en la creación de valor de la empresa

Más allá de la reducción de los riesgos legales
6 Marzo 2017

Cualquier empresa está expuesta a riesgos legales que afectan a su valor e inciden en su cuenta de resultados y en su balance. Los riesgos legales de las empresas derivan tanto de los ordenamientos jurídicos locales e internacionales (en permanente cambio) como de las relaciones contractuales con clientes, proveedores, empleados y socios o accionistas. Dichos riesgos comportan la posibilidad de que la sociedad sea objeto de una sanción administrativa u obligada a pagar por daños o perjuicios ocasionados a terceros.

La reforma de la Ley de Sociedades de Capital de 3 de diciembre de 2014, para la mejora del gobierno corporativo, establece para los administradores de las sociedades mercantiles un deber de vigilancia y control de las compañías, debiendo adoptar las medidas necesarias para la buena dirección y el control de la sociedad, incluyendo un deber específico de vigilancia de los riesgos de la empresa. En este sentido, incumbe a los administradores sociales la existencia de procedimientos de control de riesgos legales, debiendo establecer los mecanismos de supervisión adecuados y documentarlos de forma apropiada.

En ocasiones los administradores y directivos de las empresas afrontan las obligaciones derivadas del cumplimiento normativo o compliance (planes de prevención de riesgos penales, prevención del blanqueo de capitales...) como una carga administrativa que lastra los recursos humanos y la cuenta de explotación de la compañía. Y cuya justificación es el cumplimiento de las normas para evitar el riesgo de que la sociedad sea sancionada.

Sin embargo, dicho enfoque no tiene en cuenta la incidencia que el con trol del cumplimiento normativo tiene en la creación de valor de la empresa. El compliance conlleva una reducción de riesgos legales (contingencias o pasivos ocultos) de la sociedad, genera mayor seguridad, confianza de terceros y un aumento de su valor.

Hoy, la existencia de mecanismos de control de riesgos legales constituye un factor clave para la entrada de inversores en una sociedad, especialmente en el caso de capital extranjero. La detección de riesgos legales derivados de incumplimientos normativos constituye un obstáculo muy importante en cualquier proceso de revisión (due diligence) de una sociedad previo a una posible operación de venta o joint venture .No se trata de evitar las posibles responsabilidades económicas y legales sino también del riesgo reputacional que podrían comportar. El incumplimiento del deber de vigilancia y control referido puede generar responsabilidades para la sociedad y los administradores, incluso de naturaleza penal.

En una época caracterizada por la pluralidad de asesores en las empresas motivada por la creciente especialización y, en ocasiones, por meras razones económicas, destaca la importancia de la función del abogado que ejerce las funciones de secretario del Consejo de Administración a la hora de garantizar el cumplimiento normativo mediante el establecimiento de medidas de información y control interno para reducir los riesgos legales de la sociedad.

TODA EMPRESA ESTÁ EXPUESTA A RIESGOS LEGALES QUE AFECTAN A SU VALOR Y RESULTADOS

Artículo de Ignacio Castellar, Socio de VIALEGIS Abogados

Fuente: La Vanguardia

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario