La era de los cyborgs ha comenzado

La era de los cyborgs ha comenzado

La ciencia ficción hecha realidad
27 Enero 2014

Los implantes médicos, complejas interfases entre cerebro y máquina o insectos controlados de forma remota: los avances recientes que combinan las máquinas y los organismos tienen un gran potencial, pero también dan lugar a serias preocupaciones éticas. En su análisis , los científicos del Karlsruhe Institute of Technology (KIT), discuten el estado actual de la investigación, las oportunidades y los riesgos. La revisión se ha publicado en el número de diciembre de la prestigiosas revista  Angewandte Chemie Int.

Los llamados cyborgs ficción - organismos modificados técnicamente con habilidades extraordinarias -aparecen con frecuencia en novelas y películas de ciencia ficción. El nombre proviene de la palabra inglesa “cybernetic organism”.

De hecho, los cyborgs que combinan sistemas técnicos con los organismos vivos son ya realidad, como es el caso esto se aplica especialmente a los implantes médicos. Los avances en la microelectrónica y la tecnología de semiconductores ha sido la base de implantes electrónicos que controlan, restablecen o mejoran las funciones del cuerpo humano, como marcapasos, implantes de retina, implantes auditivos o implantes para la estimulación cerebral profunda en el dolor o las terapias de Parkinson.

Actualmenta, la evolución bioelectrónica se combinan con sistemas de robótica para diseñar neuroprótesis altamente complejos. Los científicos están trabajando en interfaces cerebro-máquina (BMI) para la puesta en contacto físico directo con el cerebro. Se utilizan, entre otras aplicaciones, para controlar prótesis y movimientos complejos, tales como el agarre. Además, son herramientas importantes en neurociencias, ya que proporcionan información sobre el funcionamiento del cerebro. Además de señales eléctricas , las sustancias liberadas por los micro- y sistemas nanofluídicos implantados de una manera espacialmente o temporalmente controlada se puede utilizar para la comunicación entre dispositivos técnicos y organismos .

Las BMI a menudo se consideran proveedores de datos. Sin embargo, también se puede utilizar para transmitir señales en el cerebro, que es una cuestión muy controvertida desde el punto de vista ético. "Las BMI implantadas que trasnmiten señales a los nervios, los músculos o directamente al cerebro ya se utilizan de forma rutinaria, por ejemplo, en los marcapasos o implantes para la estimulación cerebral profunda ", explicó el profesor Christof M. Niemeyer, del KIT,. " Pero estas señales no están planificadas ni son adecudas para el control de todo el organismo - los cerebros de la mayoría de los organismos vivos son demasiado complejos", añadió.

Los cerebros de los organismos inferiores, tales como insectos , son menos complejos, por lo que los llamados BioBots, es decir, grandes insectos con unidades de control electrónico y de microfluidos implantadas, se utilizan en una nueva generación de herramientas, tales como objetos voladores pequeños para misiones de vigilancia y salvamento.

En su revisión los investigadores del KIT concluyen que los desarrollos que combinan dispositivos técnicos con los organismos tienen un potencial fascinante. Pueden mejorar considerablemente la calidad de vida de muchas personas en particular el sector de la medicina. Sin embargo , los aspectos éticos y sociales siempre tienen que ser tomados en cuenta .

Fuente: Nanowerk

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario