En torno al 90 % de la población urbana de la Unión Europea (UE) está expuesta a contaminantes atmosféricos perjudiciales

En torno al 90 % de la población urbana de la Unión Europea (UE) está expuesta a contaminantes atmosféricos perjudiciales

Según un informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente
24 Octubre 2013

El informe de la Agencia sobre la calidad del aire en Europa en 2013 hecho público el 15 de otubre, indica que pese al descenso de las emisiones y de las concentraciones de ciertos contaminantes atmosféricos en las últimas décadas, el problema de la contaminación atmosférica en Europa sigue lejos de poder darse por resuelto. Dos contaminantes en concreto —las partículas y el ozono siguen provocando problemas respiratorios y enfermedades cardiovasculares y reduciendo la esperanza de vida. Nuevos datos científicos revelan que la contaminación atmosférica puede resultar nociva para la salud humana incluso en concentraciones inferiores a lo previsto.
Según Hans Bruyninckx, Director Ejecutivo de la Agencia, «la contaminación atmosférica provoca daños a la salud humana y a los ecosistemas. Una gran parte de la población vive en ambientes no saludables, si nos atenemos a los criterios en vigor. Para ser sostenible, Europa debe mostrarse ambiciosa e imponer requisitos legislativos más estrictos».
Entre 2009 y 2011, hasta el 96 % de la población urbana se encontró expuesta a concentraciones de partículas finas (PM2.5) superiores a las indicadas en las directrices de la OMS y hasta el 98 % a concentraciones de ozono (O3) igualmente superiores a las directrices de la organización. El número de ciudadanos de la UE expuestos a concentraciones de estos contaminantes por encima de los límites u objetivos marcados en la legislación de la UE fue menor, pues en ciertos casos estos límites u objetivos son menos estrictos que los establecidos en las directrices de la OMS.
El informe revela igualmente que la contaminación no se circunscribe únicamente a las ciudades sino que también alcanza valores elevados en determinadas zonas rurales. Las diferencias nacionales en el seno de la UE se presentan en una serie de documentos informativos desglosados por país que acompañan a los resultados principales.
Se han registrado resultados positivos en materia de reducción de las emisiones de contaminantes atmosféricos; por ejemplo, se han reducido las emisiones de dióxido de azufre de las centrales eléctricas, del sector industrial y del transporte a lo largo de la última década, limitándose así el riesgo de exposición. La sustitución gradual de la gasolina con plomo también ha reducido las concentraciones de este metal, que afecta al desarrollo neurológico.

Fuente: Agencia Europea del Medio Ambiente

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario