El final de los coches nuevos de gasolina y diésel se quiere adelantar a 2030 en la Unión Europea

El final de los coches nuevos de gasolina y diésel se quiere adelantar a 2030 en la Unión Europea

Holanda ya ha pasado una proposición de ley para prohibir la venta de coches con motores de combustión en 2025
20 Noviembre 2016

Dentro de 15 años, un plazo muy corto, es bastante probable que no se matriculen vehículos con  motor de combustión, diésel y gasolina, en la Unión Europea. El fraude de la motorización diésel, mucho más contaminante de lo que prometían los fabricantes, que puede suponer un quebranto bestial para Volkswagen,  y las grandes campañas en pro de contaminación cero en los vehículos de transporte, han fortalecido el desarrollo de las tecnologías limpias, en especial de los motores eléctricos, de tal suerte que ya el poder político se mueve para legislar en contra del automóvil con motor de combustión tradicional.

Hace unos meses se publicó que en Noruega, país en el que a través de incentivos ya una cuarta parte de los coches vendidos son eléctricos, los cuatro partidos políticos (izquierda y derecha) se habían puesto de acuerdo para la prohibición de coches con motor de explosión en 2025. Días después se aclaró que no había intención de prohibirlos  sino que el objetivo de cero emisiones en los vehículos vendidos sería alcanzado a través de medidas de apoyo fiscal y otras, que harían innecesaria la prohibición.

Piyush Goyal, el ministro de Energía de India,  el tercer mercado del automóvil de Asia tras Japón y China, anunciaba en marzo también que su país tenía planes para conseguir en 2030 que los vehículos que se vendieran fueran eléctricos, y que la compra se podría financiar fácilmente con el ahorro de los propietarios en carburante.

Holanda ha sido el primer país de la Unión Europea en aprobar una proposición de ley para acabar con la venta de vehículos con motores exclusivos de gasolina o gasóleo a partir de 2025. Los híbridos serían todavía autorizados y los vehículos ya matriculados de combustible derivado del petróleo podrían circular hasta el final de su vida útil. La proposición del Dutch Labor Party (Socialista) tiene que ser aprobada todavía por el Senado. Los opositores a la medida consideran que una medida así sólo se puede hacer bajo una directiva europea.

Por esta razón, en Alemania, la cámara alta,  el Bundesrat, que representa a los diferentes estados (Landers), aprobó una resolución a finales de septiembre en la que pedía a la Comisión Europea que elabore una serie de propuestas para animar la venta de los vehículos eléctricos para que a más tardar en 2030 solamente se puedan matricular en el seno de la UE vehículos no contaminantes. La ministra de Medio Ambiente,la socialdemócrata  Barbara Hendricks, ya se había pronunciado en favor de una medida similar. El Partido Verde quiere introducir esta medida en el orden del día de su próximo congreso, que se celebra a mediados del próximo mes.

La más poderosa industria del país, la automovilística comienza a moverse aceleradamente hacia el modelo eléctrico, pero critica los intentos de prohibición. Dieter Zetsche, el patrón de Daimler, fabricante de Mercedes, es contrario a que los estados impongan una tecnología. Daimler acaba de marcarse unos objetivos ambiciosos en el desarrollo eléctrico, con el propósito de sacar al mercado 10 modelos con motor eléctricos bajo la marca EQ en los primeros años de la próxima década. El grupo hasta ahora considera que los vehículos eléctricos tendrán menos del 30% del mercado.

Esta semana, Bernd Osterloh, miembro del consejo de Volkswagen, Porsche y Skoda, en representación de los empleados ha declarado a la prensa germana que la multinacional gravemente afectada por el escándalo del fraude de los motores diésel tiene que comprometerse rápidamente a realizar una gran inversión para el desarrollo de baterías para motores eléctricos.”Volkswagen tiene que desarrollar su propia área de I+D en baterías y componentes”, declaró Osterloh en una entrevista publicada ayer por el Sueddeutsche Zeitung, dando a entender también que un compromiso sobre la fabricación de baterías serviría para que los sindicatos acepten las reducciones de empleo (se habla de 25.000 en 10 años).

En la reciente feria del automóvil de París, que puso el foco en el coche eléctrico, Volkswagen desveló el concepto de vehículo I.D, que estará en el mercado en 2020 con una autonomía dos veces mayor que el próximo modelo de la estadounidense Tesla, empresa creada ex profeso para fabricar coches eléctricos por el empresario visionario Elon Musk. Volkswagen asegura que el nuevo vehúculo será un hito equivalente al del Escarabajo o el Golf.

Por parte de Francia, la otra gran potencia automovilística de Europa, este mes se ha presentado en la Asamblea un informe elaborado  por 30 diputados bajo la dirección de la socialista y ex ministra de Ecología,  Delphine Batho, para que Francia se convierta en punta de lanza de una “ruptura civilizada con el automóvil contaminante y nocivo”. Menos rupturista y más proclive a implantar una nueva norma única europea que se aplicaría a todas las motorizaciones, el informe francés aboga también por el desarrollo de una estrategia propia para el vehículo eléctrico y el autónomo, y apuesta por apoyar la economía colaborativa con medidas como la de compartir vehículo.

Fuente: La Celosía

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario