BOB CROW : Seguridad vial sindical

BOB CROW : Seguridad vial sindical

La defensa de los intereses de los trabajadores no solo se refiere a los niveles salariales sino sobre todo a su derecho a trabajar seguros.
9 April 2014

Algo nos queda en el alma, cuando un amigo se va. Joven y con energías aún a sus 52 años, curtido en todas las lides sindicales del Reino Unido desde sus 16 años que empezó a trabajar en los ferrocarriles ingleses, Rob Crow (1961 – 2014) ha sido un líder ruidoso y efectivo porque hizo sindicalismo de calidad, que quiere decir estar muy bien informado de los problemas de los trabajadores de las empresas de transporte, saber perfectamente los derechos reglamentarios que apoyaban los intereses de sus compañeros del sector y ser muy valiente para liderar un activismo social y apasionado que dirigía hacia los caminos administrativos y judiciales que más dolían a quienes tomaban decisiones superficiales o poco rigurosas. No se le podía dejar a Crow margen de maniobra porque era ganador.

Hay otro sindicalismo más pausado y más negociador, que conoce los recovecos de solución de los problemas sin necesidad de hacer grandes movilizaciones. Pero Bob Crow era más partidario de movilizar primero para tener más fuerza después, aunque, eso sí, no movilizaba si no tenía la seguridad de existir una senda de solución favorable y factible para los intereses que representaba y que según los datos que disponemos pasó de 20.000 a 80.000 asociados desde 2002 debido al acierto y eficacia de sus planteamientos en defensa del colectivo trabajador del transporte, por ferrocarril, por aire y mar y sobre todo por carretera.

No nos cabe la menor duda que la tarea sindical bien realizada tiene muy importantes repercusiones favorables para la seguridad vial, en especial porque es el revulsivo que  pone en alerta las tentaciones de algunos responsables de flotas de camiones de transporte de mercancías por carretera, de que sea como fuere, el cliente es el que manda y el pedido hay que servirlo con absoluta prioridad….. y no todos los inspectores tienen capacidad de llegar a controlar todos los tacógrafos de todas las empresas de su ámbito de responsabilidad.

La función de seguridad vial más eficaz de un representante de los trabajadores es la que se dirige hacia la buena planificación de los viajes y a la buena salud de los conductores. Y la mejor política es cargarse de argumentos económicos, empresariales y sociales de que atendiendo estos dos aspectos, la empresa mejora en su productividad y su coste-beneficio.

Bob Crow nos ha dejado pero su huella de sindicalismo entregado y eficaz ha sido recogida por todos los medios. Y cada país tiene, con variantes sus respectivos Crowes. Yo conozco a algunos. No son chillones pero todo el mundo los conoce y los respeta. Son buenos sindicalistas. 

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Add new comment