Novedades en el proceso de establecimiento de valores límite para sustancias químicas en la Unión Europea

Novedades en el proceso de establecimiento de valores límite para sustancias químicas en la Unión Europea

La Comisión Europea liquida el Comité Científico sobre Límites de Exposición Ocupacional (SCOEL) y encarga sus tareas al Comité de Evaluación de Riesgos (RAC) de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas (ECHA)
1 July 2019

Aunque no se han producido manifestaciones públicas al respecto, la Comisión Europea no debía de estar muy contenta con las prestaciones del Comité Científico sobre Límites de Exposición Ocupacional (SCOEL), al que ha dejado sin funciones al encargar las mismas al Comité de Evaluación de Riesgos (RAC) de la ECHA.

El SCOEL ha sido pues liquidado con más pena que gloria, sin que de ello haya quedado apenas manifestación oficial, si se exceptúa - según fuentes generalmente bien informadas - una discreta aunque opípara cena celebrada en primavera en Bruselas en la que se escenificó el “traspaso de poderes” agradeciendo, eso sí, los servicios prestados. Que lo cortés no quita lo valiente.

La historia oficial del SCOEL y su triste final queda recogida en la siguiente nota, disponible aún en la página web de la Comisióni:

El Comité Científico sobre Límites de Exposición Ocupacional (SCOEL) fue creado en 1995 por la Comisión para evaluar los posibles efectos en la salud de la exposición ocupacional a sustancias químicas. Su funcionamiento se ajustó a las normas de la Comisión sobre grupos de expertos mediante la Decisión 2014/113 / UE de la Comisión de 3 de marzo de 2014.

El Comité estaba compuesto por 21 expertos independientes, altamente calificados, seleccionados sobre la base de criterios objetivos, para garantizar que las propuestas, decisiones y políticas de la Comisión relacionadas con la protección de la salud y seguridad de los trabajadores contra agentes químicos en el trabajo se basaran en criterios sólidos. evidencia científica.

Desde 1995 hasta 2018, el Comité ayudó a la Comisión, en particular, a evaluar los últimos datos científicos disponibles y a proporcionar recomendaciones u opiniones sobre cualquier asunto relacionado con la evaluación toxicológica de productos químicos por sus efectos en la salud de los trabajadores. Este procedimiento incluyó la consulta de las partes interesadas para permitir que las partes interesadas presenten comentarios y / o datos adicionales.

Las recomendaciones científicas basadas en la salud se utilizaron para respaldar las iniciativas reglamentarias sobre los valores límite de exposición laboral para la protección de los trabajadores contra los riesgos químicos, que se establecerán a nivel de la Unión de conformidad con la Directiva sobre agentes químicos (Directiva 98/24 / CE) y Directiva sobre carcinógenos y mutágenos (Directiva 2004/37 / CE).

Desde 2019, la evaluación científica de la relación entre los efectos en la salud de los agentes químicos peligrosos y el nivel de exposición laboral es realizada por el Comité de Evaluación de Riesgos (RAC) de la Agencia Europea de Sustancias Químicas (ECHA)”.

El trasfondo del asunto puede - con un poco de imaginación - deducirse de las siguientes declaraciones de Joost Korte, Director General de la Comisión para el Empleo, Social Asuntos e inclusión, recogidas en la página web de la ECHAii: "Estoy muy contento de que ahora podamos confiar en la ECHA. Tener una fuente común de asesoramiento científico en virtud de REACH y las directivas de salud y seguridad en el trabajo garantizará la coherencia y una mayor transparencia". A buen entendedor...

En su nota la Comisión elude discretamente mencionar que, antes de liquidar el SCOEL, puso a prueba al RAC en una fase transitoria que se concretó en un proyecto piloto desarrollado entre 2017 y 2018 que entregó cinco recomendaciones de OEL en un añoiii.

Sobre la base de la experiencia del programa piloto, dice la ECHA que "garantizará un proceso abierto y transparente a través de consultas públicas"iv. Obsérvese que en las declaraciones del Director General también se aludía a la virtud de la transparencia que, quizá, en el pasado no fuese suficiente...

Es posible que tales alusiones fueran propiciadas por un artículo publicado en Le Monde el 24 de febrero de 2017 en el que se acusaba indirectamente a la Comisión Europea de connivencia con los intereses empresariales al revelar que 15 de los 22 miembros del Comité Científico de Valores de Exposición Ocupacional (SCOEL) tenían vínculos con empresas de sectores que podrían verse afectados por los planes de la Comisión de adoptar nuevos límites de exposición profesional.

En su día Prevención Integral se hizo eco de la noticia adjuntando el texto completo del artículo de Le Mondev.

Quién hace qué después del fallecimiento del SCOEL

Desaparecido el SCOEL y asumidas sus funciones por la ECHA, en la página web de la agencia se ha publicado un interesante artículo en el que se explica como se establecerán – a partir de ahora – los valores límitevi. Este es su texto, traducido al castellano:

La ECHA, a través de su Comité para la Evaluación de Riesgos (RAC), apoya a la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea mediante el suministro de opiniones científicas sobre los límites de exposición laboral (OEL). El trabajo del RAC continúa el de la Comisión Científica de la DG Empleo sobre Límites de Exposición Ocupacional (SCOEL).

Los OEL son una medida para minimizar la exposición de los trabajadores a sustancias peligrosas en el lugar de trabajo. Estos límites se establecen teniendo en cuenta la información disponible (incluidos los datos más recientes) sobre los peligros de una sustancia, en particular con respecto a la carcinogenicidad, mutagenicidad y toxicidad para la reproducción, y sobre los efectos agudos de la exposición.

Los OEL están destinados principalmente a evitar que los trabajadores inhalen sustancias químicas como vapores, nieblas o polvos que puedan dañar su salud. Sin embargo, el RAC también puede proporcionar recomendaciones para establecer una nota que indique que se necesita protección dérmica. Además, puede recomendar valores límite biológicos más informales (BLV, niveles de exposición de control biológico) o valores de orientación biológica (BGV, niveles de fondo de control biológico).

Los OEL se establecerán siguiendo un proceso que implica una serie de pasos. El proceso comienza con una solicitud de la Comisión Europea a la ECHA para preparar un informe científico para su consideración por el RAC. La preparación del informe científico también puede basarse en la información relevante recopilada a través de una convocatoria de pruebas. Todos los informes científicos completos para los OEL están sujetos a una consulta pública de dos meses.

El RAC luego desarrolla su opinión basándose en una evaluación del informe científico de la ECHA y la información proporcionada durante la consulta pública. Durante el proceso de opinión, el informe científico se convierte en un anexo al dictamen del RAC y se lo denomina documento de antecedentes. Si bien los OEL se usan principalmente para prevenir la exposición de los trabajadores a los agentes químicos por inhalación, el RAC también puede recomendar una notación de la piel para protegerla de la exposición cutánea. Además, puede recomendar valores límite biológicos más informales (BLV) o valores de orientación biológica (BGV).

Una vez que el RAC ha adoptado su opinión final sobre el informe científico, la opinión y los documentos de respaldo se envían a la Comisión.

En el caso de OEL vinculantes según la Directiva sobre carcinógenos y mutágenos (2004/37 / EC), se sigue el procedimiento legislativo ordinario. Esto da lugar a una modificación de los anexos pertinentes aprobados por el Consejo y el Parlamento Europeo. En el caso de OEL indicativos en virtud de la Directiva de agentes químicos (98/24 / EC), la Comisión Europea toma una decisión.

La ilustración siguiente muestra gráficamente el proceso:

Esperemos que el RAC responda adecuadamente a las demandas que se le efectúen. El hecho de que cuente con el potente respaldo de la ECHA es, en principio, un importante factor de éxito.

REFERENCIAS

i https://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=148HYPERLINK "https://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=148&langId=en&intPageId=684"&HYPERLINK "https://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=148&langId=en&intPageId=684"langId=enHYPERLINK "https://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=148&langId=en&intPageId=684"&HYPERLINK "https://ec.europa.eu/social/main.jsp?catId=148&langId=en&intPageId=684"intPageId=684

ii https://echa.europa.eu/es/-/echa-to-provide-recommendations-for-occupati...

iii https://echa.europa.eu/es/-/echa-to-provide-recommendations-for-occupati...

iv https://echa.europa.eu/es/-/echa-to-provide-recommendations-for-occupati...

v https://www.prevencionintegral.com/actualidad/noticias/2017/09/02/le-mon...

vi https://echa.europa.eu/es/oel?

 

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Comments

Anna Oubiña's picture

Muchas gracias Emilio, como siempre, claro y conciso.
Esperemos que se inicie esta nueva era donde la transparencia tome el protagonismo. Por otro lado, confiemos también en que este organismo sea capaz de gestionar un mayor volumen de información y dar respuesta a las necesidades de la Higiene Industrial en materia de contaminantes químicos. Hoy en día se requiere mayor agilidad en la respuesta para afrontar los retos a los que nos enfrentamos.

Add new comment