Análisis sobre la integración de la prevención de riesgos laborales en la metodología BIM en el ámbito de la Unión Europea.

Desde hace varias décadas se está empleando la metodología BIM en proyectos de construcción en diferentes países del mundo. En los países de la unión europea este empleo es más reciente, siendo Gran Bretaña el único país en que es de uso obligatorio. En 2014 la unión Europea recogió en la Directiva de Contratación Pública la necesidad de que las licitaciones se realicen mediante modelos digitales. En España, en noviembre de 2017 se publicó la nueva ley de contratos de las administraciones públicas donde se recoge la posibilidad de que las administraciones puedan solicitar en sus licitaciones herramientas BIM. En esta comunicación se muestra la investigación de la situación de las normativa internacional en relación con el BIM y la PRL. Analizando el caso de España y las implicaciones tendrá la obligatoriedad de presentar los proyectos en BIM para la gestión de la PRL y por extensión para la seguridad de los trabajadores.
Main Author: 
Alfonso
Cortés Pérez
Universidad Isabel I
España
Co-authors: 
Juan Pedro
Cortés Pérez
Universidad de Extremadura
España
Patricia del Carmen
Muñoz García
Universidad Isabel I
España
Manuel Luis
Tender
Universidade do Minho - Campus de Azurém CTAC - Centro de Território, Ambiente e Construção Guimarães - Portugal
Portugal
João Pedro
Couto
Universidade do Minho - Campus de Azurém CTAC - Centro de Território, Ambiente e Construção Guimarães - Portugal
Portugal
Jose Luis
Rodriguez Hernandez
Universidad de Extremadura
México
Introducción: 
  • La prevención de riesgos laborales y las nuevas tecnologías digitales

La tasa de accidentes del sector de la construcción a nivel mundial está entre las más altas en relación con el resto de industrias. Se producen aproximadamente cinco muertos cada día laborable [1].

La mejor opción de mantener a los trabajadores a salvo de un peligro en el lugar de trabajo es evitar que surja el peligro. Esa es la idea que prevalece al generar una propuesta de prevención de riesgos laborales (PRL) contemplada desde el diseño, considerando explícitamente la seguridad de los trabajadores de la construcción y del mantenimiento [2]. Sin embargo, los estudios [3], [4], [5] o [6] ponen en evidencia que una de las principales causas de la accidentalidad es la falta de integración de la seguridad y salud laboral en la fase de diseño. Las razones de ello son varias: falta de herramientas adecuadas, falta de formación o falta de liderazgo de los diseñadores [7].

Desde hace varias décadas, las tecnologías digitales se están aplicando en la industria de la construcción, pero su aplicación en la seguridad laboral está siendo menor que en otros campos de la construcción [8]. Las tecnologías que están comenzando a aplicarse son las tecnologías de juegos o la realidad virtual [9],[10](Sulankivi y Kahkonen 2010)(Sulankivi y Kahkonen 2010)(Sulankivi y Kahkonen 2010)(Sulankivi y Kahkonen 2010)[10](Sulankivi y Kahkonen 2010)(Sulankivi y Kahkonen 2010) proporcionando beneficios para la formación y la gestión de la seguridad.

  • La metodología BIM

Dentro de estas tecnologías digitales, de forma cada vez más habitual se está empleando en la realización de proyectos de construcción el modelado virtual de información de la construcción (BIM acrónimo de las siglas en inglés) [11].

Esta metodología busca que exista un ambiente colaborativo y estandarizado en donde las partes interesadas se involucren en el proyecto para así poder colaborar y producir información desde etapas tempranas que pueda ser de ayuda para los profesionales y a su vez se pueda realizar un proyecto más realista y coordinado que de la forma tradicional [12].

Así la tecnología BIM refuerza los beneficios de otras técnicas digitales al añadir una gran cantidad de información paramétrica y permitir el trabajo colaborativo entre los técnicos que intervienen en el proyecto [13].

El acrónimo BIM engloba varios conceptos: producto, habilitador tecnológico, base de datos de estándar abierto, proceso colaborativo y requerimiento de gestión de cualquier infraestructura. Las más conocidas según normativas internacionales son como metodología y como producto [14].

Por tanto, el BIM como metodología colaborativa interdisciplinaria que conjunta herramientas, procesos y tecnologías digitales que permite generar información y documentación sobre el proyecto durante todo el ciclo de vida, tendrá una gran incidencia sobre la prevención de riesgos laborales durante la etapa del diseño.

  • La metodología BIM a nivel internacional

Aunque EE.UU. fue uno de los primeros en generar y documentar información relevante de BIM, su implementación se encuentra fragmentada y cada estado genera un diferente tipo de requerimiento para proyectos BIM. A partir del año 2003 el Servicio Público de Edificios americano (PBS) estableció un programa nacional 3D-4D-BIM para integrar esta metodología en la industria de la construcción.

Mientras tanto el desarrollo de BIM en Europa y Asia comenzó a verse reflejado por medio de mandatos gubernamentales en países como: Dinamarca (2007), Finlandia (2007), Dubái (2013), Noruega (2013), Hong Kong (2014), Singapur (2015), Reino Unido (2016), Escocia (2017) o Francia (2017). Siendo Reino Unido uno de los gobiernos que más ha invertido para poder llegar a contar un nivel de madurez 3 (el más alto del desarrollo BIM) antes del 2025.

Por otro lado, existen países de Europa y Asia donde se está empleando la metodología sin necesidad de generar mandatos y por el momento se han visto beneficiados en su uso, como son: Australia, Bélgica, Republica Checa, Italia, Nueva Zelanda, Países Bajos Portugal, Suiza y Qatar.

Finalmente, están los países que ya están definiendo estrategias para generación de mandatos o inclusive han generado mandatos en forma incremental para poder hacer más fácil su adopción: Brasil, China, Chile, Canadá y Alemania.

  • El BIM en España

España se encuadra dentro de este último grupo. A partir del congreso EUBIM 2013 se planteó una iniciativa de estandarización denominada uBIM con el objetivo de generar guías de apoyo para los usuarios BIM en español. Son 13 documentos que componen una adaptación del COBIM finlandés [23].

En 2014 la Unión Europea [24] aprueba la directiva sobre contratación pública, en la que se establece la necesidad de emplear sistemas electrónicos y herramientas para modelar los datos en procesos de contratación a partir de septiembre de 2018. Como consecuencia de ello, en julio de 2015, el Ministerio de Fomento del Gobierno de España fijó como fecha para la implantación del BIM diciembre de 2018 para las contrataciones públicas de edificación, y julio de 2019 para los proyectos de infraestructuras. El 9 de noviembre de 2017 se publica la ley de contratación pública [25], donde se reconoce por primera vez en una ley española la posibilidad de aplicar la metodología BIM en la contratación de obras o servicios. Y en febrero de 2019 se aprobó el [26]en la que se crea la Comisión Interministerial para la incorporación de la metodología BIM en la contratación pública.

En paralelo a estas normativas, España se encuentra en un proceso de mejora e innovación en el sector de la construcción como lo demuestra que el Plan de innovación para el transporte y las infraestructuras del Ministerio de Fomento [27]. En este documento se menciona el término BIM en más de 60 ocasiones, en este caso como habilitador tecnológico.

Ante el empleo de esta nueva metodología en la realización de proyectos, y su próxima obligatoriedad, hace necesario que se aborde las implicaciones que esta metodología puede tener con relación a la Prevención de Riesgos Laborales. Sobre todo en lo relativo a al cumplimiento del ordenamiento jurídico de España en materia Prevención de Riesgos Laborales [28]–[30].

Por tanto, el cambio en la forma de proyectar que está comenzando a producirse en España puede dar lugar a que el empleo de BIM no origine los beneficios recogidos en la investigación científica, incluso que dé lugar un aumento en la siniestralidad laboral.

Esta investigación tiene como objetivo principal evitar esta situación y crear las bases para que la metodología BIM produzca los beneficios que se han dado en otros países. Para ello se ha realizado un análisis de las normativas sobre seguridad y salud y BIM a nivel europeo con el objeto de obtener criterios y puntos de partida para el desarrollo de normativas a nivel nacional que posibiliten integrar la seguridad y salud en los proyectos desarrollados con BIM en España, cumpliendo el ordenamiento jurídico español en materia de prevención de riesgos laborales.

 

Metodología: 

La investigación se ha desarrollado a partir de una revisión bibliográfica sobre cómo se está desarrollando la integración de la seguridad y salud en los proyectos desarrollados en BIM. La integración de la seguridad y salud en BIM requiere un nivel de madurez de la tecnología importante, pues el empleo de BIM comienza en la fase de diseño con el modelando en 3D de la arquitectura, las instalaciones y las estructuras, para posteriormente introducir la planificación (4D) y el control de costes (5D). Por ello, los estados con una mayor trayectoria en la aplicación de BIM, serán los que a priori tendrán desarrollados protocolos, guías o normas para la aplicación de la Seguridad y Salud en BIM.

Analizando los países con un mayor desarrollo de BIM [31] y los más avanzados en la Seguridad y Salud de los trabajadores, los países que se han analizado son: Australia, Canadá, Dinamarca, EE UU, Finlandia, Francia, Holanda, Noruega, Reino y Unido y Singapur.

La búsqueda bibliográfica se ha centrado fundamentalmente en la normativa, pues las disposiciones legales de obligado cumplimiento condicionan la implantación del BIM. También se ha realizado un análisis de los documentos técnicos de los citados países e investigaciones sobre PRL y BIM.

La aplicación de la metodología BIM en España es escasa para poder realizar un estudio sobre casos reales. Según los datos de la comisión esBIM del Ministerio de Fomento, en noviembre de 2017 se habían licitado 27 proyectos públicos de edificación y 10 de infraestructuras.

Resultados: 
  • Situación general de la PRL y BIM a nivel internacional

Los trabajos de investigación estudiados han sido más de 60. Los países con mayor documentación técnica sobre BIM fuera de Europa son EE.UU. y Singapur. Aunque en EE.UU. la aplicación de la metodología BIM de forma sistemática es de 2003, su empleo en la prevención y mejora de seguridad es desde el 2012. Por ello, la normativa de Estados Unidos de Norteamérica suponen un avance respecto otros países Australia (National BIM Guide)o Canadá [32], sólo hace mención a la mejora que proporciona el uso del BIM para la prevención de riesgos, pero no indican cómo aplicarlo para la PRL.

Efectivamente, la normativa [33] de EE.UU. hacen referencia a la clasificación de elementos de seguridad en el modelo BIM. Un paso más hacia la integración de la PRL en BIM lo da New York City [34] cuya normativa recoge los requisitos para documentar la implantación de la PRL en una obra en Revit, incidiendo en la planificación y la gestión de las fases 4D. Pero esta normativa no incluye el requisito de analizar los riesgos. Finalmente La norma internacional [14] tan poco hace mención a la seguridad y salud.

Un estudio muy interesante sobre BIM y PRL es el Safety Management in the Construction Industry 2017 [2]. En él más de la mitad de los contratistas encuestados encuentran que la mejora de BIM se debe a la mejora de las siguientes capacidades: identificar el peligro potencial de la obra antes de que comience la construcción; detección de interferencias entre disciplinas; prefabricación en algunos elementos del edificio y la creación de imágenes en 3D.

Figura 1. Impacto del BIM en la seguridad laboral [2].

El 82% de los contratistas consideran que la mejora en la seguridad se debe a su capacidad para usar BIM en para la detección de riesgos. Además, aplicando la visualización 3D de la construcción digital les permite generar una mejor planificación y la formación sobre los riesgos en la obra, al ser capaces de crear una planificación efectiva de los riesgos por adelantado. La detección de las interferencias entre disciplinas es otro aspecto de BIM que muchos contratistas (61%) mejora la seguridad desde el proyecto, al evitar interferencias entre disciplinas en la obra se reducen los posibles accidentes que estas labores conllevaban.

Figura 2. Aspectos de BIM que mejoran la seguridad laboral [2].

Además, como se muestra en la figura 4, el impacto del BIM en la seguridad y salud es mayor cuanta mayor es el número de empleados.

Figura 3. Impacto del BIM en la cultura de la seguridad en la empresa [2]

Otro estudio interesante fue realizado en Singapur Measuring safety and productivity using building information modelling se desarrollan o el informe Competence in Construction de 2014. Este estudio pone de manifiesto que tan solo el 7% de los contratistas que participaron indicaron que hacían uso de la tecnología BIM para mejorar la seguridad en el proyecto (Figura 5).

Figura 4. Porcentaje de contratistas que indican los 3 principales beneficios de BIM para su organización en Singapur.

  • PRL y BIM en Europa

En Europa los primeros países con normativas que regulan el desarrollo de proyectos con BIM, fueron Finlandia y Noruega. Sus normativas se basan en las Common BIM Requirement 2012 de la Building Smart, creadas a partir de las Senate Properties BIM requirements finlandesas de 2007. Son un conjunto de trece guías, ninguna de ellas específicas para H&S y en las que solo se hace una referencia puntual y nominativa a la seguridad y salud laboral, sólo tratan la prevención en la fase de construcción mediante la introducción de las medidas de protección

Dinamarca también tiene una amplia trayectoria en el empleo de la metodología BIM. El gobierno publicó la Practical guide to BIM in construction and infrastructure projects, donde solo se hace referencia a que el uso del modelo BIM mejora la prevención.

En cuanto a investigaciones sobre la seguridad y salud y el BIM es de destacar la desarrollada en Finlandia entre 2009 y 2011 por la Tampere University of Technology y Finnish Institute of Occupational Health. El estudio BIM-based Safety Management and Communication for Building Construction concluyó en que BIM es una buena herramienta para mejorar la visualización de los riesgos en la planificación o para identificar las interferencias, por ejemplo, entre una grúa torre y los elementos que pueda encontrarse en su radio de giro. También consideran fundamental seguir investigando en la integración de la seguridad y el BIM, por su potencialidad en las mejoras de las condiciones de trabajo aprovechando el uso de otras tecnologías complementarias como la realidad virtual y el desarrollo de bibliotecas de objetos, el control del estado de seguridad de la obra y la identificación de soluciones concretas. Sin embargo, no aportan criterios para la introducción de la seguridad y salud en BIM.

En el informe Rapport intermédiarie La sécurité integrée au BIM de la Universidad d´Angers, correspondiente a los años 2014-2015, se ponen de manifiesto conclusiones muy interesantes respecto de la relación entre BIM y la seguridad y salud en el trabajo:

  • BIM es una herramienta aún se desconoce por un gran número de profesionales de la industria de la construcción y de la seguridad.
  • Que sólo las personas que saben BIM pueden experimentar las expectativas de esta herramienta.

Esto explica, según el informe, que en parte la seguridad hoy en día no está integrada en el BIM.

El único país que dispone del marco normativo sobre BIM más desarrollado es Gran Bretaña, que además ha desarrollado una norma específica para la integración de la H&S en BIM [35]. Esta norma en su figura 1 establece una combinación de probabilidad y consecuencias similar a la del INSSL. Pero no aborda la reevaluación del riesgo. La normativa H&S española y británica provienen del desarrollo de la misma norma europea (Directiva 57, 1992) pero tienen particularidades que las hacen diferentes [36]. La normativa española requiere que todos en los proyectos de construcción un Estudio de Seguridad y Salud, con unos contenidos muy concretos [30]. Estos requisitos provienen de una normativa previa a la aprobación de dicha directiva [29] lo que da lugar a una singularidad no sólo con respecto a la normativa británica, si la de cualquier país de la UE.

  • La prevención en la metodología BIM en España

La consideración de la H&S en el diseño de una obra de construcción es un requisito legal en toda la Unión Europea [37] que en España ha sido desarrollada por el R.D. 1627/97. En el resto de la Unión Europea cada país ha desarrollado, a través de normativa interna, a su propio ordenamiento jurídico lo dispuesto en la citada Directiva.

España es el único país miembro de la Unión Europea en el que la ley obliga a incluir en todos los proyectos, un documento en el que se identifiquen los riesgos del mismo, se valoren y se definan los medios y medidas preventivas para eliminarlos o minimizarlos, denominado Estudio de Seguridad y Salud, o Estudio Básico, dependiendo de algunas características del proyecto [36].

Actualmente hay dos fuentes fundamentales de información que pretenden definir la implementación futura de la metodología BIM en España, de una parte, la iniciativa pública lanzada por el Ministerio de Fomento con la creación de es.BIM. Es un grupo abierto a todos los agentes implicados cuya misión principal es la implantación de BIM en España. La otra una iniciativa privada liderada por la building SMART Spanish Chapter, una asociación sin ánimo de lucro, de la asociación internacional Building Smart.

En es.BIM está conformada por la Comisión BIM, un Comité Técnico, cinco Grupos de Trabajo y veintinueve subgrupos. Esta comisión está generando documentación relativa a BIM para su aplicación en España. De los documentos generados ya aparecen referencias, enunciativas más que descriptivas, a la seguridad y salud. Por ejemplo, que el uso del BIM “permite la disminución de riesgos en materia de seguridad y salud, mediante la simulación de actividades críticas, la eliminación de aquellas que sean claramente identificadas como innecesarias y la propuesta de alternativas que permitan minimizar el riesgo”.

En el documento elaborado por el Subgrupo 3, Definición de roles, se definen determinadas figuras para el desarrollo de un proyecto BIM, se incluye una figura denominada “Coordinador BIM” para Seguridad y Salud, pero sólo en la fase de diseño, no obstante al no definir las funciones del mismo no puede decirse que corresponda a la figura del Coordinador de Seguridad y Salud en fase de proyecto, cuya existencia es obligatoria, al igual en fase de Ejecución, aunque no aparece en el documento, al igual que el Recurso Preventivo, que tampoco aparece en el organigrama de roles.

En cuanto a las guías uBIM, son la adaptación del COBIM finlandés. De ellas, solo la nº13 Construcción, aborda la gestión seguridad y salud de una forma muy parcial para el modelo en la fase de construcción, al ceñirse únicamente a los riesgos en la fase de estructura, explicando únicamente con qué detalle definir las barandillas de seguridad.

Un documento que avanza respecto de los anteriores, y también de lo recogido por otros documentos internacionales es la Guía para la integración del subproceso Coordinación de Seguridad y Salud en fase de Diseño en el proceso de elaboración de un Proyecto de Edificación desarrollado con metodología BIM [38]. En ella se establece una metodología para realizar la integración de la coordinación de seguridad en la fase de proceso.

Discusión de resultados: 

 

 

Conclusiones: 

De la investigación llevada a cabo se puede concluir que la metodología BIM se está implantando a nivel mundial de forma desigual. Así mientras en algunos países está totalmente implantada, en España se está introduciendo de una forma lenta y desigual, principalmente en obras de gran tamaño o según el organismo que la promueva.

Debe destacarse que no se ha identificado ninguna norma, instrucción, guía o metodología a nivel internacional que permita a los usuarios a integrar la seguridad y salud en BIM cumpliendo los requisitos de la normativa de PRL española.

La normativa británica es la que más avanza en la normalización de la PRL en BIM, proponiendo una metodología que permite abarcar gran parte del proceso. Sin embargo, los requisitos legales sobre PRL españoles son diferentes, por lo que su empleo debe realizarse de forma cuidadosa y por especialistas, lo que reduce sus posibilidades de aplicación.

A nivel de España existe una guía que propone cómo cubrir parte del proceso de la integración de la PRL en BIM, siendo necesario que se valide su empleo y se amplíe en los puntos y ámbitos aún por cubrir.

El gobierno de España hará obligatorio la presentación de proyectos de construcción de su competencia se realice mediante BIM. El no tener clarificada cómo realizar la integración de la seguridad y salud en estos proyectos puede dar lugar a dificultades, que pudieran ocasionar mayores accidentes laborales cuya causa estuviera en la fase de proyecto, que ya de por sí es una de las principales causas de los accidentes laborales.

Se hace necesario abordar la integración de la seguridad y salud en BIM de forma sistémica para evitar estos riesgos y además que la construcción se beneficie de las mejoras que el empleo de BIM supone para la prevención de riesgos laborales en la construcción.

Referencias bibliográficas: 

[1]        S. Zhang, J. Teizer, J.-K. Lee, C. M. Eastman, y M. Venugopal, «Building Information Modeling (BIM) and Safety: Automatic Safety Checking of Construction Models and Schedules», Autom. Constr., vol. 29, pp. 183-195, ene. 2013.

[2]        M. Petrullo et al., «SmartMarket Report Chief Executive Officer Safety Management in the Construction Industry 2017 SmartMarket Report Executive Editor Chief Marketing Officer SmartMarket Report», 2017.

[3]        M. Behm, «Linking construction fatalities to the design for construction safety concept», Saf. Sci., vol. 43, n.o 8, pp. 589-611, oct. 2005.

[4]        A. C. P. Frijters y P. Swuste, «Safety Assessment in Design and Preparation Phase», Saf. Sci., vol. 46, n.o 2, pp. 272-281, feb. 2008.

[5]        A. Cortés y J. P. Cortés, «La seguridad laboral de los trabajos verticales en la explotación de infraestructuras», 2014.

[6]        A. Cortés, «Metodología para gestionar los riesgos de caída desde altura durante la explotación de edificios de nueva construcción», 2015.

[7]        M. R. Hallowell y D. Hansen, «Measuring and improving designer hazard recognition skill: Critical competency to enable prevention through design», Saf. Sci., vol. 82, pp. 254-263, feb. 2016.

[8]        W. Zhou, J. Whyte, y R. Sacks, «Construction safety and digital design: A review», Plan. Futur. Cities-Selected Pap. from 2010 eCAADe Conf., vol. 22, pp. 102-111, 2012.

[9]        B. H. . Hadikusumo y S. Rowlinson, «Integration of virtually real construction model and design-for-safety-process database», Autom. Constr., vol. 11, n.o 5, pp. 501-509, ago. 2002.

[10]      K. Sulankivi y K. Kahkonen, «4D-BIM for construction safety planning», W099-Special Track …, n.o January, 2010.

[11]      J. A. E. Tech, R. T. Matarneh, y S. A. Hamed, «Journal of Architectural Exploring the Adoption of Building Information Modeling ( BIM ) in the Jordanian Construction Industry», vol. 6, n.o 1, pp. 1-7, 2017.

[12]      K. M. Kensek, Building information modeling. 2014.

[13]      I. Kaner, R. Sacks, W. Kassian, y T. Quitt, «Case studies of BIM adoption for precast concrete design by mid-sized structural engineering firms», J. Inf. Technol. Constr., vol. 13, n.o 21, pp. 303-323, 2008.

[14]      ISO/TS 12911, Framework for building information modelling ( BIM ) guidance, n.o 1. 2012, pp. 1-25.

[15]      C. Eastman, D. Fisher, G. Lafue, J. Lividini, D. Stoker, y C. Yessios, «An Outline of the Building Description System by °», 1974.

[16]      I. E. Sutherland, A. Blackwell, y K. Rodden, «Sketchpad: A man-machine graphical communication system», University of Cambridge, 2003.

[17]      GSA: General Services Administration (US), «GSA Building Information Modeling Guide Series 01 – Overview», Program, p. 41, 2007.

[18]      «Review of the Development and Implementation of IFC compatible BIM», 2008.

[19]      X. Wang, «BIM Handbook: A guide to Building Information Modeling for owners, managers, designers, engineers and contractors», Constr. Econ. Build., 2014.

[20]      A. A. Latiffi, J. Brahim, y M. S. Fathi, «The Development of Building Information Modeling (BIM) Definition», Appl. Mech. Mater., vol. 567, pp. 625-630, 2014.

[21]      W. E. Keyes, I. W. E. Swartz, y T. M. Loehr, «National BIM Standard», Natl. BIM Stand. - United States - Version 3, vol. 17, n.o 11, p. 97005, 2015.

[22]      A. Hore, B. McAuley, y R. West, «Global BIM Study», Cita - Constr. IT alliance, pp. 1-52, 2017.

[23]      BuildingSmart Finland, «COBIM Series 09 - Use of models in MEP analyses», 2012.

[24]      Unión Europea, «Directiva 2014/24/UE del Parlamento Europeo», D. Of. la Unión Eur., vol. 28.3.2014, n.o L 94/65, pp. 65-242, 2014.

[25]      Ley 9, Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014. 2017.

[26]      Real Decreto 1515, Real Decreto 1515/2018, de 28 de diciembre, por el que se crea la Comisión Interministerial para la incorporación de la metodología BIM en la contratación pública. 2018.

[27]      Ministerio de Fomento, «Plan de innovación para el transporte y las infraestructuras. Planes estratégicos», 2018.

[28]      Ley 31, Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de prevención de Riesgos Laborales. 2012, pp. 1-24.

[29]      Real Decreto 555, Real Decreto 555/1986, de 21 de febrero, por el que se implanta la obligatoriedad de la inclusión de un estudio de Seguridad e Higiene en el Trabajo en los proyectos de edificación y obras públicas. 1986.

[30]      Real Decreto 1627, Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción. 1997, pp. 30875-30886.

[31]      M. Kassem y B. Succar, «Macro BIM adoption: Comparative market analysis», Autom. Constr., vol. 81, pp. 286-299, sep. 2017.

[32]      AEC (CAN) Committee, «AEC (CAN) BIM Protocol v1.0 - Implementing Canadian BIM Standards for the Architectural, Engineering and Construction industry based on international collaboration.», BIM-standard, n.o October, p. 54, 2012.

[33]      NBIMS, «National BIM Standard - United States ® Version 3 Introduction to Information Exchange Standards», n.o Idm, pp. 3-4, 2015.

[34]      NYC Building Department, «Building Information Modeling Site Safety Submission Guidelines and Standards ( BIM MANUAL )», pp. 1-41, 2013.

[35]      BSI PAS1192-6, «Specification for collaborative sharing and use of structured hazard and risk information for Health and Safety», 2018.

[36]      J. Esteban, A. Ros, M. Sanz, y R. V. Lozano, «La integración de la prevención en la fase de diseño. El papel del Proyectista en España y en los países de la Europa de los 15», Inf. la Construcción, vol. 65, n.o 532, pp. 545-555, 2014.

[37]      C. de la U. E. ‎Parlamento Europeo, «Directiva 92/57/CEE del Consejo, de 24 de junio de 1992, relativa a las disposiciones mínimas de seguridad y de salud que deben aplicarse en las obras de construcción temporales o móviles (octava Directiva específica con arreglo al apartado 1 del artículo», D. las Comunidades Eur., vol. 18, n.o 245, 24 de junio, pp. 1-23, 1992.

[38]      A. Cortés Pérez, J. P. Cortés Pérez, y P. Prieto Muriel, Guía para la integración del subproceso coordinación de seguridad y salud en fase de diseño en el proceso de elaboración de un proyecto de edificación desarrollado con metodología BIM, 1.a ed. Cáceres, 2017.

Papers relacionados

ORP 2015
José M.
Carretero-Gómez
Universidad Illes Balears
España
ORP 2015
Isidro J
Ibarra Berrocal
Universidad Politécnica de Cartagena
España
ORP 2015
Alfonso
Salinas Martínez
GNL Quintero
Chile
ORP 2015
SILVIA
OCHOA AYALA
Instituto Politécnico Nacional y DIE CINVESTAV
México
ORP 2015
JEILENE ABIGAIL
ROSAS SALAS
INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL
México
ORP 2015
Macringer
Omaña
Universidad Simón Bolívar
Venezuela