Detectores de radiación en un servicio de radiodiagnóstico

Se describen los distintos tipos de detectores de radiación en un servicio de radiodiagnóstico y se realiza un análisis de las ventajas e inconvenientes de los mismos. Entre los que se encuentran cámaras de ionización, dosímetros personales basados en ionización gaseosa, dosímetros de termoluminiscencia y detectores de emulsión fotográfica.
Keywords: 
plantillas, instrucciones, ponencias
Main Author: 
María Isabel
Marco Galve
Co-authors: 
Ignacio
García Delgado
Francisco José
Gómez Gómez
Aurora
Villalobos Sánchez
Antonio Ángel
Chaves Manceras
Sebastián
González Álvarez

Marco Galve, María Isabel

Facultativo Especialista de Área del Servicio de Radiodiagnóstico / Centro Hospitalario de Alta Resolución de Benalmádena / Benalmádena, Málaga, España+34 657 92 92 53 / isabelmarcogalve@yahoo.esGarcía Delgado, IgnacioUnidad de Prevención de Riesgos Laborales / Hospital Regional Universitario de Málaga (Carlos Haya) / Av. Carlos Hayal, s/n / 29010 Málaga, España+34 95 129 12 76 / ignacio.garcia.sspa@juntadeandalucia.esGómez Gómez, Francisco JoséUnidad de Prevención de Riesgos Laborales / Hospital Regional Universitario de Málaga (Carlos Haya) / Av. Carlos Hayal, s/n / 29010 Málaga, España+34 95 129 15 44 / fjose.gomez.sspa@juntadeandalucia.esVillalobos Sánchez, AuroraFacultativo Especialista de Área / Hospital Regional Universitario de Málaga (Carlos Haya) / Av. Carlos Hayal, s/n / 29010 Málaga, España

+34 95 129 12 31 / aurora.villalobos.sanchez@andaluciajunta.es

Chaves Manceras, Antonio ÁngelUnidad de Prevención de Riesgos Laborales / Hospital Regional Universitario de Málaga (Carlos Haya) / Av. Carlos Hayal, s/n / 29010 Málaga, España+34 95 129 12 31 / antonioa.chaves.sspa@juntadeandalucia.esGonzález Álvarez, SebastiánUnidad de Prevención de Riesgos Laborales / Hospital Regional Universitario de Málaga (Carlos Haya) / Av. Carlos Hayal, s/n / 29010 Málaga, España

+34 95 129 12 76 /

sebastian.gonzalez.sspa@juntadeandalucia.es

ABSTRACT

ABSTRACT

Se describen los distintos tipos de detectores de radiación en un servicio de radiodiagnóstico y se realiza un análisis de las ventajas e inconvenientes de los mismos. Entre los que se encuentran cámaras de ionización, dosímetros personales basados en ionización gaseosa, dosímetros de termoluminiscencia y detectores de emulsión fotográfica.

Palabras clave

Palabras clave

Plantillas, instrucciones, ponencias

INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

En cada instalación de Radiodiagnóstico el responsable de protección radiológica debe clasificar a los trabajadores en función del riesgo de exposición a las radiaciones ionizantes, con objeto de establecer las medidas de vigilancia y control radiológico pertinentes, mediante la vigilancia dosimétrica, individual o del ambiente de trabajo, que resulte más adecuada en cada caso.

Se presentan a continuación los detectores que podemos encontrar en un servicio de radiodiagnóstico.

Cámaras de ionización

Dosimetría personal basada en la ionización gaseosa Dosímetros de termoluminiscencia (TLD)

Emulsión fotográfica

Cámaras de ionización

Se basan en recoger las cargas liberadas por las radiaciones al ionizar un gas. Estas cargas se recolectan mediante un par de electrodos entre los que hay una diferencia de potencial adecuada para evitar el fenómeno de la recombinación. Se suelen usar para la detección de la radiación en el campo del radiodiagnóstico.

Dosimetría personal basada en la ionización gaseosa

Tienen el funcionamiento de una cámara de ionización y están basados en la descarga de un condensador por efecto de la radiación.

Dosímetros de termoluminiscencia (TLD)

Existen una serie de compuestos que al ser irradiados guardan la energía cedida por la radiación en su estructura cristalina. Un posterior calentamiento de estos compuestos hace que emitan el exceso de energía que tienen en forma de luz (termoluminiscencia). La medida de la cantidad de luz emitida se correlaciona con la cantidad de radiación recibida, por lo que estos materiales se emplean como dosímetros personales.

Emulsión fotográfica

Al interaccionar la radiación con los haluros de plata de la emulsión fotográfica, se produce una liberación de plata metálica con el consiguiente ennegrecimiento de la emulsión. La densidad óptica de la emulsión depende de la mayor o menor cantidad de radiación que ha llegado a la emulsión.

CRITERIOS RECOMENDADOS DE ASIGNACIÓN DE DOSÍMETROS PERSONALES

Según el Reglamento de Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes tienen la consideración de trabajadores expuestos aquellas personas que, por las circunstancias en que se desarrolla su trabajo, bien sea de modo habitual, bien de modo ocasional, están sometidas a un riesgo de exposición a las radiaciones ionizantes susceptible de entrañar dosis superiores a alguno de los límites de dosis para miembros del público.

Los trabajadores expuestos se clasifican en dos categorías: A y B.

Pertenecen a la categoría A los que puedan recibir una dosis efectiva superior a 6 mSv por año oficial, o una dosis equivalente superior a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino (45 mSv/año), la piel y las extremidades (150 mSv/año). Los trabajadores expuestos de categoría A deben utilizar obligatoriamente dosímetro individual.

Pertenecen a la categoría B aquellos trabajadores expuestos que es muy improbable que reciban dosis efectivas superiores a 6 mSv por año oficial, o a 3/10 de los límites de dosis equivalente para el cristalino, la piel y las extremidades. Los trabajadores expuestos de categoría B no necesitan obligatoriamente utilizar dosímetros individuales. Basta con estar sometidos a un sistema de vigilancia dosimétrica que garantice que las dosis recibidas son compatibles con su clasificación en categoría B.

Se consideran trabajadores no expuestos aquellos que es muy improbable que puedan recibir dosis superiores a los límites para los miembros del público. Los trabajadores no expuestos, al tener la consideración de miembros del público, nonecesitan ningún tipo de control dosimétrico.

TRABAJADORES EXPUESTOS CATEGORÍA A

Trabajadores expuestos de categoría A:

Una minoría de las personas que trabajan con radiaciones ionizantes en el medio sanitario puede ser clasificada como trabajadores expuestos de categoría A y necesitarían ser controladas mediante dosimetría individual. En dicha situación se encuentran las personas:

que deben permanecer próximas al haz de radiación en radiología intervencionista y hemodinámica,que preparan y administran dosis radiactivas en medicina nuclear, asociadas con la preparación del tratamiento y cuidado de pacientes en terapia metabólica,que realizan estas funciones en braquiterapia.

Igualmente se clasificarán como de categoría A aquellos trabajadores que, aún cuando se encuentren sometidos a un riesgo bajo de exposición en condiciones normales de operación, puedan verse implicados en operaciones especiales con ocasión de situaciones excepcionales contempladas en el plan de emergencia de la instalación.

TRABAJADORES EXPUESTOS CATEGORÍA B

Trabajadores expuestos de categoría B:

Como orientación, y de acuerdo con las recomendaciones de la Comisión Internacional de Protección Radiológica, en su publicación nº 57 (par. 128-134), la mayoría de las personas que trabajan con radiaciones ionizantes en el medio sanitario pueden clasificarse como trabajadores expuestos de categoría B. Por tanto no sería necesaria la utilización de dosímetros individuales por parte de dichos trabajadores siendo suficiente con la realización de una vigilancia dosimétrica de sus puestos de trabajo. No obstante, como la vigilancia individual es relativamente sencilla de llevar a cabo, proporciona una comprobación continua y puede resultar más fácil de adoptar que un programa de vigilancia de áreas, se puede utilizar frecuentemente como una forma de confirmar que las medidas de protección radiológica y los procedimientos de trabajo adoptados individualmente por los trabajadores son satisfactorios.

Sin embargo, en aquellas ocasiones en que varios trabajadores rotan en un mismo puesto de trabajo, considerado como de categoría B, es recomendable lautilización de dosímetros de puesto de trabajo rotatorio en lugar de dosímetros individuales. Tal podría ser la situación de los facultativos de radiodiagnóstico que efectúan guardias en urgencias.

De forma similar, en aquellos casos en que varios trabajadores pueden permanecer en los alrededores de fuentes de radiación a distancias relativamente grandes, por lo que las dosis a las que están expuestos individualmente cada uno de ellos son muy inferiores a los límites de dosis para trabajadores expuestos de categoría B, es recomendable el uso de dosímetros de área.

En general, en todos aquellos casos en los que los trabajadores deben permanecer, durante las exposiciones a radiaciones ionizantes, detrás de una mampara fija de protección que garantice que sus condiciones de trabajo son compatibles con su clasificación en categoría B, sería suficiente la realización de una dosimetría de área del puesto de trabajo.

El personal que realiza las sustituciones por vacaciones y bajas de trabajadores expuestos de categoría B, durante períodos cortos de tiempo, no necesitaría igualmente la utilización de dosímetro individual. Sus dosis se pueden estimar a partir de los resultados de la vigilancia realizada en el ambiente de trabajo o a partir de mediciones individuales realizadas a otros trabajadores expuestos, según se indica en el artículo 30 del Reglamento de Protección Sanitaria contra radiaciones ionizantes.

TRABAJADORES NO EXPUESTOS

Trabajadores no expuestos:

Como orientación general no se considerarán trabajadores expuestos y por tanto no deberán ser controlados dosimétricamente, los que se cita a continuación:

A. Radiodiagnóstico:

Los administrativos, celadores y limpiadoras, al ser trabajadores que no participan en la realización de las exploraciones con radiaciones ionizantes, deben ser clasificados como trabajadores no expuestos, es decir miembros del público.

El personal sanitario involucrado exclusivamente en las exploraciones mediante ecografía, que no implican la exposición a radiaciones ionizantes, debe ser clasificado igualmente como trabajadores no expuestos.

El personal facultativo que informan las imágenes diagnósticas sin participar directamente en la obtención de las mismas, debe ser clasificado igualmente comotrabajadores no expuestos.

B. Radioterapia e instalaciones con fuentes no encapsuladas:

Los administrativos, al no participar en la realización de las exposiciones con radiaciones ionizantes deben ser clasificados como trabajadores no expuestos.

TIPOS DE DOSIMETRÍA

Dependiendo de la utilización prevista de los dosímetros se consideran diferentes tipos de dosimetría.

Personal

Dosimetría de la totalidad del organismo Dosimetría de las extremidades superiores Dosimetría sobre el delantal

Dosimetría de abdomen:

No personal

Dosimetría de área

Dosimetría de puesto de trabajo rotatorio Dosimetría de investigación

DOSIMETRÍA PERSONAL

Está destinada a estimar de forma directa las dosis recibidas por una persona determinada. El uso del dosímetro es personal y restringido al centro a que está asignado. Cada usuario tiene asignados dos dosímetros que se deben utilizar en meses alternos, de modo que se envía para su lectura uno de ellos mientras se hace uso del otro.

Dependiendo de las zonas del cuerpo cuyas dosis se desee estimar, seofrecen los siguientes tipos:

Dosimetría de la totalidad del organismo

Se realiza mediante dosímetros de solapa (figura 1), que se deben colocar en aquella posición que sea representativa de la parte más expuesta de la superficie del cuerpo. En aquellos casos en los que sea necesario el uso del delantal plomado, el dosímetro se colocará debajo de éste y en la posición recomendada anteriormente.

Dosimetría de las extremidades superiores

Se realiza mediante dosímetros de muñeca (figura 2). Está indicada solamente en aquellos casos en que las dosis a las manos puedan ser notablemente superiores a las de la totalidad del organismo, debido a su proximidad al haz de radiación.

Dosimetría sobre el delantal

Se realiza mediante dosímetros de solapa. Está reservada exclusivamente a aquellos casos en que, debido a su proximidad al haz de radiación, por indicación del Servicio de Protección Radiológica correspondiente, se precisa excepcionalmente la estimación de las posibles dosis a aquellos órganos no protegidos por el delantal plomado, como por ejemplo el cristalino.

Dosimetría de abdomen

Se realiza mediante dosímetros de solapa. Está reservada para la estimación de la dosis en el abdomen de las trabajadoras gestantes expuestas.

Códigos identificativos de los tipos de dosimetría existentes:

Tipo de dosimetría

Código identificativo

Personales

Totalidad del organismo

S

Extremidades superiores

M

Sobre el delantal

D

Abdomen

E

No personales

Área

A

Puesto de trabajo rotatorio

R (solapa) Z (muñeca)

Investigación

I (solapa) Y (muñeca)

DOSIMETRÍA NO PERSONAL

Está destinada a estimar las dosis recibidas, en lugares o puestos de trabajo, no directamente relacionadas con una persona determinada.

Dosimetría de área

Se realiza mediante dosímetros de solapa (figura 1).

Los dosímetros de área están reservados para la estimación de las dosis en lugares o zonas donde pudieran acceder o permanecer trabajadores expuestos de categoría B durante las exposiciones a radiaciones ionizantes, a solicitud del

Servicio de Protección Radiológica correspondiente.

El uso del dosímetro está restringido al centro a que está asignado y para la finalidad indicada anteriormente, bajo la supervisión del Servicio de Protección Radiológica correspondiente. No se deben utilizar en zonas en las que no puedan permanecer trabajadores expuestos de categoría B, como, por ejemplo, para la medida de exposiciones delante de las barreras de protección, en el interior de los búnkeres de aceleradores, etc. Para dicho tipo de medidas se deben usar dosímetros de investigación.

El Centro Nacional de Dosimetría informa mensualmente al Consejo de Seguridad Nuclear de las lecturas de los dosímetros de área y de las incidencias ocurridas en ellas. Cada historia dosimétrica de área tiene asignados dos dosímetros que se deben utilizar en meses alternos, de modo que se envía para su lectura uno de ellos mientras se hace uso del otro.

Al tratarse de dosímetros no personales no se acumulan las dosis a lo largo del año, ya que no aplican los límites de dosis individuales.

Los dosímetros de área están particularmente recomendados para aquellos casos en que varios trabajadores pueden permanecer en los alrededores de fuentes de radiación a distancias relativamente grandes, por lo que las dosis a las que están expuestos individualmente cada uno de ellos son muy inferiores a los límites de dosis para trabajadores expuestos de categoría B, por lo que no es necesaria una vigilancia dosimétrica individual. Tal puede ser el caso del personal que presta su servicio en las zonas de cuidados intensivos, en las que los técnicos de radiología realizan exploraciones radiológicas con equipos portátiles a los pacientes encamados. En tales situaciones, un dosímetro de área ubicado en el puesto de control de la unidad de vigilancia intensiva puede permitir evaluar razonablemente el nivel de exposición en la zona, confirmando la correcta clasificación del área de trabajo. Una situación similar se presenta en el caso del personal de quirófano que suele permanecer alrededor de la camilla del paciente, a diferentes distancias, durante las exploraciones radiológicas efectuadas con los equipos de arco. En tales situaciones, un dosímetro de área colocado en el brazo del equipo de arco, orientado hacia el paciente y situado a una altura de unos 20-30 cm por encima de la camilla, puede permitir evaluar razonablemente el nivel de exposición a esa distancia (aproximadamente 50 cm del paciente), como consecuencia de todas las exploraciones llevadas a cabo a lo largo del mes de uso del dosímetro.

De dicha evaluación de dosis se puede deducir el nivel de exposición a que están expuestos dichos trabajadores, en función de las distancias del paciente a las que se suelen situar y de su grado de participación en las distintas exploraciones llevadas a cabo a lo largo del mes. Dicha evaluación de dosis puede permitir una correcta clasificación del personal y consiguientemente la adopción de las medidas de vigilancia adecuadas en cada caso. Para aquellos trabajadores que sean considerados como de categoría B, sería suficiente dicha dosimetría de área, no siendo necesaria una vigilancia dosimétrica individual.

Dosimetría de puesto de trabajo rotatorio

Se realiza mediante dosímetros de solapa y/o muñeca (figuras 1 y 2). Está reservada para la estimación de las dosis en aquellos puestos de trabajo que puedan ser desempeñados de forma esporádica, rotatoria y/o provisional por uno o varios trabajadores expuestos de categoría B. De igual forma pueden ser utilizados por trabajadores expuestos, clasificados como de categoría A, que necesitando dosímetro personal durante un período corto de tiempo, o hasta que reciban el suyo personal, no disponen del mismo.

El control de sus lecturas y su incorporación a los historiales dosimétricos correspondientes es responsabilidad exclusiva de los responsables de protección radiológica. El uso del dosímetro está restringido al centro a que está asignado y para la finalidad indicada anteriormente.

No se deben utilizar en zonas en las que no puedan permanecer trabajadores expuestos de categoría B, como, por ejemplo, para la medida de exposiciones delante de las barreras de protección, en el interior de los búnkeres deaceleradores, etc. Para dicho tipo de medidas se deben usar dosímetros de investigación.

El CND informa mensualmente al Consejo de Seguridad Nuclear, de las lecturas de los dosímetros rotatorios y de las incidencias ocurridas en ellas.

Cada historia dosimétrica tiene asignados dos dosímetros que se deben utilizar en meses alternos, de modo que se envía para su lectura uno de ellos mientras se hace uso del otro. Al tratarse de dosímetros no personales no se acumulan las dosis a lo largo del año, ya que no aplican los límites de dosis individuales. Los dosímetros rotatorios están particularmente recomendados para aquellos casos en que varios trabajadores desempeñan de forma rotatoria un mismo puesto de trabajo a lo largo del mes, de forma que las dosis a las que están expuestos individualmente cada uno de ellos son muy inferiores a los límites de dosis para trabajadores expuestos de categoría B, por lo que no es necesaria una vigilancia dosimétrica individual.

Dosimetría de investigación

Se realiza mediante dosímetros de solapa y/o muñeca (figuras 1 y 2). Está reservada, a petición expresa de un Servicio de Protección Radiológica, para la estimación de las dosis en todas aquellas situaciones no contempladas en los casos anteriores.

Figura 1. Dosímetro de solapa.

Los dosímetros de investigación están reservados para la estimación de las dosis en todas aquellas situaciones en que, a criterio de un Servicio de Protección Radiológica, sea necesario evaluar el nivel de exposición sin que necesariamente puedan estar afectados trabajadores expuestos.

El uso del dosímetro está restringido al centro a que está asignado y para la finalidad indicada anteriormente.

Debido a que no se trata de dosímetros destinados a evaluar dosis a trabajadores expuestos, el CND no informa al Consejo de Seguridad Nuclear de las lecturas de los dosímetros de investigación y de las incidencias ocurridas en ellas.

Cada historia dosimétrica tiene asignados dos dosímetros que se deben utilizar en meses alternos, de modo que se envía para su lectura uno de ellos mientras se hace uso del otro. Al tratarse de dosímetros no personales no se acumulan las dosis a lo largo del año, ya que no aplican los límites de dosis individuales.

Los dosímetros de investigación se suelen utilizar en situaciones en las que las dosis a las que están expuestos suelen ser relativamente elevadas y con mucha frecuencia superiores a los límites de dosis para los trabajadores.

Figura 2. Dosímetro de muñeca

REFERENCIAS

  • 1. REAL DECRETO 53/1992, de 24 de enero por el que se aprueba el Reglamento sobre Protección Sanitaria contra Radiaciones Ionizantes.
  • 2. CONVENIO 115 DE LA OIT, relativo a la protección de los trabajadores contra las radiaciones ionizantes
  • 3. REAL DECRETO 783/2001, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes
  • 4. LEY 31/1995 de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales
  • 5. La protección radiológica de las trabajadoras gestantes expuestas a radiaciones ionizantes en el ámbito hospitalario. Consejo de Seguridad Nuclear. Sociedad Española de Protección Radiológica. Sociedad Española de Física Médica.