Principales dificultades para la autonomía de las personas de movilidad y/o comunicación reducida, temporal o permanente

Principales dificultades para la autonomía de las personas de movilidad y/o comunicación reducida, temporal o permanente

Sin lugar a dudas ha llegado el momento de modificar la estructura urbanística, edificatoria, del transporte y de los sistemas de comunicación en las ciudades y pueblos, potenciando las medidas que facilitan la información, orientación y comunicación para todos los colectivos, y suprimiendo las barreras arquitectónicas existentes.
25 May 2021

Redacción

De esta manera se contribuirá a que todas las personas disfruten de una mejora en la calidad de los servicios ofrecidos, y se facilitará el desplazamiento y la integración de las personas discapacitadas al conseguir una mejora de sus propias cualidades y posibilidades, evitando el aislamiento y la marginación a que se ven sometidos hoy en día.

Si todo ello se solucionara en el planeamiento urbanístico, en la construcción de viviendas, edificios y locales de uso público, en los medios de transporte en todas sus versiones, y se facilitan los sistemas para comunicarse escrita y/o auditivamente; se tendría una sociedad apta para todos, con soluciones de diseño normalizado, que pasarán desapercibidas para la inmensa mayoría de los usuarios, pero que en el momento de necesitar alguna ayuda las encontraran con facilidad.

La resolución de esta problemática pasa obligatoriamente por el cumplimiento de la normativa existente sobre promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas, en los medios de transporte y en los sistemas de comunicación, por campañas continuadas de sensibilización en los medios habituales de comunicación de masas, y por la realización de cursos de formación en todas las escuelas de diseño que estudien la mejora del entorno urbano, la comunicación y el transporte, incluyendo en todos estos campos la Accesibilidad de manera desapercibida.

Existen 4 tipos de principales dificultades; para conseguir que personas con limitaciones en su anatomía, puedan realizar una vida normalizada:

  • Dificultades de Maniobra
  • Dificultades para Salvar Desniveles
  • Dificultades de Alcance
  • Dificultades de Control

Dificultades de maniobra

Las dificultades para maniobrar que se encuentran las personas con graves limitaciones para desplazarse tanto en línea recta, como para traspasar una puerta, realizar traslaciones y/o transferencias, etc.

Son aquellas que limitan la capacidad de acceder a los espacios y de moverse dentro de ellos. Afectan de forma especial a los usuarios de silla de ruedas tanto por las dimensiones de la propia silla que obligan a prevenir espacios más anchos, como para las características de desplazamiento que tiene una silla de ruedas.

Cinco son las maniobras fundamentales que se ejecutan con la silla de ruedas:

  1. Desplazamiento en línea recta, es decir, maniobra de avance o retroceso.
  2. Rotación o maniobra de cambio de dirección sin desplazamiento, es decir, sin mover prácticamente de lugar el centro de gravedad.
  3. Giro o maniobra de cambio de dirección en movimiento.
  4. Franquear una puerta. Maniobra especifica que incluye los movimientos necesarios para aproximarse a una puerta, abrirla, traspasar el ámbito y cerrarla.
  5. Transferencia o movimiento para sentarse o salir de la silla de ruedas.

Dificultades para salvar desniveles

Las dificultades para salvar desniveles se encuentran en escaleras con peldaños altos sin pasamanos, la falta de aparatos elevadores practicables incluso para usuarios de una silla de ruedas, y potenciando la construcción de rampas con suaves pendientes.

Son las que se presentan en el momento en que se pretende cambiar de nivel (bien sea subiendo o bajando), o superar un obstáculo aislado dentro de un itinerario horizontal. Afectan tanto a usuarios de silla de ruedas (imposibilitados de superar desniveles bruscos o con pendientes muy pronunciadas), como los ambulantes (que tienen dificultades con los desniveles bruscos, los itinerarios de fuerte pendiente y los recorridos muy largos).

Básicamente se distinguen tres clases de desniveles:

  • Continuos o sin interrupción, se encuentran principalmente en las vías públicas y espacios abiertos y obedecen más a las condiciones topográficas que a una intención proyectual.
  • Bruscos y aislados; responden generalmente a una clara intención proyectual: evitar la entrada de agua (en los accesos des del exterior a locales cubiertos), separar y proteger (en el caso de acera), o conseguir una determinada opción compositiva (escalinata, escaleras, etc.)
  • Grandes desniveles que responden bien a condiciones topográficas o, con mayor asiduidad, a superposición de niveles (edificios de más de una planta).

Dificultades de alcance

Dificultades de alcance son aquellas que aparecen como consecuencia de una limitación en las posibilidades de llegar a objetos y percibir sensaciones. Afectan principalmente a los usuarios de silla de ruedas (como consecuencia de su posición sedente) y de forma especial a los deficientes sensoriales (visuales y auditivos).

Las dificultades de alcance manual, visual y auditivo, son para alcanzar objetos en planos horizontales, verticales, para detectar o evitar obstáculos y agujeros, determinar direcciones y comunicarse con el entorno.

Se distinguen cuatro clases de dificultades de alcance:

  • Manual, que afecta de forma primordial a las personas usuarias de silla de ruedas, tanto por su posición sedente que disminuye las posibilidades de disponer de los elementos situados en lugares altos, como por el obstáculo de aproximación que ya de por sí representan las propias piernas y su silla de ruedas.
  • Visual, que incide principalmente a las personas con deficiencia visual, personas despistadas y también a los usuarios de silla de ruedas al disminuir su altura y el ángulo de visión al estar sentados.
  • Auditivo, que repercute de forma primordial en los individuos con disminución o pérdida de las capacidades auditivas.
  • Orientación, debido a la falta de señalización tanto visual como auditiva. Afecta a todo tipo de usuarios tengan o no discapacidad.

Dificultades de control

Las dificultades de control, por ejemplo, al necesitar mantener el equilibrio con la ayuda de pasamanos, barras de sujeción y apoyo para realizar las diferentes transferencias, pavimentos duros y antideslizantes, facilitar la manipulación de interruptores, manubrios, grifos, etc.

Son las que aparecen como consecuencia de la pérdida de capacidad para realizar acciones o movimientos precisos con los miembros afectados. Inciden tanto en los usuarios de silla de ruedas como a los ambulantes.

Se distinguen 2 clases de dificultades de control:

  • Del equilibrio, que se manifiesta tanto en la obtención como en el mantenimiento de una determinada postura, e incide en los usuarios de silla de ruedas y ambulantes como consecuencia de la afectación de los miembros inferiores.
  • De la manipulación, que se asocia más a las afectaciones de los miembros superiores y, por tanto, no se manifiesta por la condición de sedente - ambulante de la persona, sino por la limitación adicional en las extremidades superiores.

La definición de las dificultades se hace, pues, en función de las condiciones físicas de los individuos y se entiende que en el uso del entorno aparezcan generalmente todas ellas.

Las limitaciones no se asocian a cada uno de los diversos tipos de edificios, si no a los individuos que actúan y desarrollan su vida en ellos.

¿Qué opinas de este artículo?