Errores humanos en tareas de supervisión

Errores humanos en tareas de supervisión

En todas las fases de la actividad humana los errores parecen tener una ocurrencia frecuente.
9 March 2021

Redacción

Se ha estimado que el error humano es la causa primaria del 60-70% de los accidentes e incidentes que tienen lugar en sistemas complejos como plantas nucleares, procesos de control o aviación.

En estos sistemas complejos la mayoría de las tareas son realizadas por máquinas (normalmente ordenadores) que se encargan de llevar a cabo funciones que antes realizaba una persona de manera que el papel de los operarios pasa del control manual al control supervisor, influyendo este hecho en la tasa y tipos de errores que dichos operarios pueden cometer.

Los operarios pasan de ejecutar tareas “haciéndolas”, como activar manualmente un interruptor y seguir un procedimiento, a ejecutar tareas intelectuales o cognitivas como diagnosticar, planificar o solucionar problemas. Esto supone más que una reducción del trabajo una redistribución del mismo. Por otra parte, demasiada automatización puede hacer que el operador pierda la familiaridad con el funcionamiento interno del sistema y se reduzca su capacidad para recuperarse de eventos inusuales, consiguiendo paradójicamente elevar la tasa de errores.

La ejecución correcta y los errores son dos caras de la misma moneda, de hecho, los errores se pueden considerar como la inevitable consecuencia de la valiosa flexibilidad y creatividad humana. Tanto las acciones correctas como los errores fluyen de los mismos recursos mentales. Por esta razón, la predicción y la reducción de los errores emergen de un mejor entendimiento de los procesos mentales. Por suerte, los errores humanos son más raros e infrecuentes que las acciones correctas y, además, sorprendentemente tienden a tomar un limitado número de formas. Más bien, los errores aparecen en formas muy similares a través de un amplio rango de actividades mentales. Así, es posible identificar formas comparables de error en la acción, el habla, la percepción, el recuerdo, el reconocimiento, la solución de problemas o la toma de decisiones.

Errores humanos en tareas de supervisión

En los sistemas hombre-máquina, la actividad humana es requerida para controlar, ajustar y mantener el funcionamiento del sistema, así como para afrontar fallos inusuales que ocurren en él y que dan lugar a situaciones de riesgo. Las personas deben percibir información (del display, de las condiciones ambientales o de instrucciones) acerca del estado del sistema del cual es responsable, procesar la información y determinar la acción que se llevará a cabo y ponerla en marcha. Así, el error humano ocurre cuando hay problemas en alguno de estos elementos:

1. Errores en el Input (errores en percibir el input o entrada de información).

2. Errores de mediación (errores en el procesamiento de la información: memoria, atención o toma de decisiones).

3. Errores en el output (errores al dar respuestas físicas).

El dibujo representa el traspaso de información entre el hombre y la máquina en cada uno de los cuales se pueden cometer errores: 1) percibir visual o auditivamente la información presentada en el interfaz, 2) procesar la información y 3) dar una respuesta manual o vocal.

¿Qué opinas de este artículo?