La eterna discusión sobre los efectos de los teléfonos móviles, continúa

La eterna discusión sobre los efectos de los teléfonos móviles, continúa

Neuroma acústico: donde dije digo, dijo Diego
4 December 2013

Desde hace años, los anuncios de un nuevo descubrimiento sobre los efectos nocivos del uso de teléfonos móviles vienen casi inmediatamente seguidos por otro descubrimiento de signo contrario o que, al menos, pone sordina al primero.Lo que ya no es tan corriente es que los descubridores de un efecto nocivo anuncien, a los pocos meses de haber hecho pública la novedad, que han cambiado de opinión debido a la incorporación de nuevos datos de signo contrario a su investigación original.

Pues esto es justamente lo que ha ocurrido con un grupo de investigación de la Universidad de Oxford que en mayo pasado informó de un vínculo entre el uso a largo plazo de un teléfono móvil y un elevado riesgo de neuroma acústico: dice ahora que ya no opina lo mismo.

En una breve carta al International Journal of Epidemiology, el equipo de Oxford informa de que cuando el análisis se repitió con datos de 2009-2011 "ya no hay una asociación significativa". También ha desaparecido, escribe el equipo, la "tendencia significativa en el aumento del riesgo con la duración de uso del teléfono móvil".

Después de diez o más años de uso del teléfono, el riesgo de neuroma acústico es sólo el 17 % más alto con un intervalo de confianza (0,60 a 2,27) que indica el pequeño aumento no es significativo. En su trabajo anterior, el grupo de Oxford informó que el riesgo de neuroma acústico  era más del doble después de diez años y fue estadísticamente significativo (RR = 2,46 , IC = 1,07-5,64) .

La actualización se produce en respuesta a una carta de Frank de Vocht de la Universidad de  Manchester expresando su sorpresa acerca de que el equipo de Oxford no había incluido el hallazgo de riesgo de neuroma acústico en el resumen original de su trabajo, sobre todo teniendo en cuenta que "proporciona más apoyo" a la decisión de la IARC para clasificar a la radiación de radiofrecuencia como un posible carcinógeno humano.

En su carta de Vocht incluye los resultados de un meta- análisis informal efectuado por él sobre los estudios de su uso a largo plazo de los teléfonos móviles y la incidencia de neuroma acústico: "Como se muestra, las evidencias científicas acumuladas no son concluyentes, pero sí indican un 14-43 % de riesgo adicional de neuroma acústico, debido al uso prolongado ( más de 10 años) de teléfonos móviles, aunque sin alcanzar significación estadística (95 % CI = 0,76-2,67)."

Frank de Vocht ha - rápidamente - actualizado su metaanálisis para tener en cuenta los nuevos datos de Oxford. Ahora encuentra un aumento no significativo del 18 % del riesgo de neuroma acústico entre los usuarios a largo plazo. (Un riesgo relativo de 1,18 con un IC del 95 % = 0,67-2,08 ).

Pero podría tratarse de una subestimación. De Vocht no tuvo en cuenta un estudio japonés que mostró que los que utilizaron teléfonos móviles durante más de 20 minutos al día durante al menos cinco años tenían tres veces más neuromas acústicos de lo esperado. Pero los resultados japoneses no se presentan de la misma manera que los de los otros estudios y no pueden ser fácilmente integrados con ellos .

Fuente: Microwavenews

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Add new comment