¿Y si Donald Trump acertara el camino a seguir?

¿Y si Donald Trump acertara el camino a seguir?

Un estudio científico determinará si el dióxido de cloro es efectivo contra el COVID-19
11 Mayo 2020

Todos hemos oído hablar de su rueda de prensa del 25 de abril, en que hizo referencia a dos métodos para acabar con el COVID-19: los rayo UV y un desinfectante, sin indicar cuál.

.

Según la Vanguardia y muchas otras fuentes, sus palabras exactas fueron:

Sería interesante probarlo. Habrá que usar médicos para hacerlo, pero a mí me parece interesante

.

Este comentario, que podría parecer positivo si hubiera sido hecho en privado, puede resultar nefasto en una rueda de prensa del Presidente de los EEUU, ya que viniendo de él hubo personas que pensaron que no se trataba de una sugerencia, sino de un hecho probado y decidieron automedicarse por su cuenta. Deplorable, en ambos casos.

Comentar que sus asesores indicaron que sus palabras habían sido mal interpretadas, lo que es cierto, pero él, con su actitud habitual, declaró después que se trataba de un sarcasmo, lo que resulta difícil de respaldar.

Pero, en cualquier caso, teniendo una visión crítica como debemos tener, corresponde analizar el alcance de unas propuestas que, aunque las hemos conocido de forma “irregular”, pudieran tener solución para la pandemia que nos asola.

.

En este sentido de investigar el trasfondo de las declaraciones de Donald Trump, me permito recordar la barbaridad que propuso el verano pasado: comprar Groenlandia a Dinamarca.

Pues bien, a día de hoy EEUU no la ha comprado pero la “alquilado”, lo que a los efectos económicos que pretendía Trump viene a resultar lo mismo. La fortísima negativa del Gobierno de Dinamarca del pasado verano se ha reducido hoy a las críticas la oposición. Fuente: la Vanguardia.

Sirva este comentario para destacar que puede ser interesante analizar las propuestas de Donald Trump. No se puede ignorar un mensaje por que no nos guste el mensajero.

.

Rayos UV

Se utiliza con efectividad en la desinfección del agua y el aire, el procesamiento de la industria alimentaria y el aire acondicionado, entre otros usos. Aunque la mayoría de los electrodomésticos son sistemas sellados, también existe un uso creciente de dispositivos donde los consumidores pueden estar expuestos directamente a la radiación UV-C.

Sobre su utilización en personas, la Comisión Europea abrió una consulta pública en 2016 y concluyó que puede provocar efectos adversos, incluido el cáncer, tanto por las propias lámparas como por el ozono generado. También indicó que hacen falta más estudios.

.

Entre los más de 1.300 estudios que constan en la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU  (900 al empezar a redactar este artículo) no consta ninguno que pretenda utilizar rayo UV dentro del cuerpo humano. Sí los hay de ultrasonidos, entre otras opciones sorprendentes.

Es de agradecer el interés de investigar cualquier opción que pueda ofrecer un método de cura o vacuna al COVID-19, pero sobre introducir rayos UV en el cuerpo humano no consta ningún estudio.

.

Dióxido de cloro (ClO2)

Donald Trump se refirió a la inyección de un “desinfectante”, sin ofrecer más detalles.

Según el periódico The Guardian, Trump conoció el producto a través de la Iglesia de Salud y Curación “Génesis II, un equipo con sede en Florida que afirma ser una iglesia pero que, de hecho, es el mayor productor y distribuidor de blanqueador de dióxido de cloro como una "cura milagrosa" en los Estados Unidos.”

Este artículo también nos indica el nombre del “desinfectante”: dióxido de cloro, ClO2, que poco tiene que ver con la lejía, que es hipoclorito de sodio (NaClO) disuelto en agua.

.

Pues bien, entre los mencionados más de 1.000 estudios que constan en la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU se encuentra el estudio “Determinación de la efectividad del dióxido de cloro oral en el tratamiento de COVID 19”.

La población del estudio la forman 20 médicos de Madrid y Bogotá, que ingirieron 30 mg de ClO2 al día, durante 7 días, entre el 1 y el 7 de abril. Se espera que el estudio finalice el 1 de junio.

Después faltará el estudio por pares y la publicación en alguna revista científica.

Si fuera positivo sería la solución para curar el coronavirus actual, ya que actualmente no existe ningún tratamiento válido, lo que es mucho peor de que no exista ninguna vacuna, aunque en obtener una vacuna es en lo que parecen empeñadas las farmacéuticas.

Además, se trata de una fórmula magistral que podrían elaborar todas las farmacias, e incluso podríamos elaborarla en nuestra propia casa.

Pero debemos esperar a que finalice el proceso descrito. Esperemos que se obtenga esta o cualquier otra solución.

.

Antecedentes y otras aplicaciones del dióxido de cloro

No era la intención de este artículo, pero la muy abundante información existente en internet sobre el ClO2 obliga a añadir lo siguiente. De todas formas, seré breve ya que este no es el propósito de este artículo.

.

Promotores de las propiedades curativas del ClO2

No entraremos a relatar todas las propiedades curativas le atribuyen. Sólo mencionar que afirman que actúa sobre virus y bacterias por tener un pH ácido inferior a 5, sin afectar al cuerpo humano, que tiene un pH neutro, igual o superior a 7.

.

En primer lugar, debo mencionar al “descubridor de las propiedades” del ClO2, John Humble.

Manifiesta que, durante una estancia en África en 1996, utilizaba el ClO2 para potabilizar agua (recomendado para ello sin ninguna duda) y observó que enfermos de malaria curaban después de beber el agua potabilizada con ClO2. Sobre ello no existe ninguna evidencia a parte de sus declaraciones.

De vuelta a los EEUU intentó vender el producto y, al no obtener permiso, fundó la citada Iglesia de Salud y Curación Génesis II para poder comercializar los ingredientes del ClO2. Parece ser que en los EEUU no se puede prohibir un producto a los fieles de una religión.

Su producto se llama MMS, solución mineral milagrosa, cuyo nombre no puede sino despertar recelos.

En la actualidad, las autoridades de los EEUU están en trámites de prohibir la venta de este producto.

.

El principal seguidor de John Humble és Andreas Kalcker, que ha evolucionado su producto a CDS, solución de dióxido de cloro. Se compone de ClO2 disuelto en agua, eliminando los excedentes del proceso de combinar clorito sódico con ácido clorhídrico.

.

Mencionar también en Alemania a Rainer Taufertshöfer, sin relación conocida con los anteriores. Curiosamente, en su página web también podemos encontrar enlaces titulados "¡MMS es VENENO!"

.

Situación actual en España

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ordenó que se proceda a la retirada del mercado de todos los ejemplares de MMS el 14 de mayo de 2010 porque “este producto se presenta dotado de propiedades terapéuticas y preventivas de enfermedades de todo tipo” y “este producto no se comercializa a través del canal farmacéutico”.

Han pasado 10 años y ahora estamos pendiente de un estudio científico. mientras tanto su instrucción sigue vigente.

.

Aplicaciones probadas del dióxido de cloro en el cuerpo humano

Citamos tres estudios científicos relacionados con el uso terapéutico para el COVID-19.

Inhibición del recubrimiento de la lengua y la formación de placa dental por dióxido de cloro estabilizado frente a enjuague bucal con clorhexidina: un estudio aleatorizado, triple ciego.

Conclusión

La eficacia clínica antiplaca del enjuague bucal CHX y ClO2 es comparable y también lo es la eficacia para reducir la carga bacteriana oral.

La ventaja es que no mancha los dientes como la clorhexidina, de uso frecuente en los colutorios bucales.

.

Eficacia clínica y microbiológica del dióxido de cloro en el tratamiento de la candidiasis atrófica crónica: un estudio abierto.

Conclusiones

ClO2 proporcionó una opción segura y clínicamente efectiva en el tratamiento de la candidiasis atrófica crónica.

.

El dióxido de cloro es un agente antimicrobiano de tamaño selectivo

Antecedentes / Objetivos

El ClO2 , el llamado "biocida ideal", también podría aplicarse como antiséptico si se entendiera por qué la solución que mata microbios rápidamente no causa ningún daño a los humanos ni a los animales. Nuestro objetivo era encontrar la fuente de esa selectividad estudiando su mecanismo de reacción-difusión tanto teórica como experimentalmente.

Conclusión

La selectividad del ClO 2 entre humanos y bacterias no se basa en su bioquímica diferente, sino en su tamaño diferente.

Este estudio obtuvo el Gran premio a la innovación interdisciplinaria de la Cámara de Comercio de Suecia.

El autor de este estudio fundó la empresa Solumium para vender productos antisépticos basados en del ClO2.

.

¿Qué opinas de este artículo?