Debemos recordar la maniobra de Heimlich antes de los atracones de estas fiestas

Debemos recordar la maniobra de Heimlich antes de los atracones de estas fiestas

Incluye la teoría y la práctica de la maniobra de Heimlich. Recordar que una joven estudiante salvó la vida de un niño el pasado 23 de noviembre en el metro de Granada con esta maniobra.
16 Diciembre 2018

Imagen gentileza del periódico digital IDEAL

La noticia de la joven que practicó la maniobra de Heimlich para salvar la vida de un niño la publicó el periódico digital IDEAL. Incluye una entrevista a la joven. Reproducimos unos fragmentos de la noticia:

… la estudiante de Enfermería escuchó cómo una mujer de su mismo vagón gritaba «¡se ahoga, mi hijo se ahoga!», mientras golpeaba al niño en la cara. Fue entonces cuando la joven, «no se lo pensó dos veces» y, dejando su mochila y su abrigo tirados en el suelo del metro, fue directa hacia la madre y su hijo para ayudarles.

Tras preguntar si el niño había ingerido algo que obstruyera sus vías respiratorias, la madre del menor de nueve años le contó que se estaba comiendo un caramelo. «El niño estaba rojo y con las manos en el cuello», explica María, quien se acordó entonces de la maniobra de Heimlich aprendida hacía un mes, con motivo del Día Europeo de la Actuación ante la Parada Cardíaca. «Pensé que podía salvarlo con los movimientos que me habían enseñado. No recuerdo muy bien los detalles porque fue muy rápido. El mundo se me puso en blanco y solamente pensaba en que el niño echara el caramelo», narra la joven.

El paso inicial que tomó María como parte de los primeros auxilios fue «golpearle varias veces con fuerza en la espalda para tratar de que expulsara el caramelo», pero no resultó posible. Entonces, la estudiante pasó a la segunda fase, se sentó en los asientos del vagón, colocó al niño sobre sus muslos y empezó a hacer fuerza en varias contracciones sobre la boca del estómago del menor con la maniobra de Heimlich. «No recuerdo cuántas contracciones hice porque tengo el momento borroso. La idea era que la fuerza de la maniobra ayudara a sus pulmones a expulsar el caramelo. Yo confié en lo que aprendí aquel día y salió todo bien. Se ve que me enseñaron lo correcto», sentencia la granadina. Como fruto de la maniobra, el niño vomitó y expulsó el caramelo que obstruía sus vías respiratorias.

A destacar sus sensaciones:

«El mundo se me puso en blanco y solamente pensaba en que el niño expulsara el caramelo» 

.

Vamos a recordar la maniobra de Heimlich, también conocida como compresión abdominal, como prevención para estas fiestas. Siempre me quedará en la memoria cuando mi cuñado salvó a mi mujer de un hueso de pollo (capó) encallado en su garganta, el día de Navidad.

La maniobra fue descrita en 1974 por Henry Heimlich, que realizó por primera vez su maniobra poco antes de morir. En lo que sigue reproducimos a MedlinePlus, un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU (en castellano).

Debe utilizarse sólo en caso de una obstrucción grave de la vía aérea, en la cual la persona ya no puede hacer ningún ruido. Mientras que en una persona con una obstrucción leve, en la cual todavía puede toser, no se deben obstaculizar sus intentos por expulsar el objeto por si sola.

En casos de embarazadas, personas obesas o muy grandes, la técnica debe modificarse por compresiones torácicas, siguiendo la misma dinámica que las compresiones abdominales. No se recomienda en menores de un año. Existe otra técnica.

¿Cómo realizar la Maniobra de Heimlich?

Si puede ver el objeto extraño, intente retirarlo "barriéndolo" con un dedo hacia un lado; hágalo con cuidado, ya que podría empujar el objeto aún más abajo en las vías respiratorias y provocar otra obstrucción, y empeorar la situación. Si no ve el objeto, que es lo más habitual ...

Para una persona consciente que esté sentada o parada, sitúese detrás de ella y coloque los brazos alrededor de su cintura.

Coloque el puño, con el pulgar hacia adentro, justo por encima del ombligo de la persona, y agarre el puño firmemente con la otra mano.

Apriete el puño con fuerza y abruptamente hacia arriba y hacia adentro para aumentar la presión en la vía respiratoria por detrás del objeto causante de la obstrucción y forzarlo a salir de la tráquea.

Si la persona está consciente y acostada boca arriba, ubíquese por encima de ella con una pierna a cada lado. Empuje el puño agarrado hacia arriba y hacia adentro en una maniobra similar a la de arriba.

Es posible que se deba repetir el procedimiento varias veces antes de lograr desalojar el objeto.

Sobre la maniobra de Heimlich en uno mismo

Si usted se está ahogando por algo, puede realizar la maniobra de Heimlich en usted mismo de la siguiente manera:

Empuñe la mano y coloque el pulgar debajo de la parrilla costal y por encima del ombligo.

Sujete el puño con la otra mano y presione en el área con un movimiento rápido hacia arriba

Usted también se puede apoyar sobre el borde de una mesa, silla o baranda y empujar rápidamente la parte superior del vientre (abdomen superior) contra el borde.

La maniobra de Heimlich en otros casos

Para saber más:

Asfixia en adultos o niños mayores de 1 año inconscientes. Solo intentar sacar el objeto de la boca si se ve, pero con el riesgo de introducirlo más, lo que sería mucho peor.

Maniobra de Heimlich en niño menor de 1 año. Primero golpear en la espalda

y si no lo expulsa presionar el esternón

La importancia de practicar

Con uno mismo o con un/a compañero/a. Apretaremos de forma más suave mientras la "persona voluntaria" sigue hablando. Sabremos que lo hacemos bien si su oímos su voz entrecortada, cada vez que apretamos, suavemente, se trata sólo de encontrar el punto dónde apretar.

Y sobre todo debemos tener sangre fría si nos encontramos en esa situación, como la tuvo la joven de la noticia.

.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario