España no es país para jóvenes (que quieran trabajar)

España no es país para jóvenes (que quieran trabajar)

Existe el riesgo de que el actual desempleo juvenil se convierta en estructural. Complementamos el estudio publicado por Bruegel (La Eurozona sur todavía no es lugar para los jóvenes trabajadores) con los últimos datos publicados de la Encuesta de Población Activa del INE.
27 Enero 2015

Breuguel es un centro de reflexión creado en el año 2004, actualmente presidido por Jean-Claude Trichet, cuyos estudios cubren las distintas áreas de políticas económicas, y especialmente política monetaria, política comercial, política industrial, políticas presupuestarias, y regulaciones financieras, así como los aspectos económicos de las políticas energéticas y medioambientales.

Bruegel es dirigido y financiado sobre la base de un original sistema de gobernanza, donde se asocian los Estados miembros de la Unión Europea (18) con empresas multinacionales y organizaciones no gubernamentales (17).

 El 7 de enero publicaron un estudio titulado “La Eurozona sur todavía no es lugar para los jóvenes trabajadores”, realizado por Silvia Merler, en el que se analiza el desempleo de los jóvenes de Europa en tres grupos de un total de once Estados, los que adoptaron el euro el 1 de enero de 1999, menos Luxemburgo y más Grecia, que lo adoptó dos años más tarde.

  • Europa Norte: Alemania, Holanda, Austria y Finlandia.
  • Centro: Francia y Bélgica.
  • Sur: Grecia, Irlanda, España, Portugal e Italia.

Los datos van del año 2000 al tercer trimestre de 2014. En el primer gráfico se destaca claramente la impresionante divergencia interna dentro de la zona euro, y el aumento espectacular de la zona del Sur a partir de 2007, el año de inicio de la crisis.

También se debe mencionar la ligera disminución del paro juvenil hasta el año 2007. El artículo cita la explicación del economista español Luis Garicano, Director del Programa Economía y Gestión de la London School of Economics and Political Science, e incluye un enlace a su estudio publicado en la web de la Universidad de Princeton (Nueva Jersey, USA).

 Luis Garicano, por ejemplo, ha demostrado la existencia de una distorsión en las decisiones de inversión en capital humano de los jóvenes españoles ante la crisis, vinculados al auge del sector inmobiliario. Debido a la facilidad de encontrar un puesto de trabajo en el sector de sobrecalentamiento, España ha visto un aumento en la tasa de abandono de la educación secundaria (una cosa muy inusual, para un país desarrollado). Y es precisamente en España, Grecia e Irlanda, donde la construcción de la burbuja antes de la crisis ha sido la más pronunciada, que la tasa de desempleo ha aumentado más entre los trabajadores con bajos niveles de educación. Al estar vinculada a la explosión de la burbuja de la construcción, parte de este desempleo podría ser difícil de reabsorber, aun suponiendo que el ciclo económico mejore.

El estudio ahonda en la dificultad de recolocar parados de larga duración:

Esto es especialmente preocupante porque los trabajadores que pierden su empleo durante una recesión pueden permanecer sin empleo durante un período suficientemente largo para sus habilidades para convertirse en obsoletos. Estudios realizados recientemente en el mercado laboral de Estados Unidos sugieren que permanecer fuera del mercado laboral durante demasiado tiempo puede actuar como un efecto negativo de la señalización y reducir la probabilidad de que se vuelva a emplear porque para el mismo nivel de experiencia, los empleadores tienden a preferir sistemáticamente a los que han estado desempleados por un período más corto. Este factor podría ser aún más relevante para los trabajadores jóvenes con poca experiencia. Por lo tanto el riesgo de que una parte importante del actual desempleo juvenil se convierta en estructural no debe ser subestimado.

La situación es peor en España que en la media de la Eurozona Sur, según muestran los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), del Instituto Nacional de Estadística (INE), que el pasado 23 de enero publicó los datos definitivos de 2014.

Dos notas metodológicas: Los gráficos empiezan el año 2002 (primer año actualizado a los datos del censo de 2011 por el INE). La tasa de paro se ha calculado sobre la media anual de la población activa y la población ocupada de los cuatro trimestres que facilita el INE.

En el gráfico observamos que el paro juvenil (de 16 a 24 años) supera el 52% de los jóvenes activos en los últimos tres años, mientras que en la media de la Eurozona sur ronda el 45% en los dos últimos años, y aunque en 2014 se registró una disminución del 4,1%, falta por ver hasta dónde llegará este, esperamos, cambio de tendencia

El grave problema del paro juvenil se aprecia de otra forma en el siguiente gráfico, comparándolo con el paro en los otros grupos de edad. Sobran comentarios.

Finalmente, queremos añadir algunas noticias aparecidas en la prensa este fin de semana, con ocasión de la publicación de los datos de la EPA de 2014 por el INE. Sus títulos son suficientemente indicativos. Así como el gráfico interactivo mundial sobre el paro de la Organización Internacional de Trabajo, que incluye su previsión hasta 2019, año en el que España ”baja” al 21,5% su tasa de paro, que aconsejamos visitars. (El enlace, en la imagen).

España crea empleo por primera vez en 7 años, pero el trabajo a tiempo parcial llega a máximos

Los hogares con todos sus miembros en paro son 1.766.300 en 2014, 159.600 menos que en 2013

Cuatro millones de españoles trabajan en 'negro', un 18% de la población activa, según la patronal de empresas de trabajo temporal (ETTs) Asempleo. NOTA: De ser cierto, supondría que el paro real en España es del 7,0%.

Enlace al artículo de Silvia Merler publicado en Bruegel.

Enlace a los datos de la Encuesta de Población Activa.

Enlace al estudio de Luis Garicano.

.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario