Nuevas causas y un 15% más de accidentes laborales mortales hasta agosto de 2016

Nuevas causas y un 15% más de accidentes laborales mortales hasta agosto de 2016

Un 15% más de accidentes mortales en agosto 2016 sobre agosto de 2015 es un aumento que hace pensar en la falta de medidas preventivas. Su distribución por causas lo confirma.
14 Noviembre 2016

Las causas de los accidentes laborales mortales (AL-m) se pueden apreciar en la tabla 1, en la que hemos descontando los 31 fallecidos en el accidente aéreo del 24 de marzo de 2015 en los Alpes franceses. Como hemos dicho en otros análisis, no procede incluirlos ya que no existe medida preventiva a adoptar por los empresarios que hubiera podido evitarlos.

Si clicas en la tabla la pdrás ver más grande en una pestaña nueva

Por su interés en este análisis, en esta tabla hemos agrupado todas las causas de AL-m distintas de los infartos y derrames cerebrales y los accidentes de tráfico.

Destacan los accidentes de tráfico, que aumentan más de un 50% respecto a agosto del año pasado. Los infartos y derrames cerebrales aumentan un 10%, mientras que el resto de AL-m disminuye un 8,4%.

También podemos observar en la tabla 1 que el total de accidentes en jornada aumenta poco más del 5%, mientras los accidentes in itínere aumentan casi un 60% y, en consecuencia, que son estos últimos los que hacen aumentar el total de AL-M hasta casi el 15%.

Ello nos lleva a las siguientes conclusiones:

Los accidentes “convencionales” en jornada disminuyen un 8,5%, por lo que las medidas aplicadas para evitarlos (empresas, ITSS, promoción de la cultura preventiva, etc.) sí tienen efectos positivos.
Los accidentes de tráfico son los que registran un mayor aumento (+ 50,5%), tanto en jornada (+ 41%,0) como in itínere (+ 56,9%). Este aumento les lleva a registrar el 35,8% del total de AL-m. Por ello, se hace evidente que, o bien no se adoptan medidas preventivas para evitarlos, o bien las medidas que se adoptan no son efectivas.

Los infartos y derrames cerebrales siguen siendo la causa más numerosa de AL-m, con el 37,5% del total. Aumentan un 10,1% en este periodo. Por ello debemos repetir lo dicho para los accidentes de tráfico: faltan medidas preventivas efectivas.

Quien tenga interés en la distribución de los principales AL-m “convencionales” puede consultarlos en la tabla 2. Podrá ver que las defunciones consecuencia de una caída registan 31 fallecidos y aunque se mantienen sobre 2015 (+1) son muchas. También que el total de estos accidentes registra 107 fallecidos, demasiados aunque disminuyan en 10 personas sobre 2015.

Si clicas en la tabla la pdrás ver más grande en una pestaña nueva

Distribución mensual de los AL-m. En jornada y en itínere

El aumento de los accidentes in itínere mortales y su repercusión en el aumento total de los AL-m se aprecia en el gráfico 1, en el que reproducimos los fallecimientos laborales ocurridos en todos les meses desde enero de 2015.

Si clicas en el gráfico lo pdrás ver más grande en una pestaña nueva

Las líneas horizontales indican la media mensual de los dos tipos de accidentes y la media total mensual.

En naranja, observamos que los in itínere aumentan su media mensual en 2016 (12,8) sobre 2015 (9,0) en casi cuatro fallecimientos al mes. A destacar que en el mes de agosto disminuyen los AL-m in itínere variando la tendencia al alza iniciada el mes de mayo. Sin embargo, aun siendo el mes de vacaciones por excelencia en España, por lo que se realizan menos desplazamientos laborales, los AL-m in itínere no bajan a la media de 2015.

En azul los AL-m en jornada, que disminuyen en 2016 (38,3) sobre 2015 (39,1) aunque en menos de un fallecimiento al mes.

La media total de AL-m la representa la línea verde. En 2016 se registra un aumento de tres fallecimientos al mes (de 48,1 en 2015 a 51,0 en 2016), lo que hace prever que en 2016 se registrarán 35 fallecimientos más que en 2015. Esta cifra supondría un aumento del 6,1% sobre los datos estimados de 2015 y no sólo confirmaría el cuarto año de aumento consecutivo de AL-m en España, sino que supondría el mismo aumento en un solo año (2016) que el aumento de los tres años anteriores (de 452 en 2012 a 484 en 2015 en jornada), en datos definitivos, que en 2015 fueron superiores a los estimados que ahora analizamos (11 fallecidos más).

Puedes consultar los datos definitivos de los accidentes laborales de 2012 a 2015 en este enlace, en el que consta el dato de que en 2015 se produjo 1 accidente laboral por cada 11 trabajadores.

Distribución mensual de los AL-m. Por causa del accidente.

La podemos observar en el gráfico 2. El gráfico está en porcentajes porque los totales mensuales son los mismos del gráfico anterior.

Si clicas en el gráfico lo pdrás ver más grande en una pestaña nueva

La línea naranja indica la media mensual de los accidentes no traumáticos (infartos e ictus), la primera causa de mortalidad laboral, que asciende al 40% del total en 2015 y disminuye al 38% en 2016. Disminuye en porcentaje tanto por el efecto de las vacaciones de agosto, mes en que se registra el menor valor de toda la serie y en el que las personas trabajadoras no sufren el estrés del exceso de trabajo, primera causa de infarto e ictus, como también por el aumento de los AL-m de tráfico, que aumentan del 28% en 2015 al 36% al 2016.

La suma de los infartos e ictus más los accidentes de tráfico se indica con la línea azul. Como se ha dicho, el aumento de la media de los AL-m de tráfico en estos dos años es del 28% al 36% del total de AL-m, un aumento muy a tener en cuenta.

Finalmente, el resto de AL-m, los fallecimientos por causas “convencionales” propias del trabajo, representan el 32% restante en 2015 y el 27% en 2016. Es decir, no son los más habituales y están en descenso, descenso que asciende a 10 fallecimientos menos en agosto de este año.

Como conclusión, debemos mencionar que este conocimiento de la causas principales de los accidentes laborales mortales supone un nuevo paradigma de la PRL y debería indicar a las fuerzas que pueden influir en la prevención de accidentes (Autoridades laborales, ITSS, patronal, sindicatos, asociaciones de TPRL, fundaciones interesadas, etc.) que los mayores esfuerzos en prevención deberían destinarse a las causas que originan mayores accidentes laborales.

Sin olvidar, por supuesto, la dedicación a los accidentes convencionales, que si han bajado desde el año 2000 ha sido por el esfuerzo de muchos.

NOTA: Puedes clicar en las tablas para verlas más grandes en otra pestaña.

Enlace a la web de las estadísticas del MEYSS

.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario