Los desconocidos riesgos del uso de los smartphones

Los desconocidos riesgos del uso de los smartphones

A los riesgos asociados al uso de los móviles (ergonómicos, viales y psicosociales) la OMS añadió en 2011 que eran posibles cancerígenos. Ahora debemos añadir el daño a la retina por la iluminación LED. Para todos estos riesgos existen recomendaciones.
27 Mayo 2014

Imagen gentileza de noticiasdenavarra.com

Los principales riesgos ergonómicos son su uso con una sola mano, que puede agarrotar el pulgar, y aguantarlo entre la cabeza y el hombro mientras se habla, que puede provocar contracturas en el cuello. Las soluciones son usarlo con dos manos y usar manos libres, con altavoz o con auriculares, lo que también previene otros riesgos, como veremos.

Los riesgos asociados a la conducción de vehículos son evidentes. Si en un principio se recomendaba el uso de manos libres, actualmente se recomienda que las empresas prohíban las llamadas mientras se conduce, en los dos sentidos, del conductor a la empresa y de la empresa al conductor. Salvo emergencias, cuyos niveles debe reflejar la empresa en la planificación preventiva. El motivo es que la atención al tráfico también baja hablando con dispositivos de manos libres. A modo de ejemplo, la empresa BP lo prohibió desde 2004, según un informe de la DGT (pág. 2).

Pero hay más riesgos viales, en concreto para los peatones. ¿Quién no ha visto andar a personas que sólo tienen ojos para la pantalla del móvil? Y cruzar calles, con y sin semáforo. La recomendación es simplemente NO hacerlo. Citaremos dos estudios de enero de este año.

El de la Universidad de Queensland (Australia), difundido el 23 de enero por la Public Library of Science, afirma que usar el móvil mientras se anda cambia el modo de andar, en concreto, las personas estudiadas se desviaron más de la línea recta y aumentaron el movimiento de la cabeza, lo cual puede afectar negativamente el equilibrio.

Y el de Pew Research Center, que afirma que más de la mitad (53%) de los usuarios adultos de móviles han tropezado o chocado al andar mirando el teléfono móvil. (Se citan casos curiosos)

Los riesgos psicosociales principales son la tecnofatiga, o agotamiento mental ante el desbordamiento de la información que proporcionan, y la tecnoadicción o adicción a su uso. Sin olvidar que contribuyen al aislamiento con las personas cercanas. Como ejemplo, otro estudio distribuido en Public Library of Science. Este estudio encontró que cuanto más las personas usaban Facebook durante un período, peor se sentían después.  La recomendación consiste en reconocer que existen estos riesgos y aprender a gestionarlos.

Más,

El 31 de mayo de 2011 la Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer  (IARC), filial de la Organización Mundial de la Salud (OMS o WHO), publicó un estudio que clasifica las radiaciones emitidas por los móviles como “Posiblemente cancerígeno para los seres humanos”.

Es el nivel 3 de los cinco niveles de la OMS. (Aquí se puede leer una ficha en español)

Elisabeth Cardis, una de las máximas autoridades mundiales sobre los efectos de las radiaciones de los teléfonos móviles sobre la salud manifestó: “No sabemos si hay riesgo o no. Lo que sabemos es que puede haberlo.” Diaro (La Vanguardia, 6 de junio de 2011)

A la espera de nuevos estudios, la OMS recomienda el uso de manos libres, con altavoz o con auriculares. La efectividad de esta medida es clara, ya que según la misma Elisabeth Cardis: “basta con alejarlo unos centímetros para que el nivel de exposición del cerebro a las radiaciones se vuelva casi nulo”.

A falta de auriculares y para respetar la privacidad de la conversación, podemos coger el móvil de forma que tres o cuatro dedos lo envuelvan y sean éstos los que se apoyen en el pómulo, en lugar de apoyar directamente el móvil en la oreja. Una ventaja añadida será que evitaremos esa molesta sensación de tener la oreja caliente después de una llamada de pocos minutos.

Más,

En el ORP de la semana pasada descubrimos un nuevo riesgo, y su prevención, en el uso de smartphones, tablets y ordenadores: su retroiluminación LED.

El ojo humano no está preparado para mirar directamente a la luz sino para ver con luz, y algunos tipos de iluminación por LED presentes en las pantallas de los nuevos dispositivos móviles podrían dañar la retina humana.

La recomendación, como en las pantallas de rayos catódicos (CTR) de los antiguos ordenadores, es situar un filtro protector. No conocíamos la existencia de estos filtros, los descubrimos en el stand de RETICARE en el reciente ORP de Zaragoza.

La base científica es un estudio Elaborado por la Dra. Cristina Bonnín Arias y aprobado por la Dra. Celia Sánchez-Ramos, profesora titular de la Universidad Complutense de Madrid, tras 12 años de investigación en la materia. Se puede consultar en la web de RETICARE.

Conclusión:

Los grandes avances siempre conllevan ventajas e inconvenientes. Hasta pasados unos años no se podrá sopesar cuáles tienen más calado. Mientras tanto, más vale prevenir.

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Comentarios

Imagen de Tor J S

Buenos días. No son pocos los sitios donde se ha alertado del "reticare" como algo bastante cuestionable desde la optica de la buena ciencia. Vamos, que las razones que se exponen para dudar de su eficacia y base científica son para hacernos reflexionar con profundidad, sobre todo ante productos que vienen cubiertos de un "halo" de autoridad al provenir de personas vinculadas a una Universidad, ya que eso no previene contra la mala ciencia ni contra los intereses económicos de sostener que algo es eficaz aunque no tenga pruebas científicas fiables.

En PRL no podemos permitirnos esto.

Ejemplos de que el Reticare no tiene base científica: 

http://ocularis.es/blog/?p=1318

http://naukas.com/2013/12/23/informe-pelicano-reticare-y-la-luz-toxica/ 

http://listadelaverguenza.naukas.com/2013/12/23/el-caso-reticare-como-sintoma/ 

Imagen de Tor J S

Una de las razones por las que se "cuelan" estos productos es la misma que hizo que una "Ministra" de Sanidad llevara una "power balance",  una conocida pulsera que estafó millones a aquellos que confiaron en su mensaje... 

Imagen de Josep Orrit

Estimado Tor J S,

No va a costar nada llamar a la Universidad Complutense para preguntarlo. La semana que viene espero tener la respuesta y ponerla.

También te tengo que decir que con ese nombre y sin foto mucha credibilidad no generas, la verdad.

Espero que el resto del artículo te haya gustado.

Cordialmente,

Josep

Imagen de Tor J S

Hola de nuevo. Sr. Orrit.

Estaría bien poder conocer la opinión de la UCM al respecto, tal y como señala. Aunque, después de leer lo que ha ocurrido en situaciones anteriores y siendo parte más que interesada en este asunto, me temo que puedo aventurar una respuesta. Y esa aventura se resume leyendo un poco por encima este artículo: http://naukas.com/2013/12/23/informe-pelicano-reticare-y-la-luz-toxica/ 

Por otro lado, aunque en principio es comprensible dudar de la "credibilidad" que aporta una persona que se ha registrado ad hoc para comentar y que por ello es una completa desconocida, creo que argüir ad hominem en este contexto no es procedente. Sí procede, en cambio y en mi opinión, analizar la credibilidad de lo que he expuesto como réplica a un asunto que, cuanto menos, es para tomarlo en consideración.

Por otro lado, al registrarse en un foro uno puede elegir el anonimato. En parte, porque el contexto así lo permite. Y, en parte adicional, porque uno elige hacerlo así. Pero bueno, sobre mi identidad, me llamo Aitor Jaén y soy técnico de PRL (E-S-H) desde el año 2002. Participo en otros foros de PRL, donde soy más conocido que en este. Actualmente trabajo en un SPA. Soy psicólogo, terapeuta ocupacional y alguna que otra cosa más. 

En este caso concreto, mi interés no es tanto ser el centro de atención como el atender a la validez de cosas que a veces, por tener apariencia de verdad, se toman como verdaderas sin serlo.

Cuando se trata de algo inofensivo, bueno. Pero cuando hablamos de PRL, sabemos todos lo que nos jugamos, porque creo que vamos todos en un mismo barco. Aunque podamos estar remando en distinta dirección. 

Saludos

Imagen de Josep Orrit

Estimado Aitor,

Me permito añadir unos comentarios genéricos, sobre la impresión que me han causado tus comentarios y tus enlaces.

Como psicólogo que eres, sabrás que si como dices ya tienes una opinión formada sobre qué va a decir la Universidad, diga lo que diga no te va a hacer cambiar de opinión. Tampoco sobre el hecho de que la consideres “parte más que interesada en este asunto”, lo que me parece una falta de respeto grave hacia ella y su indudable interés científico.

Los intereses económicos de este asunto, y muy grandes, los tienen las multinacionales del sector, de las que no me consta ningún estudio en un sentido o en otro.  Y sobre situaciones anteriores similares, baste citar el caso del “Silestone”, cuyo polvo es tanto o más cancerígeno que el amianto y se empezó a comercializar en sustitución del mármol sin ficha técnica de seguridad, quizá porque el mármol no tiene estas propiedades cancerígenas.

Por el mismo motivo, no voy a intentar convencerte con argumentos científicos, no serviría de nada. Sólo te voy a pedir que reflexiones sobre las aportaciones que has hecho.

Sobre los enlaces que adjuntas, de entrada el nombre del blog lamentiraestaahifuera.com no me gusta. Parafrasear el subtítulo de la serie “Expediente X” no me parece serio.

El post "estrella" no me merece confianza en absoluto. Menciona que en la web de Reticare hay 4 trabajos sobre el tema, cuando hay 14, más 5 revisiones bibliográficas y 3 investigaciones.

Sólo voy a citar un ejemplo de su falta de seriedad y rigor. El post se centra en criticar un experimento in vitro por ser in vitro, lo que efectivamente le daría poca credibilidad para su uso en animales o humanos. Sin embargo, consta en la web de Reticare entre otros, el extracto de la tesis doctoral (que no menciona el post) de la Dra. Celia Sánchez-Ramos, ahora ya Doctora en Ciencias de la Visión y en Medicina Preventiva. Se titula: “Filtros ópticos contra el efecto fototóxico del espectro visible en la retina: Experimentación animal”. 

La tesis doctoral fue dirigida por el Excmo. Sr. D. Julián García Sánchez, Catedrático de Oftalmología de la Universidad Complutense de Madrid y Académico de Número de la Real Academia Nacional de Medicina, cuyo discurso de ingreso en la Real Academia verso sobre "Los últimos pasos en el diagnóstico precoz del glaucoma", y por el Doctor Pablo Gili Manzanaro, profesor de Óptica y optometría de la Universidad Europea de Madrid, especializado en patología vitreo-retiniana y técnicas de imagen, que actualmente trabaja en la sección de Retina de la Fundación Hospital Alarcón-Madrid.

Si alguien se atreve a poner en duda la equidad de estos dos directores de tesis, debería denunciarlo. No sirve tirar la piedra y esconder la mano.

Pongo el enlace a su nombramiento como Doctora  en el constan los premios que le han otorgado. Lo incluyo porque en el blog al que nos enlazas se duda de las instituciones que los otorgan, que son el Salón Internacional de Inventos de Ginebra y la Organización de Naciones Unidas, a través de la Organización Mundial de la Propiedad.

En cambio, el blog mencionado no he podido encontrar al principal autor, aunque habla en muchas entradas en primera persona, sólo constan algunos colaboradores en la pestaña “¿por qué este sitio?” Curiosos colaboradores, por cierto.

Como nota curiosa, la última aportación a ese tema en el blog (25 de mayo de 2014, 18:12, gonzalezvazquez) incluye un enlace a un artículo del Profesor Dr. Friedrich H. Balck, del Centro de Investigación en Energía de Baja Sajonia EFZN sobre “El estrés con iluminación LED”. Incluye el enlace a un fabricante de luces LED que manifiesta que en sus lámparas se encuentran “muchos menos insectos”.

A todo ello hay que añadir el prestigio del congreso ORP, dónde Reticare tenía un stand, que fue dónde les conocí.

En resumen.

Aitor, si no tienes nada más que aportar, debo creer que estás equivocado.

NOTA: Este es un blog personal y no presupone la opinión de la Asociación que presido. Sobre este tema AEPSAL se pronunciará por sus canales habituales.

Cordialmente,
Josep Orrit

Imagen de Tor J S

Estimado José. 

No se trata de argumentar desde la "autoridad", sino desde la ciencia. Que una persona que sea una autoridad diga algo presupone, por esa autoridad, que tendrá una base para considerarlo válido. Esto se denomina "argumento de autoridad" y no es eso de lo que se debe hablar, sino de los datos científicos. Por ello, yo cambiaría de opinión sin con los datos se demuestra que estaba equivocado. Eso es ciencia. No cambiaré mi opinión porque me lo diga una persona con una titulación concreta sólo porque yo me crea que esa titulación hace que no pueda cometer errores o estar equivocado. Citando la autoridad de todas estas personas, está claro que esta autoridad no cae del cielo pero... ¿valida eso ya de por sí las supuestas bases científicas del producto, que es lo que se está debatiendo? La respuesta es NO. Porque esa autoridad se ha gestado en otros trabajos que no tienen que ver con el producto aquí debatido y por ello no están relacionados.

Dudar de una institución es algo delicado. Pero no por ello las instituciones están libres de cometer errores. La ONU no ha cometido pocos (recordemos la matanza de Srebrenica, en Kosovo), igual que la propia OMS con la famosa epidemia de gripe A del 2009. Pero situaciones puntuales no deben desmerecer el hacer general, desde luego. Pero tampoco se trata de que siempre se haga todo bien, aunque casi siempre se intente. 

Por ello, el que esta empresa montara un stand en un congreso no cambia los datos ni los análisis que cabe hacer de los mismos. Nuevamente señalo que el argumento de autoridad de persona o institución no sirve aquí.

Yo no dudo de las personas que han sacado al mercado este producto. Dudo del producto y de la supuesta base científica que me indican que tiene para funcionar, porque ahí veo cosas que siemban esa duda. 

En el "post estrella" (http://www.lamentiraestaahifuera.com/2013/10/03/los-protectores-de-pantalla-para-tablets-a-19-euros-realmente-sirven-para-algo/)  que cita, ojo que no lo hice yo, debemos notar que tiene más de un año, por lo que es posible que actualmente esté desfasado. Y ataca al autor del post y a su "compañía", enredándonos de nuevo en la dialéctica de criticar a las personas pero no debatir el argumento, ya que en ese blog se comentan cosas interesantes y se citan los estudios con las críticas que cabe realizar . 

Sí cité, sin embargo, un blog (http://ocularis.es/blog/?page_id=55) que goza de bastante difusión y prestigio, al igual que cité al blog Naukas, que tampoco le anda a la zaga al anterior por su reconocimiento, difusión y labor crítica y analítica que realizan. 

Sin embargo, Ud. obvia los contenidos de estos dos blogs, contenidos donde además se razonan detalladamente las explicaciones contra la evidencia presentada para el Reticare y se citan las fuentes de esa evidencia. 

Yo he visto este extracto de la tesis que Ud. también me ha puesto y sólo ver los rangos de error asociados a los resultados ya me hace pensar... porque en casi todos los datos expuestos el error asociado es mayor que la propia medida, aparte de ser una muestra relativamente pequeña (18 sujetos): 

"[...] Tras 5 años de evolución, el espesor foveal de los ojos con implante transparente disminuye 10±17µm, los cuadrantes nasal interno y externo disminuyen 9±15µm y los sectores superior externo e inferior interno 7 micras.[...]" (http://www.reticare.com/imagenes/documents/12.-Extracto_TesisDoctoral_ECh.pdf) 

La tesis tendrá su dirección, sus bases, etc... pero en la propia web de reticare la citan como un "ensayo clínico", lo cual en muchas ocasiones sirve para abrir la puerta a muchas realidades. Eso es loable y muy de agradecer. Pero que de un ensayo clínico sobre LENTES INTRAOCULARES -NO CON EL FILTRO RETICARE- se lance un producto como una solución a un problema es, cuanto menos, llamativo. 

Eso es así porque en ciencia las cosas llevan otros caminos. Empezando por reunir una cantidad determinada de evidencia y por la replicación, de manera que otros equipos, con otros intereses, etc... obtengan esos resultados o cuestionen los mismos. La buena ciencia no debe perseguir la confirmación, sino la falsación, que es lo que permite demostrar así la robustez de los datos.
Por mencionar un ejemplo, un medicamento no sale al mercado sólo con un ensayo clínico. Y menos si, probando un medicamento para una aplicación, afirmo que es útil para otra. Un solo artículo no es prueba de nada, hay muchas variables extrañas que pueden condicionar todo. De ahí que se necesiten más investigaciones, por otros equipos con otros intereses, etc... para poder afirmar que esto es así.

En este otro artículo (http://www.reticare.com/imagenes/documents/2013_%20Phototoxicity_of_LED_Light_in_pigment_epithelial_of_the_retina_cells1_10_Chamorro_2013.pdf) mencionan en "material y métodos" unos niveles de exposición que son exagerados, tal y como recogía el autor del blog de (www.lamentiraestahifuera.com) El nombre del blog podrá no gustarle, pero el análisis que hace de los datos del estudio citado es bastante llamativo: "[...]  Según el apartado de Material y Método, las células fueron iluminadas siguiendo tres ciclos de 12 horas de luz seguidas de 12 horas de oscuridad. Durante la iluminación fueron sometidas a un flujo de luz de 5 mW/cm2, o lo que es lo mismo a 50 W/m2. Esto es una barbaridad, y de hecho, intentan justificarlo (supongo que algún revisor dijo algo), pero no deja de ser una barbaridad. Según ellos es equivalente a la luz que recibe una persona a 20 cm de una bombilla incandescente de 100 W. No creo que haya que ser muy listo para imaginar lo que pasa si alguien se pasa 12 horas mirando fíjamente una bombilla de 100 W. Además de quedarse ciega, deduciremos que es idiota. Y de hecho, ni siquiera es así. Una bombilla incandescente de 100 W tiene una luminancia de unos 4500-5000 lux a 20 cm, muy lejos de los más de 33.000 lux que usan ellos. 33.000 lux es la luminancia de la luz directa del Sol. Lo justifican diciendo que es para comparar con dos trabajos de otros grupos, sin embargo, el único al que he tenido acceso estudia el efecto de la radiación ultravioleta, usa iluminación durante 30 minutos, con una iluminancia de 10 mW/cm2 usando como fuente una luz de neón, que emite parte de la luz en el rango UV. [...]" 

Es como si yo afirmo que el agua mata, porque en un ensayo clínico les he dado a mis sujetos 10 litros de agua y se ha muerto una gran mayoría. Obviamente, mis datos son ciertos, pero el análisis debería tener presente la "dosis" de agua. De la misma manera, si en estos ensayos se han usado dosis alejadas de la realidad, tal y como reconocen, debería al menos ser cauto con las conclusiones: "[...] Light exposure. Illumination was produced by a LED-based system. The cells plated in the imaging plate were exposed to three light–darkness (12 h/12 h) cycles, using blue light (468 nm), green light (525 nm), red light (616 nm) or white light in well chambers (light intensity was 5 mW cm2). Measures of phototoxicity were taken after the last darkness phase of the total exposure cycle. Although this value is not very frequent in daylife situations, it can be found in several cases. Moreover, we chose this value to compare our results with other studies about this subject (4,5). This value implies 34.150 lux for an incandescent light source or 33.446 lux for a D65 (skylight) light source. It is similar to the horizontal irradiance for a lying person looking upwards in a clear sky day when the sun is around 37.5° (6) or a person at 20 cm of a 100 W incandescent lamp (7)[...]"

Yo no se la demás gente, pero yo no miro directamente a 20cm ni siquiera el móvil, por lo que ni mucho menos una bombilla de 100W. 

Lo dijo Paracelso: "sola dosis facit venenum" (sólo la dosis hace el veneno) Por ello, con cuidar la dosis, no necesito disponer de "antiveneno"

Espero haber podido exponer un poco más de claridad mi opinión, entiéndase sin ánimo de ofender o molestar a nadie, con el ánimo de fomentar el análisis crítico de una cuestión que ha generado y genera polémica y a la que se le ha dado un valor de verdad sin contrapesar con una parte importante de evidencia en contra. Porque en ciencia no se trata de buscar datos a favor de mi evidencia, sino de que ésta no pueda ser atacada con la evidencia que la falsee y con ello, relativice o anule. Hacer lo primero es como si yo digo que mis zapatos son válidos para ahuyentar a los leones, porque en mi pueblo no se ve un león en km a la redonda... (y los datos son reales, ya que aquí no se ven leones)

Saludos cordiales. 

Aitor 

 

Imagen de Asier Arriaga

Buenos días a todos.

Después de leer los comentarios al artículo y los enlaces aportados, no puedo por menos que estar de acuerdo con Aitor en que, como mínimo, debemos tomar con reservas la eficacia del Reticare. Coincido básicamente con los argumentos científicos aportados por él, y sinceramente prefiero no entrar en otras cuestiones colaterales y quizás interesantes, pero que confunden más que aportar claridad al debate (como los sesgos personales a la hora de valorar "qué va a decir la Universidad", los intereses económicos en el asunto o el prestigio de las organizaciones que defienden una u otra postura).

Como decía Sagan, en ciencia no hay autoridades, a lo sumo hay expertos. Y estos deben demostrar que lo son con argumentos y evidencias.

Un saludo.

Imagen de Josep Orrit

Buenas tardes a todos/as,

Permíteme Asier que discrepe contigo en una cuestión. Los enlaces aportados por Aitor no llevan a artículos científicos, llevan a artículos de opinión. La diferencia es importante. 

Dicho esto,

No soy físico, pero sí conozco a expertos que me han aconsejado al redactar esta respuesta. Es una de las ventajas de pertenecer a una Asociación como AEPSAL. También me han aconsejado que no me pierda en explicaciones complicadas, que para eso sirven los enlaces, ya que el tema es mucho más sencillo de lo que pueda parecer.

De entrada, debemos diferenciar cuatro apartados, dudas o preguntas:

  1. ¿Produce daño a la retina la luz azul?
  2. ¿Producen los LED más luz azul?
  3. ¿Existen recomendaciones de expertos reconocidos para reducir el daño causado?
  4. ¿Evitan en parte este daño los filtros de Reticare?

Sobre el primer punto, parece no haber dudas. En internet he encontrado multitud de artículos al respecto, pero por no alargar sólo voy a citar dos.

Uno muy curioso de principios de siglo, es decir, anterior a Reticare, del Hospital Olavarría de Argentina sobre la “Luz halogena para fotopolimerizacion en odontologia”.  Tiene el valor añadido de mencionar valores límite a la exposición: http://www.hospitalolavarria.com.ar/trabajos%5COdontologia_Riesgos_lampara_halogena.htm

Ya sé que no habla de LED, pero sobre lo que nos ocupa, el espectro azul de la luz, viene a decir lo mismo que los demás estudios encontrados:

El efecto tóxico de la luz azul es aditivo en forma lineal, por lo cual exposiciones por períodos iguales o mayores a tres horas y en forma recurrente genera un efecto acumulativo en el usuario, lo que se traduce en aumento del riesgo de sufrir lesiones retinales.”

El segundo artículo es de la Universidad de Harvard. He escogido esta autoría porque quiero suponer que nadie dudara de que son “expertos”. Está en inglés, pero el chrome traduce bastante bien:  http://www.health.harvard.edu/newsletters/Harvard_Health_Letter/2012/May/blue-light-has-a-dark-side

 Mencionan, entre otras cosas, que la luz azul suprime la secreción de melatonina con más fuerza que cualquier otra luz.

También mencionan que las luces LED producen más luz azul que las demás, lo que contesta  a la segunda pregunta de este tema.

Y también responden a la tercera pregunta, las recomendaciones para evitar el daño. Una de las recomendaciones es el uso de gafas que bloqueen la luz azul, "si se trabaja un turno de noche o se utiliza una gran cantidad de dispositivos electrónicos por la noche".

No citan marcas de gafas, pero sí el precio: “pueden llegar a costar hasta $ 80.” (Mayo de 2012). Eso nos hace pensar que en EEUU se pueden encontrar estas gafas con facilidad.

He encontrado dos marcas de gafas que explican los mismos argumentos para sus productos, una de ellas vinculada a las investigaciones del “Paris Vision Institute” desde 2008. Pero para evitar que se diga que sus estudios responden a  intereses comerciales, no pongo los enlaces. (Si alguien me los pide, se los envío)

Llegamos así a la última pregunta:  ¿Evitan en parte este daño los filtros de Reticare?

O mejor, como parece que los comentarios anteriores van encaminados a desacreditar esta empresa:  ¿Ha inventado algo Reticare?

Sinceramente, la primera impresión es que no han inventado nada, que simplemente trasladan unos conocimientos previos aplicados a las gafas a un producto distinto: los filtros.

Sin embargo, también debemos reconocer que se lo han trabajado. Los estudios científicos realizados, incluida la tesis doctoral de la Doctora Celia Sánchez-Ramos, merecen mi respeto.

En cualquier caso, la respuesta debe ser positiva. Los filtros Reticare neutralizan parte de la luz azul.

En resumen y simplificando,

¿Alguien puede dudar de qué el componente azul de la luz es el más perjudicial para la retina?

¿Alguien puede dudar de que los LED generan más luz azul que otras luces?

¿Alguien puede dudar de qué el color amarillo neutraliza la luz azul?

Podríamos hablar mucho más del tema, pero pocas veces un tema ha estado tan claro.

NOTA: Si no hay retrasos inesperados, el jueves estrenaré un filtro Reticare en mi móvil.

Saludos cordiales,

Imagen de Tor J S

Estimado Sr. Orrit, siempre es de agradecer que se apoye uno al debatir en estudios científicos.

Dicho esto, paso a comentar algunos puntos de su respuesta:

- Estudio del hospital Olavarría: menciona explícitamente “Para todos los tipos de luz azul se constató que no había riesgo de lesión térmica a nivel retinal.“  y la parte que Ud. señala de daño retinal se produce en un contexto que nada tiene que ver con lo que propone el Reticare: “Con los equipos de uso actual en Odontología, el consenso alcanzado muestra que una exposición de 100 segundos (1' 40'') no generaría lesiones en el profesional interviniente. Dicha exposición debe ser realizada en un período no menor de 3 horas.”

 Creo que sigue confundiendo la presencia de luz azul y la potencia de emisión de la misma, ya que los datos señalados en cuanto a los equipos de polimerización indican que la potencia que tienen supera con creces las de los dispositivos Smartphone.

- Estudio de Harvard: no es un estudio adecuado para el tema que debatimos, porque: a) habla de otras cosas; b) no es un estudio, sino un “newsletter”, al menos lo que Ud. aporta. Si resulta que hay evidencia de que la luz azul suprime la secreción de melatonina en ese “estudio”, la “buena ciencia” implica realizar réplicas a ese estudio siguiendo su metodología para ver si se pueden replicar o no los resultados. Pongamos por ejemplo que se ha replicado varias veces ese resultado, ¿Qué es lo que tenemos entonces? Pues la evidencia a favor de que la luz azul inhibe la secreción de la hormona melatonina, pero nada que ver con el daño retinal. Por ello, no puede argumentarse como algo a favor de sus líneas de razonamiento.

 

La información más validada “lógicamente” estará dentro de la sociedad Médica que se encargue de este asunto, por lo que le dejo un enlace a la Web de la Sociedad Española de Oftalmología (http://www.oftalmoseo.com/nova/NPortada?CodPortada=1213#.U464PnJ_tRo) y le insto a ver la entradilla siguiente:

“Al no existir estudios científicos en humanos de que la luz azul visible sea la causante de la degeneración macular y que los filtros para smartphones y tablets eviten la misma, la Sociedad Española de Oftalmología no recomienda el empleo de tales filtros en dichos dispositivos.”

No tengo dudas tampoco para pensar mal ante el enlace a “patologías más frecuentes”, en el que si buscamos en “Retina”, observamos lo que estadísticamente debería preocuparnos. Como es de esperar, la luz azul no consta en ningún sitio:

http://www.oftalmoseo.com/nova/NNws_ShwNewDup?codigo=4915&cod_primaria=1607&cod_secundaria=100803#.U4645XJ_tRo

 

Sobre fototoxicidad, hay no poca bibliografía, pero quizá es mejor dejar que un especialista oftalmólogo, sin interés comercial alguno, nos cuente en este enlace (Bibliografía sobre fototoxicidad: http://ocularis.es/blog/?p=1337) del que sólo extractaré dos párrafos, aunque recomiendo leerlo entero, especialmente sus comentarios:

 

1º)

“[…]Por lo tanto, ¿qué enfermedad, daño o lesión produce la luz en los ojos?. La lesión aguda es la maculopatía por radiación, que hemos hablado antes. Para ello hay que someterse a una fuente de iluminación muy intensa: mirar un buen rato directamente al sol (casi siempre en eclipses, si no no hay manera), mirar una soldadura sin protección, o por un láser (normalmente industriales ya que los punteros láser que se venden al público tienen una intensidad relativamente baja, pero de todas formas no hay que mirar directamente a ningún tipo de láser). Esta enfermedad aparece a las pocas horas de la exposición, o incluso inmediatamente después, y las medidas para evitarlo son conocidas: no mire un eclipse o suelde sin protección. No se dispare un láser al ojo.

No hay maculopatías por radiación sin un antecedente de este tipo, así que el diagnóstico no es difícil. No se ha descrito ningún tipo de lesión aguda por mirar mucho rato el televisor, ni el ordenador, ni cualquier pantalla artificial. Tampoco por el uso de otras fuentes artificiales de luz, como halógenos, fluorescentes, incandescencia, etc (hablo de fuentes de luz domésticas, porque también hay accidentes industriales con dispositivos de luz). Con diversas fuentes de luz artificial, incluyendo pantallas de visualización, te puede doler la cabeza o cansar los ojos si las condiciones de iluminación no son las adecuadas o si estás muchas horas, pero eso no causa una lesión en la retina.

Entonces, para exposiciones “habituales” de luz, ¿qué lesión se puede producir?. Ya decíamos que de forma aguda ninguna, pero se ha querido relacionar la exposición crónica, a lo largo de años, con alguna enfermedad degenerativa. Algo demasiado progresivo, demasiado lento, para que podamos relacionar fácilmente el estímulo (la luz) con la enfermedad, y por tanto haya pasado desapercibido hasta ahora. La mayoría de las enfermedades degenerativas de la retina tienen sus causas más o menos filiadas, como las distrofias hereditarias, o la maculopatía miópica (los genes y la miopía, respectivamente). Sin embargo hay una enfermedad que nos sirve como buena candidata.[…]”

2º)

“[…]Y aquí estamos: 22 años después, con varios millones de lentes amarillas implantadas. Discusiones éticas aparte, nos ofrece una enorme cantidad de ojos, y muchos años para investigar. Y así se ha hecho: se ha comparado la protección de esas lentes frente al cristalino natural y frente a la lente intraocular transparente (28, 29, 30). La lente amarilla no ha demostrado su utilidad. Nuevamente, la evidencia científica niega la hipótesis de la fototoxicidad, esta vez más contundente si cabe.[…]”

 

Y dentro de ese magistral compendio de evidencia contra el daño por la luz… sólo señalar un párrafo de este estudio reseñado (Mainster MA, Turner PL. Blue-Blocking IOLs vs. Short-Wavelength Visible Light: Hypothesis-Based vs. Evidence-Based Medical Practice. Ophthalmology. 2011 Jan;118(1):1–2.):

 

“[…] “Roughly 25% of IOLs implanted currently worldwide are blue-blockers. They require clinicians to choose fear of the unproven, largely failed phototoxicity-AMD hypothesis over light that patients need for their best possible circadian and dim-light photoreception. Continued widespread use of blue-blocking IOLs demonstrates that adoption of contemporary hypothesis-based medical practice requires neither a successful hypothesis nor effective implementation of a relatively unsuccessful one” […]”

 

También debo decir que hay estudios a favor de cierta cantidad de daño en la retina por exposición a la luz, especialmente dentro del espectro del azul, pero que en las condiciones que se han realizado los estudios, representan únicamente el primer paso a dar hasta llegar a los estudios en humanos, en las condiciones que señalo más adelante.

El error en el que está incurriendo, creo yo que ya casi de manera sistemática, es exponer estudios o conceptos que pretenden apoyar la base científica del Reticare cuando no es posible, ya que ni siquiera los estudios que la propia empresa pone en su web son realmente específicos del producto que venden.

Para ser correcto, el producto debería ser estudiado en personas sanas y enfermas, personas que usen Smartphone con y sin filtro, personas que no usen ningún dispositivo, controlando las variables extrañas que afecten a la retina como edad, estado de salud, presencia de patología previa (diabetes, arterosclerosis, hipertensión, consumo de fármacos, etc) estableciendo varias hipótesis y condiciones (como tiempo de uso, distancia, carga de la batería, etc) y lo único que “tenemos” es un ensayo clínico con unos márgenes de error espectaculares que además está basado en el uso de unas lentes intraoculares para luz amarilla.

Yo entiendo que los estudios merezcan un respeto, y por cuestionar su evidencia o metodología no se deja de aludir al mismo. La ciencia no entiende de cuestiones personales ni de autoridades, entiende de DATOS. Lo que se cuestiona es la forma de validar esos datos, de analizarlos y de exponerlos traducidos en un producto que, sin evidencia ni estudios concretos en humanos, se vende como si los hubiera. Creo que la dirección del respeto está clara.

Sobre cómo hacer esto, le remito a mi anterior (y extensa) intervención, porque mi razonamiento en ese sentido es circular hasta que no se me saque del mismo con esos datos. Por ello, doy por mi parte zanjado el debate y le agradezco la posibilidad de haberlo tenido. Ya sólo me queda desearle que ese filtro le resulte útil.

Saludos

Aitor 

Imagen de Josep Orrit

Estimado Aitor,

Estoy de acuerdo en terminar el debate, ya que cada uno ha expuesto sus argumentos y parece claro que no nos pondremos de acuerdo.

Permíteme añadir dos puntualizaciones, que creo serán importantes para posibles lectores.

  • Das más fiabilidad a un oftalmólogo que a un comunicado de la Universidad de Harvard. En esto también discrepamos.
  • Es lógico que la Sociedad Española de Oftalmología no recomiende ningún producto que no haya sido testado en humanos, pero no es lógico deducir de esa falta de recomendación que ese producto no sea válido.

Por cierto, ya he recibido el filtro Reticare para mi smartphone. Tiene una ventaja añadida que no había comentado: la pantalla se ve mucho más nítida y puedo leer mejor las letras pequeñas. Esto ya lo experimenté en el Congreso ORP y fue uno de los motivos que ahora lo tenga.

Finalmente,

Agradecer a los lectores el seguimiento de este artículo, que ha tenido hasta hoy 1.937 lecturas, 70 “me gusta” en Facebook, se ha compartido en 85 ocasiones en Linkedin y 16 en Twitter.

Lamentar que el debate se haya centrado en uno sólo de los muchos riesgos de los smartphones.

Y comunicar que voy a proponer a AEPSAL que se ponga en contacto con RETICARE para poder ofrecer sus productos a nuestros asociados.

Saludos cordiales.

Imagen de Tor J S

Sin pretender reanudar el debate, respondo por alusiones a sus dos puntualizaciones. 

1- "Das más fiabilidad a un oftalmólogo que a un comunicado de la Universidad de Harvard. En esto también discrepamos." --> Incorrecto. Doy más VALIDEZ a la bibliografía expuesta en el blog del oftalmólogo citado (http://ocularis.es/blog/?p=1337) que a un comunicado de Harvard que habla de algo que NO TIENE NADA QUE VER con la supuesta base científica en la que se apoya este producto para "convencer" a los que se quieran sentir protegidos. 

2- "Es lógico que la Sociedad Española de Oftalmología no recomiende ningún producto que no haya sido testado en humanos, pero no es lógico deducir de esa falta de recomendación que ese producto no sea válido." --> Incorrecto. Y es así porque para sacar un producto que protege ante un riesgo:

- Primero debe demostrarse que realmente existe ese riesgo.

- Segundo, debe demostrarse que ese producto realmente protege contra ese riesgo. 

- Tercero: hasta el momento, no se ha hecho nada de los dos puntos anteriores. Todos mis mensajes en este debate van en la línea de debatir con datos. Ud. ha recurrido a lo "visible" y al argumento de autoridad, citando fuentes que hablan de otras cosas que no tienen que ver con lo que estamos hablando. 

Saludos 

Imagen de Josep Orrit

Estimado Aitor,

Por lo rápido que respondes entiendo que el tema te preocupa mucho. Es evidente que no se trata de un tema cerrado, como tampoco lo es el de las emisiones de ondas electromagnéticas, pero sí existe suficiente información para formarse una idea.

Los lectores juzgarán si el enlace al comunicado de Harvard tiene que ver o no con este tema, y sobre los motivos de que la Sociedad Española de Oftalmología no recomiende los filtros de Reticare, así como sobre todo lo demás que hemos escrito, incluida la referencia a la Ministra de Sanidad que llevaba una "power balance".

Que seas feliz,

Imagen de pacorrito

Menudo debate!!

Me llamo Francisco (para que nadie haga alusión a mi nombre de usuario), y simplemente queria lanzar una pregunta por si alguién sabe responderla:

¿la luz que utilizan los oftalmólogos para hacer un fondo de ojos contiene mucha luz azul? ¿se podría considerar que tiene algún efecto de larga duración sobre la retina o el humor vítreo?

Saludos,

Imagen de Tor J S

Hola Pacorrito. 

Una de las cosas que hay que tener en cuenta a la hora de estudiar cualquier daño sobre el organismo es el concepto de dosis, que depende de la cantidad total de energía que se lleva el cuerpo (depende de intensidad de energía y del tiempo de exposición) 

En este caso, las longitudes de onda e intensidades que usa la luz del oftalmoscopio no serán dañinas porque el propio ojo (córnea, cristalino, humores, etc) actúa a modo de filtro y no toda la emisión de luz llega a la retina y no llega tal cual es emitida. La que llega, no olvidemos que está actuando sobre una estructura evolucionada durante millones de años para captar esa luz y esta luz, no lo olvidemos, no es un tipo de radiación lo suficientemente energética (en las condiciones de "normalidad" en las que se realiza este examen) como para lesionar las células de la retina. El objetivo es iluminar el fondo de ojo, no "freír" las células de la retina, que es lo que han hecho algunos estudios para "alertar" del riesgo tan tremendo que corremos, con evidente mala ciencia. Un vaso de agua hidrata, 18 litros matan. No podremos decir que el agua es mala, ¿verdad?

La retina está formada por una serie de capas de células que van generando reacciones bioeléctricas según se estimulan por la luz. Recordemos que la radiación del espectro electromagnético produce daños en ciertas frecuencias al alterar la estructura atómica de la materia y que para ello hacen falta unas condiciones concretas que el espectro que nos encontramos normalmente no cumple. En parte la vida es posible por ello, porque estamos en el término medio del espectro, donde la radiación no es tan peligrosa y además tenemos mecanismos biológicos para contrarrestar en parte esos daños. 

Respecto de la luz, aquí puedes revisar esto que te digo con datos y estudios científicos: 

http://ocularis.es/blog/?p=1337 

En el fondo de ojo se suele informar de problemas relacionados con la medicación midriática (colirios), posible alergia al mismo, dificultad de visión por la dilatación pupilar, etc... 

En mi centro de trabajo hacemos reconocimientos de permiso de conducción y un compañero oftalmólogo señala que en miles de exploraciones qe ha realizado él y de las que han realizado sus compañeros en otros centros, jamás han indicado el más mínimo problema en este caso concreto. 

Aquí podrás ver cómo se realiza este tipo de examen: 

http://www.amf-semfyc.com/web/article_ver.php?id=1016 

Saludos

Imagen de Daniel Huezo

solo tengo una pregunta asi como se han hecho estudios cientificos sobre los smartphone que poducen celulas canserigenas a traves de su alta radizcion lo mismo lo producen las torres de telecomunicaciones ya que al cargar un telefono celular con nosotros es como que carguemos una repetidora de señal movil como lo son las torres de telecomunicaciones. Si podemos tener precauciones al utilizar un telefono celular pero como podemos evitar que la señal radiante que proviene de las torres de telecomunicaciones no nos afecten seria imposible ya que estamos rodeadas de ellas.

Añadir nuevo comentario