Cristo en casa de sus padres

Cristo en casa de sus padres

Os adjunto el cuadro de Millais, Cristo en casa de sus padres, actualmente en la Tate Gallery, Londres.
14 Noviembre 2014

Jesús es un chiquillo que se ha hecho daño en su mano izquierda mientras intentaba sacar un clavo con unas tenazas. La mano está sangrando y algunas gotas han caído a sus pies. Muestra la herida a su madre, María, que angustiada se arrodilla junto a él, aunque no le abraza. Más bien adopta una actitud de piadosa reverencia, como si comprendiese el profundo significado de este trivial acontecimiento. El siempre cuidadoso José, se inclina hacia ellos y sostiene la mano herida en sus dedos mientras apoya suavemente la mano derecha en el hombro izquierdo de Jesús. Ana, la madre de María, se acerca a quitar los instrumentos que han causado el daño (las tenazas y los clavos), mientras que los dos ayudantes de José observan. Uno, el chico de la derecha que porta un cuenco de agua (¿o es vinagre o hiel?) es San Juan Bautista. El otro, el joven de la izquierda, es uno de los apóstoles de Cristo, posiblemente Juan o Pedro. En el exterior un rebaño de ovejas (los laicos) se mantiene arremolinado contra una valla y en el interior, una paloma, (el Espíritu Santo), está observando el acontecimiento posada sobre una escalera detrás de Ana.

Sólo Dios Padre está ausente. La escena tiene lugar en la arquetípica carpintería de José (el pintor se basó en una carpintería real de Oxford Street). Una sólida mesa de madera -similar a un altar- se encuentra en el centro, donde se encuentra el trabajo que se está llevando a cabo, una puerta de madera. Sobre la pared posterior, algunas herramientas y una escalera. Varios tablones de madera descansan sobre las paredes laterales y enmarcan la composición. Un cesto parcialmente tejido a la izquierda representa la misión de Jesús, un trabajo inacabado (las cañas también pueden ser una referencia al Domingo de Ramos o la burla a Cristo durante su Pasión). La imagen de Millais ilustra el simbólico realismo de comienzos del Prerrafaelismo, que representa tanto la Crucifixión como la resurrección de Cristo. Inicialmente fue expuesto con palabras del Viejo testamento.

“Y cuando alguien le pregunte, ¿qué son esas heridas en tus manos? Entonces responderá. Aquellas que he sufrido en casa de mis amigos”.

Sin embargo, la pintura no estuvo exenta de controversia. El autor fue brutalmente atacado por la prensa por mostrar la Sagrada Familia como “una familia ordinaria de clase obrera”. Charles Dickens describió a Cristo como un “lloricas pelirrojo en camisón de noche”. Y a María como “una alcohólica con una mirada tan fea que llamaría la atención en uno de los cabarets más viles de Francia, o en la tienda de ginebra más barata de Inglaterra”.

John Millais nació en Southampton, Reino Unido, y comenzó a dibujar a la edad de 4 años; sus padres apoyaron sus inclinaciones artísticas costeándole clases privadas de arte. Su familia fue a Londres con una carta de presentación para el Presidente de la Royal Academy of Arts, y en 1840 se convirtió en el estudiante más joven que tuvo la Academia. Junto con Dante Gabriel Rosseti y William Holman Hunt, Millais fue el fundador de la Hermandad Prerrafaelita y estuvo marcadamente influenciado tanto por ellos como por John Ruskin. En 1855 se casó con Euphemia, la ex mujer de John Ruskin, con quien tuvo ocho hijos (que aparecerán más tarde en muchas de sus pinturas). Finalmente, se le otorgó el título de baronet en 1885 y se convirtió en el Presidente de la Royal Academy of Arts en 1896. Murió ese mismo año, y está enterrado en la Catedral de San Pablo, Londres.

¿Qué opinas de este artículo? Add a new comment to this page.

Añadir nuevo comentario