Amidas

Amidas

Hoy os remito la ficha de las amidas (dimetilacetamida y dimetilformamida). El órgano diana por excelencia para estos tóxicos es el hígado.
9 Mayo 2014

Las amidas son líquidos incoloros, de olor desagradable, que se utilizan a nivel mundial en la industria química como disolventes.
Sus vapores se absorben por inhalación y por contacto directo a través de la piel (esta última es incluso más importante y además se potencia con el aumento de la temperatura y la humedad ambiental). La metabolización tiene lugar en el hígado, formándose metabolitos que se eliminan por orina.

El TLV admitido por el INSHT español para la dimetilacetamida y la dimetilformamida es de 10 y 5 ppm, respectivamente. La ACGIH, sin embargo, considera el mismo valor para ambos (10 ppm).

¿Qué ocasionan las amidas?

El hígado es el órgano diana para las amidas (esta hepatotoxicidad se manifiesta, especialmente, con la aparición de una intolerancia al alcohol; así, cuando se consumen bebidas alcohólicas el paciente sufre un acaloramiento facial brusco, opresión en el pecho, ansiedad, náuseas y disnea). Además, niveles elevados de forma crónica ejercen su acción tóxica sobre el sistema nervioso central (dificultad para concentrarse, pérdida de memoria, cambios de humor) y sobre todo, el periférico, con predominio en los miembros inferiores (parestesias, debilidad de pies, dolores musculares y calambres en los gemelos). Tienen la particularidad de afectar a la fertilidad y producir alteraciones en el feto durante el embarazo.

¿Qué parámetro debemos elegir como biomarcador?

DIMETILACETAMIDA

N-Metilacetamida en orina (<30 mg/g de creatinina), en muestra recogida al final de turno de la semana laboral.

DIMETILFORMAMIDA

N-Metilformamida en orina <15 mg/L. La eliminación de la NMetilformamida alcanza su máximo al final de la exposición, no acumulándose en el organismo, por lo que el momento de muestreo es crítico (exactamente al final de la jornada laboral). Así pues, este parámetro refleja la exposición reciente, de ese día.

N-acetil-S-(N-metil-carbamoil) cisteína en orina <40 mg/L. La excreción urinaria de este metabolito es relativamente lenta, estimándose una vida media de eliminación superior a las 16 horas, por lo que se produce una cierta acumulación en el organismo. En consecuencia, su determinación en orina recogida al principio de la última jornada de la semana laboral, representa un excelente indicador de la exposición al agente químico durante toda la semana laboral.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario