¡Las normas están para cumplirlas! ¿y mis necesidades?

¡Las normas están para cumplirlas! ¿y mis necesidades?

Los comportamientos están directamente relacionados con satisfacer necesidades. ¿Qué ocurre entonces, con los comportamientos que no cumplen las normas?
5 Octubre 2015

Los seres humanos buscamos satisfacer nuestras necesidades, y esta búsqueda es la que explica nuestros comportamientos. Desde necesidades básicas físicas, como tener sed y en consecuencia beber un vaso de agua,  hasta necesidades psicológicas, como sentirnos reconocidos, y para ello hacer algo que llame la atención, en sus diferentes formas.

Lo mismo ocurre con los comportamientos que tienen que ver con la seguridad y salud laboral. Realizar un comportamiento de riesgo, incumplir una norma obedece a una necesidad que se quiere cubrir.

Las necesidades de tipo psicológico, vienen de creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, de los demás y de la vida. También de aquellas cuestiones que consideramos importantes para nosotros. Esto hace que los comportamientos de las personas, puedan ser diferentes ante las mismas situaciones. Depende de su sistema de creencias.

En mi experiencia, una cuestión que encuentro interesante al respecto de cubrir las necesidades, es cómo muchas personas abordan la cuestión de cumplir o no las normas, y en concreto las normas de seguridad. Es algo que trabajo habitualmente , tanto con mandos como con trabajadores, y la primera cuestión es que no suelo encontrar diferencias entre unos y otros.

Generalmente me encuentro con un consenso prácticamente mayoritario en cuanto a que las normas son necesarias, y más si cabe las normas de seguridad, que en general se tienden a percibir como más pensadas para la protección y por tanto más cercanas.

Las razones que suelen darse para concluir que las normas, en general, son necesarias tienen que ver con mantener el orden la armonía, vivir civilizadamente, etc. Lo mismo ocurre con las normas de seguridad, no dejan de ser normas. En este caso cuestiones como la salud, la protección, etc. son las que las justifican.

Sin embargo, esto no dejan de ser titulares y buenas intenciones, ya que en la práctica , los que apoyan que las normas están para cumplirlas, reconocen que algunas no las cumplen, en algunos momentos. Me encuentro que cuando las personas son honestas, reconocen que no cumplen las normas, aunque crean firmemente que debe haberlas.

No deja de ser una locura que digamos que debe haber normas y luego no se cumplan, es decir , generamos el caos, que según decimos pretendemos evitar.

¿Qué es lo que ocurre?. Que ante todo buscamos satisfacer nuestras necesidades. Lo que he constatado con muchos mandos y trabajadores, hablo de más de mil, es que lo primero que hacemos, en cada momento es evaluar y comprobar si la norma es un obstáculo para satisfacer nuestras necesidades, en ese momento. Si lo es, es muy fácil que nos la saltemos. No quiero decir que esto sea algo generalizado, pero en el universo de personas que yo he estudiado, y dentro de nuestra cultura, esto ocurre. Nuestro criterio interno, nuestras necesidades, están por encima de la norma, y esta se cumplirá si coincide con ese criterio y no impide la satisfacción de las necesidades. Lo malo de esto es que este proceso ocurre en el momento, sin darnos cuenta, de una manera bastante inconsciente, debido a que forma parte de nuestro sistema de creencias.

No ocurre así en todas las culturas. Hay algunas en las que el respeto a las normas se toma como una necesidad, forma parte de sus sistema de creencias. Nos queda mucho camino para recorrer, y la clave está precisamente en tomar conciencia de las creencias que están generando nuestras necesidades y la utilidad o no, para nuestra seguridad y salud.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de pretoriumlex

Estimado Martin:
Me ha impresionado su paper en cuanto analiza una materia que siempre ha estado en mi mente. ¿Por qué las empresas realizan tantas capacitaciones a sus trabajadores, si luego, en terreno no son drásticas en el cumplimiento de la normativa legal?
Mi conclusión ha sido más pesimista que la suya. Veamos: En realidad no adoptan criterios de Gestión en Prevención de Riesgos. No hay un empoderamiento de la Cultura Preventiva. Se juega a que habrá "buena suerte" en la acción productiva. Tal vez hay algún seguro que le cubrirá los costos del accidente.
En general de todas las obligaciones de Seguridad que disponen las normas legales, un alto porcentaje de ellas se incumple. Aún cuando todas las normas técnicas que se obligan para las certificaciones ISO, OSHAS u otras exigen en primer lugar cumplir cabalmente con la normativa legal vigente.
Un saludo afectuoso desde Chile.
Atte.

Imagen de Yanko Toledo Alvarez

Esto da para pensar que por lo menos accionamos con dos mentes. Una la consciente, preocupada de la lógica y la razón y otra la sub-consciente donde radican imágenes y emociones. ¿Cómo se comunican entre ellas?

Si bien con la mente consciente y mediante un lenguaje técnico logramos un entendimiento previo donde “parecemos” que todos tenemos muy clarito las conductas a desempeñar, pero durante la ejecución de las actividades pasamos a “control automático” donde el sub-consciente hace su aparición para provocar nuestro comportamiento para satisfacer las necesidades o desconcentraciones del momento.

Tan relevante como saber si la persona tiene el conocimiento y la habilidad, que generalmente se verifica al inicio de la actividad, también amerita el verificar que sucede en pasos posteriores donde existe el peligro de entrar en el “control automático” y donde a la mente gusta de ir hacia el pasado o al futuro dependiendo de como se tiñan las emociones y necesidades del momento.

Un sistema de gestión basado en la observación de conductas, conocidos en organizaciones a la vanguardia en tema de seguridad, nos puede proveer de instancias “efectivas” para hacer las acciones preventivas que ameriten. Tan relevante como las acciones observadas, también escuchar el tipo de lenguaje o conversaciones que tienen los miembros de la organización. El lenguaje trae mundos a nuestras mentes y desde allí actuamos, o sea aún tenemos posibilidades de actuar Preventiva y Proactivamente en Seguridad.

¿me intereso por conocer en el dia a dia el estado emocional de mi colega de trabajo?, ¿desarrollo competencias para reconocer estados emocionales a través de la postura del cuerpo o lo que hablan las personas?, ¿llevo la relación a un estado de confianza donde incluso sepa que medicamentos toma?. Por supuesto como lo señalan otros autores, es la Gerencia la llamada a establecer y VERIFICAR que la gestión cumpla con sus objetivos.

Saludos desde Concepción, Chile.

Imagen de Sergio Vinacua

Fabuloso post! Siempre es de tener en cuenta las normas establecidas en una empresa y la gran facilidad de saltarlas como una necesidad intrinseca e imperiosa para cubrir aquello que nos aporta bienestar emocional en el puesto de trabajo. Las normas no estan por que si y es igual de necesarios establecerlas en todos los ambitos de la empresa. Bien como puede ser en el comportamiento, en los pasos de actuación frente a situaciones de riesgo o como los empeados deben de portar y emplear las indumentarias y uniformes laborales que ofrece la empresa.

www.gm7uniformes.com. En GM7 Uniformes se preocupan de este hecho y que se cumpla todo tipo de normativa, para, principalmente, cubrir todo riesgo ( o minimizarlo) al empleado y evitar cualquier tipo de desastre.

Saludos!

Añadir nuevo comentario