Claves para una mejor calidad de las conversaciones

Claves para una mejor calidad de las conversaciones

¿Cómo son las conversaciones en tu organización? ¿Facilitan desarrollar y fortalecer las relaciones? ¿Crees que es un factor que se debe tener muy en cuenta en una organización, o por el contrario crees que no es el lugar para ello?
1 Junio 2015

Qué agradable puede resultar mantener una buena conversación. Intercambiar, ideas, creencias, expectativas, necesidades, información, de una manera sosegada, atenta, completa. Y que frustrante es todo lo contrario. Conversaciones aceleradas, incompletas, faltas de empatía y atención, “al grano”, sin prestar atención a lo verbal y lo no verbal.  La Calidad de las conversaciones que tenemos en las organizaciones es a mi entender bastante mejorable, y tiene mucho de esto último. La verdad es que en mi experiencia no va a mejor, sino todo lo contrario.

Las consecuencias de una baja calidad impactan en la productividad y por supuesto en el nivel de seguridad y salud. Nos acostumbramos a este tipo de conversación , que no escucha en realidad, porque no hay tiempo para ello, y nos la llevamos al resto de ámbitos de nuestra vida. La pregunta es ¿en realidad con quién conversamos? ¿qué sabemos de nuestro interlocutor? ¿qué relaciones creamos con este tipo de conversación?

¿A qué me refiero en cuanto a la calidad de las conversaciones ?. ¿Qué cuestiones hay que tener en cuenta en una conversación de calidad?. En mi opinión hay al menos tres cuestiones a tener en cuenta para crear conversaciones de calidad: el tiempo, la actitud, y el “cara a cara”.

¿Cuánto tiempo empleas en una conversación? ¿Vas al grano, a cubrir tu objetivo en ese intercambio de información, y nada más?. Evidentemente el tiempo es oro, y hacer un buen uso de él, en una organización, es vital. Una organización no es la calle mayor de un pueblo en la que te paras a hablar un buen rato con cada vecino. Pero tampoco creo que debe ser un lugar en el que no existan conversaciones y solo exista intercambio de información Técnica. Al final las personas acaban no conociéndose, y eso es una cierta barrera para unas relaciones más estrechas. Paradójicamente aunque creas que menos conversaciones posibiliten más productividad, no es así. Una mejor relación, con más tiempo de conversaciones, fomenta la cohesión, trabajo en equipo y una mayor productividad y seguridad. Así que las organizaciones tienen que crear su calle mayor y su plaza mayor. Hay muchas alternativas para generar espacios con tiempo para conversaciones.

La actitud de los conversadores,  marca la calidad de la misma. Si la conversación carece de atención por las partes, empatía, autenticidad y honestidad, será una mera transmisión de información, que quizá tampoco sea eficaz, porque no llegue completa. Si por el contrario cuenta con todos estos atributos, obtendrá dos objetivos a la vez: trasmitirá eficazmente la información y fortalecerá la relación. No significa que esta actitud haga que se dilapide el tiempo empleado, que por otra parte será el necesario, sino todo lo contrario, será una auténtica inversión.

Cada día más nuestras conversaciones son a través de los medios digitales. Correo electrónico, videoconferencia, redes sociales y otros medios. Es una gran ayuda. Mayor alcance a menor coste. Es fantástico. Pero ojo, en este tipo de conversaciones es evidente que nos perdemos mucha de la información que se da en una conversación cara a cara. Todo lo que tiene que ver con lo no verbal, que es muchísimo. Creo que a muchos nos ha pasado cuando conoces cara a cara a una persona con la que te has comunicado digitalmente, decir “¡por fin te pongo cara!. Y a partir de este contacto , nuestra conversaciones se pueden volver más ricas y satisfactorias.

¿Cómo son tus conversaciones?

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Yanko Toledo Alvarez

Si son muy relevantes las conversaciones, el estilo del Liderazgo del gerente (y sus asesores) marcarán la pauta en este sentido. Si los resultados de la empresa son positivos, puede que no haya mayor inquietud por este aspecto y el foco de atención sea otro, independiente si tenemos una organización parca o muy conversadora. Siempre se puede mejorar las conversaciones y el impacto en las relaciones. En caso de resultados negativos de la empresa, sin duda será un punto a gestionar por parte del Liderazgo.

Añadir nuevo comentario