11 características de un líder de eficaz

11 características de un líder de eficaz

El Sistema de relaciones que tiene una organización tiene una gran incidencia en la salud de sus miembros. Los líderes eficaces promueven un sistema de relaciones saludable y colaborativo
12 Mayo 2014

Si hay algo que impacta en los resultados de una organización en aspectos como la productividad, el absentismo, etc., y por tanto en los resultados económicos, es su sistema de relaciones,  y en qué principios se basa. Cualquier organización tiene un sistema de relaciones aunque no se haya establecido de manera intencionada.

En mi opinión el Sistema de Relaciones es el cimiento sobre el que construir un Sistema sano y eficaz.

Podríamos decir, simplificando mucho por supuesto, que en la empresa todo pasa por las relaciones. Es el corazón de un trabajo en equipo, como es una empresa. A veces este corazón no está bombeando toda la energía que podría, tiene sus bloqueos, e incluso sus enfermedades.

La Salud de la organización pasa por un Sistema de relaciones saludables, y existe una relación entre la salud de las relaciones en la organización, y la salud de las personas que la componen.

El Sistema de relaciones en un reflejo del estilo de liderazgo en la organización. Un Liderazgo saludable en las relaciones, generará unas relaciones sanas y eficaces, y por tanto se convertirá en un Liderazgo Eficaz.

Pero ¿cuales son las características de un Líder Eficaz?. Aquí tienes algunas:

- Sabe cómo escuchar a los miembros de su equipo, a sus compañeros, incluso a  sus Jefes, para que hablen de sus problemas. Dedica tiempo a escuchar, ya que sabe que es una de las mejores inversiones.

- Está dispuesto a discutir los problemas, porque sabe que encontrarán una solución aceptable para todos. Se muestra abierto a las ideas. Siempre puede haber otras opciones mejores.

- Utiliza habilidades que apoyan a que los miembros de su equipo sepan resolver sus propios problemas y necesidades. Les ayuda a crecer y hacerse independientes e interdependientes.

- El enfoque de equipo es fundamental para él. Ayuda al equipo a llegar a las metas planteadas y a tomar las mejores decisiones. No las impone él. Facilita la cooperación. Está a su lado, no encima. Recuerda los problemas, no los olvida.

- Evita el control y la supervisión estrecha. No la necesita, ya que los miembros de su equipo participan en las decisiones y por tanto asumen las acciones. No se impone a la fuerza.

- Delega autoridad. Confía en su equipo, en su juicio, y permite las decisiones de grupo. Tiene fe en los recursos y la creatividad de los demás.

- Se comunica de manera abierta, honesta y franca. Dice lo que piensa, y cuando lo dice no daña la relación, porque se comunica con congruencia. Su equipo sabe que puede confiar en lo que dice.

- Sabe expresar sus necesidades y sentimientos, clara y respetuosamente, de manera que el equipo, las personas, las tengan en cuenta. Se comunica de forma que consigue prevenir conflictos.

- Identifica los problemas, y trabaja de forma eficiente para encontrar buenas soluciones. Sabe hacer que los problemas se resuelvan de manera satisfactoria para todos.

- Sabe confrontar eficazmente los comportamientos que no acepta de su equipo, y de las personas, sin dañar la relación. De manera que sabe influir en el otro, sin imponer.

- Comparte los valores personales y de la organización respetuosamente. De forma que resuelve los conflictos de valores y creencias de forma eficaz.

Muchas personas ya tienen habilidades innatas para poder ser líderes eficaces y contribuir a organizaciones saludables. La buena noticia para los que no las tengan es que se pueden desarrollar.

¿Quieres tener una organización saludable?. Revisa el sistema de relaciones.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario

Suscribirse a Blogs