LAS BUENAS PRÁCTICAS DE MOVILIDAD EN EL DESPLAZAMIENTO AL TRABAJO

LAS BUENAS PRÁCTICAS DE MOVILIDAD EN EL DESPLAZAMIENTO AL TRABAJO

Conseguir un cambio en los usos y costumbres de desplazamiento en los itinerarios preferentes y mayoritarios de las personas, principalmente de domicilio a trabajo y viceversa, es necesario, pero para ello hacen falta agentes promotores. El cambio es posible porque la sociedad demanda cada vez más un nuevo modelo de movilidad, que requiere alternativas al uso abusivo del vehículo privado motorizado. Ya hay empresas y organizaciones que están por la labor. Buenas prácticas que nuestro líder europeo en movilidad segura Manel Ferri (Talent Mobility 2016) (ferritm@diba.cat) explicita en sus trabajos y que acogemos en nuestro Blog.
14 Marzo 2018

La movilidad laboral, mayoritariamente para ir y volver del trabajo, es uno de los principales motivos por los cuales nos desplazamos, y esto tiene como consecuencia accidentes de tráfico in itinere que son la primera causa de muerte por accidente laboral en el ámbito español.

Algo falla de manera evidente si cada dos días muere una persona en accidente laboral de tránsito: 208 el 2016 (120 a la ida o retorno del trabajo y el resto durante la jornada laboral).

 En Cataluña, ámbito español de máxima actividad industrial y laboral, en 2016 hubo un total de 42 trabajadores muertos en accidente, víctimas de accidente de tránsito, un 71,43% de las cuales lo fueron por accidente de trabajo en el desplazamiento para ir o volver del trabajo. Durante el año 2016 se produjeron un total de 36.111 víctimas por accidente de tráfico. En el entorno laboral, durante el mismo año se comunicaron un total de 106.927 accidentes de trabajo con baja, 14.054 de los cuales fueron por accidente de tráfico. Según estos datos, durante el año 2016, los accidentes de tráfico laboral representaron el 13,14% del total de accidentes de trabajo y un 38,91% del total de accidentes de tráfico.

Además, el nivel de ocupación del vehículo en este tipo de viajes es bajo, lo cual provoca un elevado consumo de energía y emisiones de CO2. Por todo esto, es evidente que uno de los objetivos prioritarios para conseguir el cambio de modelo tiene que ser promover la movilidad sostenible, segura y equitativa en los desplazamientos  para ir al trabajo.

Para conseguir este objetivo es necesario contar con la aplicación de medidas - transporte público, desplazamientos a pie, en coche compartido y en bicicleta- que faciliten la transición hacia un nuevo modelo de movilidad; por eso, es idóneo dar a conocer las buenas prácticas, experiencias reales y exitosas, que han cambiado la manera de desplazarse al trabajo de miles de trabajadores y trabajadoras de nuestro país y de países de nuestro entorno.

Sin duda, la tarea de promover el cambio modal tiene que ser impulsado por aquellos que tienen la responsabilidad de administraciones, empresas y trabajadores, para garantizar el derecho de acceder al trabajo de manera sostenible y segura. Las buenas prácticas son clave, porque el conocimiento facilita la transición hacia un modelo más sostenible y seguro. Iniciativas de impulso de los desplazamientos en bicicleta, como la del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, en que están implicados 300 trabajadores o con transporte público, en la Ciutat de la Justicia en Barcelona y a la empresa ASR de Holanda, acreditan que el cambio modal es posible y que, por lo tanto, se tiene que divulgar entre los trabajadores y trabajadoras, las empresas y las administraciones, porque, en definitiva, son los verdaderos protagonistas del cambio de modelo.

Iniciativas como la que esta llevando a cabo la Diputación de Barcelona con sus empleados y empleadas cerca de 4000 personas en los trabajos iniciados de redacción de su plano desplazamiento de empresa (PDE) ,indican un cambio de tendencia sobre la necesidad de gestionar la movilidad laboral, aspecto que no viene priorizándose en las agendas municipales.

Se trata de presentar experiencias que puedan servir de ejemplo de como intervenir, a través de la acción sindical, en las empresas y en su entorno (polígono industrial, parque de actividades, etc.) para conseguir el objetivo que nos tenemos que proponer de romper la hegemonía del coche para llegar al trabajo. En definitiva, provocar la irrupción de un nuevo modelo de movilidad social, ambiental y económicamente sostenible, en que los trabajadores y trabajadoras sean agentes activos necesarios para impulsar el cambio que tantos beneficios reportará a los mismos trabajadores, a las empresas y en el país en general.

Proyecto GESMOPOLI …..  http://www.oect.es/

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Reynaldo Nuñez Panta

Creo que es unos de lo temas importantes,del trabajador al desplazarse entre el ir y venir ,en que es menester un cambio de actitud en el dia a al dia caminar,al usar una motocicleta o bicicleta,un motokar,etc..vehículos que se desplazan a gran velocidad por su condición de vehiculo menos,es donde mas accidentes son ocasionados por la imprudencia personal,como el caminar conversando por el celular al cruzar una pista,o el conductor haciendo uso del celular mientras conduce...y no actúan en detenerse o sentarse a conversar y luego continuar...cosa que se le es dificil,por mas charlas o consejos se les comente.

Añadir nuevo comentario