Evaluación y psicoprevencion sector hostelería y restauración

Evaluación y psicoprevencion sector hostelería y restauración

¿Está todo dicho con respecto a la evaluación y prevención de los riesgos laborales en el sector hostelería y restauración?. ¿Es posible enfocar la evaluación y prevención desde “factores humanos”?
17 Enero 2015

El situarse en un caso práctico de notable notoriedad como es una evaluación y prevención de riesgos, y además, muy probablemente siendo novel en este campo, conlleva a la persona que debe hacerla múltiples interrogantes. El objetivo de este taller es, entre otras cuestiones, responder desde los principios preventivos a la demanda de muchos profesionales que se encuentran “desorientados” en este campo de la prevención. No sólo se trata de tener clara la parte teórica (leyes, reglamentaciones, reales decretos, etc) sino que además se debe conseguir que esta normativa general “aterrice” en un proceso / servicio, y cuyo objeto no deteriore o dificulte la estrategia de negocio. Esta, muy probablemente, sea la mayor dificultad (desde el punto de vista de trabajo de campo) que se puede presentar a la hora de realizar la evaluación y prevención de los riesgos laborales en este tipo de sector. ¿Qué ocurre si un extintor que debe está colocado en cierto lugar, esta ubicación “afea” la decoración de la cafetería?. En este sentido, prioritariamente, la seguridad se antepone al diseño, sin embargo la prevención no es imposición sino acuerdo entre partes (acuerdo preventivo), por lo que dar a entender la necesidad de rediseñar parte de la decoración para que de esta manera cumpla con las expectativas preventivas es lo que hace que la prevención sea vista como conveniente y no inconveniente.

Como principios generales de cualquier evaluación, normalmente esta está dirigida a evitar los riesgos en general, evaluar los no evitables, combatirlos desde el origen, adaptar el trabajo a las personas, sustituir lo peligroso por lo menos peligroso, instruir a las personas en hábitos saludables y ergonómicos de trabajo, y en definitiva hacer del lugar de trabajo un lugar seguro. En este sentido, y sin menospreciar obviamente las demás áreas de evaluación, tal vez la más “agradecida” sea la relacionada directamente con los puestos y equipos de trabajo y la seguridad que les confiere. Sin lugar a dudas, es la más reconocida por parte de los trabajadores, entre otras cuestiones porque están en contacto diario y directo con ellas. El mantenimiento adecuado, la resolución de incidencias, y el equipamiento seguro de las herramientas y equipos de trabajo, no sólo les hacen sentirse más seguros sino que además esta percepción se hace real, por lo que objetivamente trabajan cumpliendo los principios básicos preventivos.

Un aspecto importante en la evaluación y prevención que debe ser destacado, son los equipos de protección individual y su utilización. A simple vista puede resultar sencillo determinar el equipo de protección que debe usar un trabajador. Sin embargo, las características de estos, objeto de protección, diseño ergonómico y sobre todo la consulta en su elección hacen que una tarea sencilla (a simple vista) se convierta, no en compleja, sino en sumamente beneficiosa desde el punto de vista de la consulta participativa, y en definitiva desde el punto de vista de la prevención. ¿Y qué decir de la evaluación e intervención psicosocial en la prevención de los accidentes laborales?. Es más que evidente la importancia del bienestar de los trabajadores, ya que una satisfacción no adecuada supondría un factor que podría ser determinante en caso de accidente. Una persona insatisfecha, es probable que no cumpla con las medias de seguridad para sí mismo y para sus compañeros, generaría conductas de riesgo que incluso podría afectar a clientes y finalmente al negocio. Pongamos el caso de un empleado que accidentalmente vierte una cafetera ardiendo a un cliente al servirle en la mesa. A la hora de investigar el accidente como desprendimiento de objetos en manipulación, podríamos pensar que el camarero se resbaló, se tropezó…., pero en mi opinión también cabría la necesidad de determinar si este trabajador está satisfecho con el trabajo que realiza y si esto ha sido un factor a resaltar en el incidente. Teniendo en cuenta estos factores, la conclusión a la que se llega es que unos trabajadores satisfechos generan conductas y comportamientos seguros, lo cual repercute en la calidad del servicio y finalmente en la satisfacción del cliente.

La transmisión de conocimientos, dotación de aptitudes y actitudes que capaciten a la persona para reproducir un comportamiento deseado, e integrar aquellos elementos que le permitan analizar una situación y reaccionar adecuadamente ante determinadas circunstancias, hacen que la formación sea un factor imprescindible e insustituible en materia de prevención de riesgos laborales. Conseguir con todo ello una efectividad, eficiencia y eficacia de esta, todo un reto.

Fco. Javier Herrán Gamarra

Psicólogo del trabajo. Seguridad y Salud psicosocial

Para citar este artículo:

- Herrán Gamarra, Fco. Javier. (2015, 17 de Enero). Evaluación y Psicoprevencion sector hostelería y restauración. www.prevencionintegral.com. Disponible en http://www.prevencionintegral.com/comunidad/blog/psicoprevencioncom

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario