¿Y si Maslow tuviese razón?

¿Y si Maslow tuviese razón?

Trasladémonos al mundo de las necesidades psicológicas. Os invito a este viaje de la mano de Maslow y su relación con la seguridad y salud laboral. Bienvenidos….
26 Enero 2014

¿Es la motivación una fuerza que impulsa a una persona hacia una actuación para lograr satisfacer una o varias necesidades personales?. De ser así, ¿Es posible conseguir que la prevención sea una de esas necesidades?

Una de las teorías motivacionales más conocida basada en las necesidades es la teoría de la jerarquía de necesidades de Maslow.

Según este autor, a grandes rasgos, las necesidades motivacionales de las personas pasan por la satisfacción de cinco etapas sucesivas. A destacar en este paso sucesivo de etapas que en el caso de que una de las etapas previamente satisfecha “caiga”, la persona volverá de nuevo a intentar recuperarla. Esto nos lleva a pensar que una necesidad satisfecha no es un motivador del comportamiento. Es la insatisfacción de esa necesidad la que nos mueve a actuar.

¿Es posible trasladar esta teoría a la seguridad y salud laboral?. La motivación preventiva del trabajador, ¿podría estar en función de una serie de etapas que han de ser satisfechas?. ¿Pretendemos motivar una conducta segura sin antes habernos percatado de que el trabajador necesita haber cubierto otras necesidades preventivas?

La teoría de necesidades de Maslow contempla cinco etapas:

La primera necesidad que siente la persona, la fisiológica, es tener cubierto lo básico (comer, beber, dormir….). Una vez se tenga cubierta esta etapa, la persona se sentirá motivada por una segunda necesidad, la de la seguridad (vivienda, trabajo, salud……)

Cuando la persona tiene satisfechas las etapas anteriores, se inclinará por la búsqueda de una tercera necesidad: Afiliación, (sentirse formar parte de un grupo, relaciones interpersonales, apoyo social…..)

Si la persona tiene cubiertas las tres primeras etapas, los motivos que le animarán a realizar conductas determinadas estarán dirigidos hacia la estima (reconocimiento, estatus, reputación….). Finalmente, satisfecha esta etapa, la persona sentirá la necesidad de autorrealización (desarrollo personal, satisfacción de metas propias…..)

Si trasladamos esta pirámide de las necesidades a la prevención de riesgos laborales podemos decir que las necesidades del trabajador en relación a la seguridad y salud laboral son las siguientes:

1ª- La etapa básica, necesidad de percepción del riesgo. La información del mismo tiene un papel crucial y el formato que tiene esta información, la evaluación de riesgos, imprescindible.

2ª- Una vez cubierta la etapa básica, la necesidad de distinción de los riesgos: seguridad objetiva. El procesamiento de la información derivado de la percepción será sólido y sin sesgos cuanto mayor sea la formación relativa a la seguridad y salud.

3ª- Necesidad de una actitud positiva frente al riesgo. Se hace imprescindible una motivación, sensibilización y concienciación. El trabajador no es un “ente” aislado. Necesita relacionarse y en esta interrelación debe surgir el interés por la prevención de los riesgos laborales.

4ª- La necesidad de reconocimiento y reforzamiento de conductas seguras. No sólo la recriminación de conductas de riesgo.

5ª- Quinta y última, sentir la seguridad como algo propio. Sentir la necesidad de ser informado, formado, sensibilizado, reforzado.

Al igual que sucede en la teoría de jerarquía de las necesidades de Maslow, en este caso si una de las necesidades anteriores se ve insatisfecha, el trabajador insistirá en cubrir tal requerimiento. ¿Cómo?. De manera directa por ejemplo, reclamando información y formación en prevención. De manera indirecta cuando sufre una lesión o incidente. La información que nos traslada el trabajador al sufrir un accidente es que no se ha cubierto las necesidades anteriores, y la “pirámide” se ve desestabilizada.

Por tanto, no pidamos al trabajador que sienta la seguridad laboral como propia si antes no le hemos garantizado (1) información sobre el riesgo objeto de prevención, (2) formación en la prevención del riesgo (3) actitud favorable hacia las medidas preventivas frente al riesgo, (4) reconocimiento y reforzamiento de las conductas seguras….

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario