EL SUPERVISOR: PRODUCCIÓN Y PREVENCION. III PARTE.

EL SUPERVISOR: PRODUCCIÓN Y PREVENCION. III PARTE.

Labor de Supervisión: En otras palabras, debe saber manejar los recursos con que se dispone para lograr los objetivos y metas establecidas.
20 Junio 2014

ESTILOS DE SUPERVISIÓN

Los investigadores y analistas de los sistemas de producción, han determinado características especiales de la supervisión. Estas no son buenas ni malas per se. Su valor efectivo solo se puede apreciar leen el resultado definitivo, es decir al final de periodo y conforme a los niveles de ganancia o utilidad  obtenidos. Es decir, por muchas características negativas que tenga un estilo de supervisión, no implica que este sea una característica negativa. Pues, solo lo será cuando se aplique fuera de contexto y no corresponda a la idiosincrasia productiva, sea en las relaciones de producción, clima laboral o procedimiento de trabajo.

Veamos algunos tipos de supervisión:

ESTILO PATRONAL : Característico de individuo autocráticos, que sin consultar con nadie, señalan o determinan que debe hacerse, cómo y cuando en forma categórica, indican la fecha de su cumplimiento y luego lo comprueban en la fecha y hora señaladas. El “aquí mando yo”, se escucha demasiado frecuentemente. Caracterizado por un personalismo exagerado en las líneas de toma de decisiones.

ESTILO CONSENSUADO: Característico del supervisor que permite que los trabajadores participen en LA SOLUCIÓN del problema. Anima a sus hombres para que participen en la decisión. Es directo y concreto, además de claro, en sus comentarios y comprueba si el trabajo había sido realizado, felicitando después al que lo merezca.

ESTILO LIBERAL (O DE LA NO INTERVENCIÓN): El supervisor no ejerce control del problema, prefieren que sus hombres hagan lo que consideran conveniente y deja que las cosas sigan su propio camino. Una solución displicente y anárquica.

LOS INDIVIDUOS HOSTILES: Se resienten de la autoridad. Su hostilidad se canaliza mejor tratándolos “DICTATORIALMENTE”. Ese estilo canaliza su agresividad y atiende a dirigirla hacia objetivos constructivos. Resulta verdaderamente extraño que el otro tipo de persona que responde positivamente ante el estilo autocrático sea precisamente la opuesta a la hostil - la persona dependiente. Esta necesita una dirección firme. Su mansedumbre y dependencia le dan una sensación de estar flotando en el ambiente. Si el líder es dominante y autoritario, tranquiliza a la persona dependiente, pero lo castra en ideas y participación creativa.

El trabajador que gusta de formar parte del equipo reacciona muy bien ante el estilo de consenso. Encuentra satisfacción en trabajar fraternalmente unido al grupo bajo el liderato democrático. Las personas que cooperan también rinden al máximo cuando se utiliza el estilo democrático. Las personas que cooperan también rinden al máximo cuando se utiliza. El hecho de que cooperen no significa necesariamente que la persona carezca de iniciativa y de una razonable dosis de acometividad. Las personas que cooperan, con un mínimo de control, se convierten en las más productivas.

El estilo liberal solamente da resultado con aquellos individuos que verdaderamente conocen su trabajo. Son estables en su desempeño y no pierden el control cuando tropiezan con situaciones de emergencia. El tipo individualista o introvertido es generalmente más productivo bajo el tipo de liderato liberal.

CARACTERÍSTICAS Y PSICOLOGÍA DE LA SUPERVISIÓN

El puesto de supervisor es tan exigente que la alta dirección tiende a buscar super-individuos. La mayoría de las empresas determinan criterios conforme a los cuales deben ser ajustados los candidatos a supervisor.

A continuación se presenta algunas características personales de los supervisores:

Energía y salud compatible, especialmente la salud psíquica.

Potencial para el  manejo de recurso humanos y alto nivel de Liderazgo.

Capacidad para desarrollar buen CLIMA LABORAL INTERNO.

Conocimiento del trabajo, experticia  y técnica.

Posee psicología laboral, sabe entender y comprender y al mismo tiempo  apretar el ritmo sin estruendos.

Liderazgo y atracción personal.

Capacidad de transmitir conocimientos y valores.

Habilidad para resolver problemas. Es un ingenioso ejecutivo.

Dedicación y confiabilidad.

Actitud positiva hacia la gerencia, especialmente en lealtad, comunicación y capacidad de representar orientaciones negativas. El Supervisor yes-man, no es efectivo para la empresa, solapara su superior jerárquico.

Obviamente son cualidades excelentes en cualquier persona como también es cierto que es difícil encontrar a quien las reúna todas. Afortunadamente muchos de estos atributos se pueden adquirir o mejorar a través de programas de desarrollo para supervisores.

SUPERVISIÓN Y COLABORACIÓN

En primer lugar el supervisor debe expresar primero confianza en que los nuevos empleados van a desempeñarse bien en el puesto. Los supervisores necesitan alertar a estos individuos, indicándoles, que la compañía no los hubiera contratado si no creyera que podrían desarrollar las funciones del puesto.

En segundo lugar los supervisores necesitan explicar cualquier requerimiento que señale el cargo y este a su vez se le tiene que dar como una especie de explicación con un previo adiestramiento, para que el nuevo empleado que ingrese no corneta fallas que le pueda costar a la empresa y así poder cumplirá cabalidad los objetivos de la organización.

En tercer lugar, el supervisor debe informar al empleado recién contratado de lo de lo que le gusta y lo que le disgusta, eso debe hacerse recién entrando el nuevo empleado para que en un mañana no exista lo que conocemos como un roce o un mal AMBIENTE organizacional. Cada supervisor tiene preferencia especificas por uno o dos trabajadores eso no es aconsejable porque eso insita malestar entre los mismo compañeros, una desunión total o una rivalidad y eso pondría en peligro la producción de la empresa.

LOS DIEZ MANDAMIENTOS DEL SUPERVISOR.

Debe: Analizar y programar el empleo de su tiempo. El tiempo es su más precioso recurso y, además, irrecuperable. Se avaro con él.

Manifestar el respeto a la dignidad de las personas, siempre.

.Otorgar sin discriminaciones, un trato ecuánime, considerado y respetuoso a sus colaboradores.

La buena supervisión es aquella que logra un justo nivel entre los intereses de los trabajadores de la empresa y los de sus propietarios.

Supervisor, busque siempre este equilibrio.

Supervisor sensato es el que mantiene una honrada posición entre el presente y el futuro en cuanto al objetivo de obtenerse beneficios crecientes. No sacrifique el porvenir de la empresa para mostrar este año utilidades espectaculares. (caso La Polar)

No concentre funciones. Asuma la necesidad de delegar. Así desarrollará el potencial latente de sus colaboradores y podrá dedicar más tiempo a su trabajo específico de dirección. Debe recordar siempre que al igual que todos su función y e éxito de ella depende del éxito de la empresa-

No es posible el desarrollo de una organización sin el desarrollo de su GENTE. Sea un maestro en seleccionar, promover, estimular y educar a sus colaboradores.

Como miembro del sector dirigente más dinámico de la nación, el supervisor debe estar my adelante en la permanente adquisición de conocimientos. Todo negocio tiene sus líneas productivas básicas. Cuando piense en el desarrollo de nuevas líneas, no desperdicie lo cierto por andar detrás lo incierto. Sueñe un poco pero jamás deje de ser hombre realista.

Los actos y ventajas indebidos impugnan a la integridad. No viole los principios éticos ni aun en beneficio de la empresa, será su mejor decisión de supervisor.

CONCLUSIÓN

Para cualquier persona con responsabilidades de dirigir  individuos dentro de una empresa, el talento en materia técnica y de supervisión es indispensable para lograr un mejor desempeño de una organización. Realmente los individuos esperan mucho de sus supervisores, los supervisores también esperan mucho de los componentes de su grupo. Ser pues, supervisor con capacidad para satisfacer las necesidades en producción, prevención, emocionales y materiales de aquellos que lo necesiten son cualidades esenciales en todo liderato.

Cuando a un individuo se le llama para desarrollar actividades supervisoras, ese solo talento no es suficiente para asegurar el éxito como supervisor. Este también debe poseer habilidad para fijar y lograr objetivos, establecer prioridades y planes de acción, tomar decisiones, organizar las tareas, motivar a sus colaboradores, controlar el curso de las acciones y retroalimentar a su personal.

En otras palabras, debe saber manejar los recursos con que se dispone para lograr los objetivos y metas establecidas.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario