PRODUCCIÓN & PREVENCIÓN.

PRODUCCIÓN & PREVENCIÓN.

En materia económica, la prevención de riesgos aporta lo suyo, pues, evita que las empresas se desangren en gastos no deseados o no previstos, y entreguen al final del periodo una ganancia mayor, a la que hubiera tenido con un desarrollo de eventos o siniestros, los que pueden ser castigados hasta con paralización de la faena total.
14 Abril 2016

1.- Los proceso productivos.

                A la pregunta de ¿por qué la prevención de riesgos en las faenas productivas? La respuesta puede ser simple, entendible a primera vista, o una lucubración intelectual jurídica, económica y laboral compleja y difícil de digerir. Por ello, siempre he tendido a dar explicaciones que sean comprensibles para todos. No solo para los prevencionistas, los empresarios, técnicos o ingenieros comprometidos en los procesos productivos, sino, muy especialmente para que lo entiendan los trabajadores y sus familias. Son ellos, los principales afectados, el material favorito de los siniestros y las calamidades personales. Los padres de familia, las madres que laboran y que son arrancados del seno familiar y la sociedad, por la falta de vocación solidaria, de inteligencia empresarial y muy especialmente por falta de respeto a la vida humana. Desde mi punto de vista, la Prevención de Riesgos es absolutamente necesaria en los sistemas de creación de bienes y servicios, debido a que la PRODUCCIÓN ES ESENCIALMENTE DEPREDADORA.

Lo digo  con mayúsculas para que se lea más claramente, y es depredadora en dos sentidos, a lo menos:

a)     Utiliza, transforma, usa y se aprovecha de la naturaleza y sus elementos, la mayor parte de la veces indiscriminadamente, y

b)    Utiliza, desgasta, aprovecha la fuerza humana, física e intelectual, agotando al individuo hasta despojarlo de sus bienes más esenciales: La Salud y la Vida.

2.- Una reflexión conexa.

                Por ello, en ocasiones es necesario reflexionar sobre esta extraordinaria profesión, cuyas bases académicas, axiológicas y prácticas es absolutamente incomprendida. En efecto, en la Ingeniería en Prevención de Riesgos, y carreras afines, no se ha puesto énfasis suficiente en perfilar la verdadera importancia de esta profesión en la detección de las grandes consecuencias, directas y previstas, de los sistemas productivos, menos aún, en dar el valor que corresponde a la vida humana, en cuanto a las personas que participan en dichos procesos.

                En la UT.FSM., enseñamos en las clases que me corresponde impartir, una tabla de bases éticas y morales, con las que pretendemos orientar el propósito de la carrera, y que hemos denominado LA ÉTICA DE LA PREVENCIÓN DE RIESGOS. Tal vez, en el fondo de nuestra conciencia, tratamos de expresar, a quienes podemos, es decir, nuestros alumnos, la verdad práctica y valórica de las acciones que a la profesión de prevencionista le corresponde, en el duro ámbito de los procesos productivos.

            Deseamos dejar constancia que nos mueve, además de lo expresado anteriormente, un profundo interés por la empresa, su desarrollo, permanencia y expansión, y por ello entregamos nuestra desinteresada colaboración, desde, que hay que entender que estas pierden anualmente un porcentaje de su capital de producción, atendiendo los gastos directos e indirectos que producen los accidentes y enfermedades profesionales, siendo alguno de ellos los  siguientes: tiempo perdido; aumento del clima de inseguridad; desconfianza psicosocial en la gestión de la empresa; disminución de la producción y de la productividad; gastos y distracciones en juicios; pérdida de imagen corporativo; aumento de seguros (DS.67); reproducción o reiteración del proceso perdido, etc. Estas son algunos de los temas que trastornan la producción limpia.

           Cabe expresar que, entonces, no se trata de un mero proceso técnico. También, de un aspecto tan importante como el anterior que podríamos denominar: RESPETO POR LOS TRABAJADORES. En especial, porque son ellos los creadores de la riqueza. Imposible pensar que capital y organización, puedan acceder a la producción de bienes y servicios, sin la participación activa y creativa de los trabajadores, sean aquellos que emplean en mayores oportunidades su fuerza física o aquellos que aportan con su intelecto. Pero, en el mismo orden de ideas, adquiere importancia en el tema de la Prevención de Riesgos Laborales, el éxito de las empresas, consideradas como las células activas y activadoras de la economía nacional, pues, son las que dan trabajo a miles de compatriotas, otorgan la posibilidad de mejor calidad de vida de más de 6.000.000 de trabajadores, son el motor esencial para el proyecto de desarrollo nacional y sin duda alguna, sobre ellas descansa la estabilidad y seguridad de las bases del  progreso de la Nación.

3.- Una acción consecuente sobre el Capital Humano.

Se ha reconocido y reiterado que la mayor inversión de una empresa se encuentra en el mal llamado Capital Humano o Recursos Humanos. Ello es verdad, con la diferencia que eufemísticamente se rehúsa a llamar a los trabajadores con su nombre genérico más apropiado: TRABAJADORES. De ahí, que aparece claro, que el empresario debe ser asesorado a fin que lo más valioso que tiene en su empresa sea protegido en todos los procedimientos productivos, en cada minuto que los tiene bajo su cuidado. Porque hay razones legales para señalar que el responsable de la salud y la vida de los trabajadores de una empresa es, precisamente, éste, a partir del instante en que el trabajador ingresa a cumplir las funciones para las que ha sido contratado. Desde ese mismo momento, se requiere que el empresario actúe cumpliendo la Ley, los reglamentos, pero, más allá de ello, el deber moral de cuidar a quienes crea su riqueza.

                Obviamente, el empleador, dueño o el gerente, no pueden cuidar, por razones prácticas a cada trabajador. Ello sería imposible en el día de hoy, atendida la naturaleza y tamaño de las empresas. Entonces, debe recurrir a especialista en esta materia. Especialistas que han estudiado en la Universidad los medios, los métodos y las formas correctas de trabajo, y que también, han debido estudiar el sentido ético de la producción y el respeto por todo ser humano, sin distinguir la simpleza de sus funciones en comparación a los altos cargos, desde que una distinción elitista no es posible, sería una odiosa discriminación dar mayor importancia a una persona humana respecto de otra, pues, naturalmente, hemos sido creados en igualdad de deberes y derechos. (Constitución Política de la República)

 4.- Posible origen de la Prevención de Riesgos y su Importancia.

He aquí, como nace y tiene su origen la profesión de prevencionista, y además, como este breve aporte, puede darnos a entender, cual es el verdadero lugar del profesional de la prevención dentro de la faena productiva.

Veamos algunas proposiciones:

a)     No puede ser iniciada una actividad productiva, sin antes haberla sometido a estudio sobre prevención de riesgos propios de esa faena, los posibles y los probables. Producción y Prevención son la misma actividad, ni siquiera dos caras de una moneda, sino, una sola expresión.

b)    La Prevención de Riesgos, es anticipación, por tanto es anterior a la producción. No hay aprobación para el adagio del mal gerente de: “en el camino se arregla la carga”.

c)     La estrategia productiva debe contar en su planificación con la asesoría de un Prevencionista de Riesgos, una forma eficaz de prevenirlos.

d)    Constituye una obligación ineludible e incontestable, seguir fielmente los pasos analizados por los Prevencionistas. Las dudas sobre acciones o actividades riesgosas, deben ser consultadas necesariamente al profesional sobre la materia.

e)     Las empresas deben suplir la falta de conocimientos en materia de prevención de riesgos de supervisores, ingenieros de faena, capataces, encargados de obra y otros mandos, dándoles capacitación adecuada, a fin que entiendan la importancia de la prevención de riesgos. Se trata que algún día lleguemos a crear profesionales que tengan este doble rol: de creación productiva y creación preventiva.

f)      El Prevencionista, más que un policía cuidando, es un maestro enseñando, planificando, fiscalizando, tanto a los trabajadores, como a aquellos que los dirigen. Son, por decirlo claramente, COACHING, es decir, constituyen una forma de manejo productivo limpio, al punto que puede definirse este actuar como “un sistema que incluye conceptos, estructuras, procesos, herramientas de trabajo e instrumentos de medición y grupos de personas.

Comprende también un estilo de liderazgo, una forma particular de seleccionar gente o crear grupos de personas en desarrollo.

A su vez ayuda a los empleados a mejorar sus destrezas de trabajo a través de elogios y retroalimentación positiva basado en observación.

Es una actividad que mejora el desempeño en forma permanente. Específicamente, es una conversación que involucra al menos dos personas en nuestro caso a un supervisor y a un individuo; aunque en ocasiones puede ser entre un superior y su equipo.”(Coaching. www.monografías.com)

 g)     El acceso del Prevencionista al Gerente debe ser directo, no intermediado por ejecutivos o supervisores, quienes muchas veces, no tienen idea de la importancia de la Prevención de   Riesgos, o como suele ocurrir, no ven con buenos ojos  que el   Gerente sea informado por terceros sin que ellos sepan el motivo de  la conversación.

Para concluir esta exposición breve, digamos que en materia de análisis comparativo de los mérito de la profesión de Prevencionista, debemos enfatizar el producto o beneficio de la profesión.

Hay dos consecuencias lógicas, que pueden ser entendidas con facilidad:

1.- Los prevencionistas tienen como fin último evitar que en la empresa ocurran desastres que ocasiones pérdidas de vida o en la salud de los trabajadores. En este sentido, la medicina y los médicos en general, también tienen como fin el cuidado de la persona humana. De tal modo que, la Prevención de Riesgos y la Medicina tienen propósitos similares, algo que resulta indiscutible: Salud y Vida humanas.

El handicap de la Prevención de Riesgos, o la ventaja de ésta, dice relación, que al contrario de la Medicina, la Prevención de Riesgos Laborales, tiene por objeto evitar el Daño. Es eminentemente Preventiva. La medicina Repararlo. Una diferencia a favor de la prevención que no resulta menor.

2.- En materia económica, la prevención de riesgos aporta lo suyo, pues, evita que las empresas se desangren en gastos no deseados o no previstos, y entreguen al final del periodo una ganancia mayor, a la que hubiera tenido con un desarrollo de eventos o siniestros, los que pueden ser castigados hasta con paralización de la faena total.

3.- La responsabilidad de todo lo anterior, recae sobre los mandos superiores: Gerentes, Ejecutivos, que actúan a nombre y por la empresa.

Una mala argumentación contra los prevencionistas, no puede ser aceptada, sino, por pésimos gestores, que obviamente son la causa de las pérdidas de las empresas de alto riesgo, desde el punto de vista los gastos derivados de la mala gestión en prevención.

5.- Justificación del Tema:

La constante preocupación por la forma en que las empresas realizan la gestión en prevención de riesgos laborales, me ha llevado al convencimiento que uno de los grandes fundamentos que los empresarios tienen es el gasto que significa. Los costos en proveer de  personal encargado (léase ingenieros de prevención, técnicos y expertos), y los elementos necesarios y eficaces para elevar el nivel de la empresa, en todas las  actividades y roles, en lo que se llama Cultura Preventiva o Cultura Prevencionista.

                En estas páginas entregaremos una respuesta concreta a esta preocupación empresarial, que si bien es cierto es sana, y hasta cierto punto demuestra preocupación por la salud económica de la actividad, no deja de ser una grave equivocación, de tanta magnitud, que bien podría constituirse en la primera causa del desastre económico de ella. En efecto, desechar la gestión o aplicación de sistemas de gestión en prevención de riesgos, podría provocar  tan grandes gastos accesorios, súbitos y no previstos, que en algunos casos, y miramos a la pequeña y mediana empresa, son capaces de paralizarla, desanimarla y destruirla. Por ello aconsejamos no dejar a un lado la prevención de riesgos laborales. Al contrario, promovemos claramente la aplicación extrema de todo lo que la empresa tiene para llevarla adelante sin dilación ni obstáculos. Afirmando que, en corto tiempo se observarán cambios espectaculares en la producción, relaciones humanas y, por cierto, en lo que interesa a todos, en la maximización de las utilidades, aporte que se originará directamente en la aplicación sustantiva, enérgica, metodológica y constante de los factores que integran la Cultura Preventiva, y lo mejor del caso, que se encuentran en la misma empresa escondidos u ocultos por la mala gestión gerencial de este importante y esencial elemento de protección: de la empresa, la producción, los trabajadores y los equipos.

Especialmente, los pequeños empresarios aún no se percatan que prevenir riesgos laborales es ganar dinero. Claro, todo lo que constituye costos de producción, gastos o pagos, constituye menos utilidad.

Esta idea, necesaria para redituar una mayor ganancia,  que parece tan simple, no es utilizada por la gran mayoría de los empresarios, especialmente  pequeños y medianos. Más aún, muchos de ellos no saben qué significa Prevención de Riesgos Laborales y al respecto  su idea más cercana, es asimilarlo a un gasto inútil.

                Pero, vamos a sacarlos de la duda, ordenando lo ya insinuado en este respecto.

                Veamos cuantas clases de pagos o costos accesorios, indeseados, súbitos, imprevistos, debe el empresario hacer por no prevenir riesgos, o sea, a causa de las enfermedades o accidentes del trabajo:

1.- Indemnizaciones a la víctima.

2.- Indemnizaciones a la familia.

3.- Pérdida de tiempo durante el accidente.

4.- Soportar la intervención del Ministerio Público, con toda la intranquilidad que ello provoca y la preocupación que  significa para las personas de la empresa.

5.- Pago de Multas del SNS.-

6,. Pago de Multas de la Dirección del Trabajo.-

7.- Aumento de cotización adicional.

8.- Posibles retenciones de pagos por el mandante.-

9.- Costas del Juicio.-

10.- Paralización de la faena en caso de accidentes graves o mortales.

Todos estos gastos constituyen una pérdida considerable, que en la situación de crisis económica vale más no tener.

                Se dice por los expertos del tema que una empresa pierde entre el % 5 al % 10 o más, como consecuencia de la mala Gestión en Prevención de  Riesgos Laborales. De ahí que la pregunta del millón es ¿por qué tanta pertinacia en no cumplir con la Ley?

¿Cuáles son las causas por las que el empresariado prefiere perder dinero y no preocuparse del sistema de seguridad?.-

Estas y otras preguntas son materia que deberemos tratar más adelante.

¿Qué es la seguridad o mejor dicho la Cultura Preventiva?

         Nos queda la duda sobre ¿a que se refiere el tema de la Cultura Preventiva?

         Para precisar recurriremos a expertos españoles que la definen de esta manera:

“La cultura preventiva, en el sentido más amplio del término, no tiene una dimensión exclusivamente laboral, sino que forma parte del conjunto de la cultura de un país. Así podríamos hablar de cultura preventiva en la empresa, cultura preventiva en el uso del automóvil, cultura preventiva en el hogar y, en definitiva, cultura preventiva en la sociedad.

                  En el ámbito laboral este concepto de cultura preventiva hace referencia al conjunto de conocimientos, usos y costumbres que se han de adoptar para prevenir los accidentes laborales, las enfermedades profesionales y, en consecuencia velar por la salud laboral de los trabajadores y eliminar o minimizar al máximo posible los riesgos en el trabajo”. (tomado de www.prevencionintegral.com).

                 Tema este al que continuamente estaremos recurriendo en el presente trabajo, tal vez desde otros ángulos, pero, en todo caso, mirando directamente a los elementos conductuales y formativos de los trabajadores, asunto en que las gerencias tienen su mayor responsabilidad.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Yanko Toledo Alvarez

Estoy de acuerdo con gran parte de lo expresado en este artículo. ¿como articulamos los cambios necesarios para mejorar la prevención y calidad de vida de la gente?, ¿cuales son los espacios (asociaciones) para conversar, construir confianza y colocar manos a la acción?

Imagen de Yanko Toledo Alvarez

Exacto Manuel!!, Tambien un Colegio de Expertos en Prevención u organizaciones similares tienen mucho que aportar, todos tienen algo valioso que decir.

En particular considero al COMITE PARITARIO (CPHS) como la piedra angular donde se conversa PREVENTIVAMENTE sobre que acciones se pueden implementar en una organización sana y sustentable. Este grupo de personas motivado y guiado por un lider, entregará muchas satisfacciones a la organización y sus integrantes.

y ¿Como estamos en nuestra organización del CPHS?,
¿Cumplo mis compromisos de tareas del comité?, (y no aflora la muletilla "no tuve tiempo" para hacerlos)
¿llego con puntualidad a las reuniones mensuales?, (y la reunión se retrasa un minuto faltando el respeto a los que llegaron puntuales)
¿Reconozco a quien propone algo distinto?, (o da lo mismo proponer con lo de siempre)
¿Me ofrezco para hacerme cargo de una tarea del comité?, (o me imponen la tarea a realizar)
¿Creo en lo que digo y hago posteriormente en temas de seguridad por el CPHS?, (Coherencia)
¿El gerente reconoce periódicamente las tareas que agregan valor del comité?, (Valor Humano, motivación liderar)

Añadir nuevo comentario