Innovarse o morir

Innovarse o morir

Un buen día, vecinos paquistanís se despertaron y vieron los árboles llenos de telarañas. Hasta hace unas semanas, no se ha descifrado el misterio arácnido.
16 Junio 2014

El otro día, trasteando por la red me encontré con una noticia que no me dejó indiferente y que explota la facilidad de algunos animales para adaptarse a nuevas condiciones de vida. 

Todo empieza en julio de 2010, cuando hay unas gravísimas inundaciones en Pakistán que acaba con la vida de muchísimas personas a la vez que se lleva por delante múltiples propiedades. En todo el caos, millones de arañas subieron a las copas más altas de los árboles para no ser llevadas por la corriente y se adaptaron a sus nuevas condiciones de vida, por lo que los vecinos paquistanís vieron cómo sus árboles se iban llenando de telarañas y capullos.

Seguramente muchos (entre los que me incluyo) penséis que es... desagradable ver todos los árboles de la zona llenas de telarañas, pero lo cierto es que han contribuido a reducir de manera significativa la cantidad de mosquitos, mejorando la calidad de vida de los habitantes.

Dicen que cuanto más pequeño es el animal, más fácil se adapta a las nuevas condiciones de vida, y he aquí un ejemplo.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario