DUSAN SUCHA: Leyes de física y seguridad vial (5). PROGRAMAS INFORMÁTICOS DE RECONSTRUCCIÓN

DUSAN SUCHA: Leyes de física y seguridad vial (5). PROGRAMAS INFORMÁTICOS DE RECONSTRUCCIÓN

Los programas informáticos de reconstrucción de accidentes de tráfico y sus videografías en 3D son una técnica que evoluciona y perfecciona de manera espectacular. Un programa es más perfecto en cuanto tiene mejor integradas las Leyes de la Física y sus fórmulas correspondientes. Si aparece un caso reconstruido videográficamente, cuidado. A veces hay películas de dibujos animados sin base científica que los apoye.
29 Junio 2016

El programa SINRAT de reconstrucción de accidentes de tráfico para colisiones entre turismos sobre una plataforma vial, elaborado por la UPM(Universidad Politécnica de Madrid) fue el pionero en España en la aportación de un sistema de cálculo y representación gráfica de las variables de interés en un accidente de tráfico previa introducción de los datos objetivos hallados en las fuentes de información disponibles en los antecedentes de cada siniestro. Las técnicas informáticas de esta especialidad han evolucionado sustancialmente, de tal manera que incluso cada entidad con posibilidades de desarrollo de estos programas tiende a elaborar su propio instrumento de cálculo fruto de sus trabajos repetitivos los cuales usan como apoyo a sus reconstrucciones convencionales o incluso ponen a venta tales programas en el mercado. Universidades y entidades aseguradoras han aportado ya al mercado decenas de programas similares con variantes limitadas. Los programas más sólidos como el CARAT concebido por la asociación alemana de peritos DEKRA DUR requieren importantes inversiones en hard específico. Los más versátiles como el PC-CRASH son más adaptables a los ordenadores standard. Pero en todos los casos, la consideración que de esos trabajos ahora mismo tienen en el mundo jurídico y judicial es limitada , dándole tratamiento de mecanismo comprobatorio de cálculos y nunca de prueba objetiva concluyente. En España, el buen dictamen es, por ahora, el bien pensado por el cerebro del reconstructor humano.

Húngaros y eslovacos entre quienes está Dusan Sucha representan la plataforma de permanente mejora de esta tecnología en los accidentes de tráfico.Los investigadores de la UPC liderados por David Camí realizan cada año sesiones de presentación y manejo de estos programas informáticos sobre todo después de haber pactado con la Universidad de Budapest la disponibilidad del último programa denominado VIRTUAL-CRASH.

Las nuevas tecnologías aportan cada vez nuevas posibilidades de obtener informaciones rápidas y fiables de todo el escenario del accidente que como es sabido, cuando más cercanas están las tomas de datos y las comprobaciones al momento del accidente mayor es también la calidad de la reconstrucción.

Por ello se puede dotar a los policías, bomberos y sanitarios que hacen las asistencias in situ en el lugar del accidente de medios de filmación y de detección de pruebas cada vez más sofisticadas y precisas. Los radares y alcoholímetros ya son tecnologías antiguas si las comparamos con las filmaciones del escenario en los cascos de los agentes intervinientes o si se considera el aparataje de detección de drogas o los que escanean todo el lugar para detectar y anotar toda la información, incluso la no visible como podría ser los bajos de los vehículos o el interior del maletero o el motor. Son además informaciones que se pueden introducir en el ordenador de trabajo para integrar la información en los trabajos ulteriores del dictamen de reconstrucción.

Este conjunto de técnicas y avances propios del mundo del tráfico poco a poco se va introduciendo en el mundo laboral. La praxis jurídica y técnica se halla aun muy lejos pero ello no implica que, con los amplios referentes antes analizados, el accidente de trabajo, acabará alineándose con los avances que aportan las técnicas aplicadas a los accidentes de tráfico. Es evidente que existirán las propias limitaciones de la estaticidad del accidente laboral pero sin duda las posibilidades de mejora son tan amplias que acabará imponiéndose la técnica de la reconstrucción, sobre todo al aplicar los nuevos procedimientos de visualización en tres dimensiones que permiten aportar una didáctica muy necesaria en la interpretación y reproducción de los hechos. Los franceses prefieren hablar de “reconstruction des accidents de traphique” y de “reconstitution des accidents de travail”, matizando esa diferencia entre las dinámicas de ambas especialidades.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario