LA MUERTE DE ANDREAS PÉREZ: ¿Hay responsabilidad en no evaluar los riesgos de un menor?

LA MUERTE DE ANDREAS PÉREZ: ¿Hay responsabilidad en no evaluar los riesgos de un menor?

Después de la muerte de un menor de 14 años al que se facilitan todos los medios para llevar una motocicleta de competición a más de 200 Kms/h en un circuito de carreras, se abren los interrogantes sobre quién, cómo y cuándo se debió prever que el hecho no se produjera o no tuviera efectos tan severos. Los riesgos en el deporte siempre han existido dentro de los límites de la voluntad del adulto de asumirlos. El deporte es trabajo cuando hay empresas que contratan y en la competición de velocidad hay intereses económicos de altísimo nivel. En este contexto, es lícito implicar en riesgos a niños de incluso 10 años aunque sea en circuitos protegidos y con máquinas seguras?... y el factor humano…?
1 Agosto 2018

La muerte de un niño siempre es un impresionante hecho que trunca muchísimos años potenciales de vida de una persona en relación con la esperanza de vida de la sociedad en la que vive. Nos dejó confundidos la noticia de agencia que informaba el 11 de Junio de 2018 que “Andreas Pérez (Mollet del Vallès, 14 años), piloto del equipo Reale Avintia del Mundial Junior de Moto3, ha fallecido la mañana de este lunes al no poder superar las graves lesiones a consecuencia de una caída múltiple durante la segunda manga de la carrera” que se disputó este domingo en el circuito de Montmeló (Barcelona-Catalunya)”.. Instantes después, el equipo enviaba un comunicado en el que se explicaban las causas y consecuencias del grave accidente sufrido por Pérez el día anterior: “Aunque no se vieron las imágenes en directo durante la prueba del FIM CEV Repsol (campeonato internacional con carreras en varios circuitos españoles además de Estoril en Portugal, y de Le Mans, en Francia), se supo ayer, y así lo confirma el equipo Avintia, que Andreas cayó en la salida de la curva cinco: Varios pilotos que venían por detrás no pudieron esquivarle. Después de ser atendido en el mismo circuito y dada la gravedad de sus lesiones, fue evacuado en helicóptero al Hospital de Sant Pau, en Barcelona. El joven piloto ingresó muy grave, con lesiones cerebrales, y poco después se le diagnosticó muerte cerebral. Aunque su corazón siguió latiendo. A pesar de muchos esfuerzos, finalmente los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida”.

Luego se fueron conociendo más detalles. “El accidente que ha terminado con la vida de Andreas Pérez se produjo durante la tercera vuelta de una carrera que ya se había tenido que suspender con bandera roja por otro accidente múltiple (sin consecuencias graves) unos minutos antes. Cuando se relanzó, sucedió el choque fatal y como consecuencia el piloto quedó tendido en la pista. El accidente se produjo entre las curvas cinco y seis de Montmeló –en la bajada de La Moreneta–, una de las zonas más técnicas: la frenada de la quinta curva es una de las más exigentes y la salida para tomar la seis y siete, clave para hacer bien la subida de La Moreneta. Tras esa segunda bandera roja y la consiguiente suspensión de la prueba, esta se retomó”.

La de Moto3 del FIM CEV Repsol es una categoría para jóvenes talentos que fue dotada de carácter internacional hace unos años, dada la competitividad y cantidad de pilotos de otras nacionalidades que ya disputaban las carreras del CEV. El Mundial Junior de Moto3 está concebido como la gran plataforma para dar el salto al Mundial de MotoGP, cuya edad mínima de acceso son los 16 años. De ahí ha salido la generación de los fenómenos del motociclismo de competición encabezados por Marc Márquez. Pérez era uno de los jóvenes talentos de la cantera española. Con solo 9 años fue campeón de Cataluña de motociclismo de la categoría de 50cc. Y el año pasado peleó por llevarse la European Talent Cup: terminó cuarto, con dos victorias. Este curso era el de su debut oficial en el Mundial Junior. Las marcas de motocicletas siguen muy atentamente los curriculums de los pilotos neófitos y les dan acceso a sus máquinas, perfectas e impecables técnicamente para que el piloto pueda manejar los mandos de la manera más veloz y segura posible.

El Circuito de Barcelona-Catalunya se presentó a la cita del pasado fin de semana tras una profunda remodelación exigida por la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) y después de que el piloto mallorquín Luis Salom falleciera en junio de 2016 tras un fatal accidente: perdió el control de su moto e impactó violentamente contra las protecciones de la que entonces era la escapatoria de la curva 12. También fallecía recientemente el corredor Enric Sauri en la prueba de las 24 horas en el mismo circuito. Después de más de un año de reivindicaciones, los pilotos de MotoGP y los responsables de seguridad del Mundial de Motociclismo exigieron, a través de la FIM una serie de modificaciones para mejorar la seguridad de la pista. Y así se hizo. Las obras se iniciaron el pasado invierno y el circuito, que también fue reasfaltado para cubrir las imperfecciones de la pista, ya fue testado por los pilotos de MotoGP hace unas semanas. Han cambiado los puntos considerados más peligrosos, esto es, la curva 10, que ahora en lugar de ser una suerte de semicírculo, una curva más rápida, se dibuja como una horquilla más cerrada. Además, es más corta, pues le sigue un viraje extra, la nueva curva 11. De modo que la que antes era la curva 12 (la del accidente de Salom) es ahora la curva 13. En esa zona se ha ampliado considerablemente la escapatoria, para garantizar la seguridad en caso de accidente. Puede decirse que el escenario de Montmeló reunía todas las condiciones de seguridad para cualquier carrera.

El deporte en todas sus especialidades no solo es un elemento muy importante en el proceso de salud y forma física de los jóvenes sino que, al entrar en competición, aparecen argumentos psicológicos y temperamentales que pueden llegar a forjar campeones, y dicen los expertos que, cuanto antes se empiece, mejor. Yo, prevencionista y pelotari, que he sido campeón de cesta-punta, empecé a los 8 años y me puse la primera txapela de campeón de España a los 18, Recuerdo toda la evolución de mi formación pelotazale. Y lo primero que me dijeron es que no se podría bajar a la cancha sin casco y que nunca me pusiera en la trayectoria posible de la pelota cuando lanzaban los demás. Ah… empezar con pelota de goma hasta pasar a la de paleta y no tocar la pelota de cesta (más pesada y grande) hasta que el monitor no lo autorizara. Siempre me ponían el ejemplo de la muerte del mejor pelotari de todos los tiempos Erdoza que cayó fulminado en un partido por pelozazo en la cabeza. Quizás esté el lector pensando que… esto que tiene que ver con el accidente de motocicleta…. Pues si. La inseguridad aparece por el principio físico del impulso mecánico (la fuerza aplicada durante un tiempo) que siempre es igual a la masa que recibe la fuerza por la velocidad que adquiere (cantidad de movimiento). El riesgo de la pelota de frontón a cesta está en la altísima velocidad que adquiere el lanzamiento y aunque la masa sea pequeña el impacto se acerca a los efectos de un disparo de pistola (minima masa de la bala por la máxima velocidad de proyección). En las motocicletas la masa es mayor y se requieren motores potentes para darle la fuerza (el impulso) que se proyecta para alcanzar la mayor velocidad posible y segura sin deslizamiento de los neumáticos (factor añadido el del coeficiente de rozamiento del firme). Otro tipo de riesgo pero que el principio de la conservación de la energía no perdona cuando se produce el impacto del accidente.

Cuando repensamos el caso de los niños motoristas encontramos un punto de no respuesta. Si el niño no responde a las expectativas competitivas que exigen los equipos y las marcas, hasta qué punto se le puede apretar para que pueda estar arriba del pódium por encima de los demás?.En frontón, casi todo amateur, juega el mejor y santas pascuas…. Aunque pueden haber similitudes de profesionalización. Si un chaval de 14 años apunta ser un fenómeno de la cesta punta, corre la voz, y de repente, puede aparecer un empresario de Florida interesándose por contratarlo para jugar partidos y quinielas en los frontones con apuestas de Miami, Orlando o Bridgeport, o quizás si vuelven los tiempos de la txistera de la Euskadi española o francesa, el contrato puede ser más cerca de casa en Biarritz, Bilbao, Guernica, Marquina o Durango… Puede un muchacho de 14 años decidir con solvencia una contratación de este tipo, sean las condiciones que sean?... no se trata de una relación laboral? O debe de entrar el criterio de la familia?...en el frontón… y en las motocicletas?.. en qué medida entra la seguridad en el proyecto?......

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario