CARTA A MI HIJO AL CIELO

CARTA A MI HIJO AL CIELO

En nuestro Blog que titulamos "Cuando la prevención fracasa" no siempre encontramos palabras para poder expresar las sensaciones y sentimientos que se producen en el entorno de una muerte en accidente de tráfico que siempre es inesperada y triste pero infinitamente dolorosa cuando se trata de un ser querido. Es el caso de Edgar, un joven con 20 años, que perdió la vida cuando todo eran proyectos e ilusiones. A la inimaginable vivencia de las décimas de segundo que pudo sentir Edgar en el momento del accidente o del tiempo que transcurriera inmediatamente después hasta su fallecimiento, queda lo que sintieron y siguen sintiendo sus familiares. La carta del padre de Edgar, hoy socio de STOP ACCIDENTES, la conocida Asociación de víctimas y familiares de accidentados de tráfico, es una muestra de amor y dolor que es el máximo exponente de unas secuelas que me autoriza a incluir en el Blog en memoria de su hijo y también como mensaje de prevención a los lectores.
4 Julio 2018

Mi niño mi rey, hace un año que sufro tu ausencia, ausencia provocada por las malas decisiones de un conductor, decisiones que provocaron aquel accidente. Edgar mi rey a pesar de hacer un año, el año más largo y triste de mi vida, sigo sin creerme que ya no estés conmigo, tu sabes que yo intento seguir adelante, pero es muy duro y ya nada es igual. Siento que poco a poco voy perdiendo las fuerzas, sé que tú estás conmigo en todo momento animándome y apoyándome como siempre hiciste. Pero me faltan tus abrazos tus besos, necesito tanto abrazarte que daría mi vida por un abrazo, hecho tanto de menos tu sonrisa esa que siempre tenías en todo momento porque daba igual la situación tu siempre sonreías a la vida. 

Mi niño en casa ya nada es igual, tu silla vacía silla que nunca volverás a ocupar tu cama toda la casa esta vacía sin ti, a pesar de que tú siempre estás presente, pues hay veces que hasta puedo oírte respirar. La duna tu perra tu niña como la llamabas no para de buscarte por casa siempre está en tu cama buscándote y ya no es la misma perrita que era esta triste esperando algo que ya no va a pasar, cuando escucha la Puerta va corriendo a ver si estas.

Tu hermana está mal le falta su hermano su amigo su compañero, siempre mira para tu cama y verla vacía la destroza. Ya no se queda a ver películas a la noche como hacíais los dos con vuestra coca cola y palomitas ya no tiene quien la haga rabiar ni quien la alegre cuando está mal, le falta la persona más importante de su vida como ella dice, su persona favorita. 

Tu madre no te voy a decir como esta porque no hay palabras para describir el estado en el que se encuentra, un hijo es lo más grande para una madre, ella te dio la vida te tuvo en su vientre durante nueve meses y ahora es como si le arrancaran parte de sus entrañas, ya no es la misma que conocíamos ni volverá a serlo, pero entre tu hermana y yo con tu ayuda y tus fuerzas seguiremos luchando por ella. 

Edgar mi rey tu sabes que para mí eras más que mi hijo, eras mi amigo , mi compañero mi apoyo incondicional, tu siempre sabías como animarme siempre tenías palabras para hacerme sentir bien, tenías vente años pero eres y siempre serás mi niño, te necesito tanto , necesito tanto sentir tus besos tus abrazos esos que siempre estabas dispuesto a darme de forme espontanea e incondicional, tu sabes lo orgullosos es que estábamos uno del otro porque muchas veces nos lo decíamos , necesito tanto escuchar te quiero papa eres el mayor padre, A pesar de que yo sé que tú lo decías con el corazón, pero siento que no fui buen padre te falle y te falle cuando más me necesitaste, recuerdo tanto nuestros momentos juntos que fueron muchos tus risas, esos días en Galicia yendo al rio a pescar los dos como dos compañeros, esos días de aisorf esas batallas entre amigos con tanta gente disfrutando de ese deporte. Bueno mi niño no quiero entretenerte más que sé que donde estés sigues ayudando a toda tu familia y tus amigos solo decirte que contigo se fue también mi vida y que ya solo espero poder reunirme pronto contigo, que te quiero con toda mi alma.

UN beso muy grande mi niño y mientras espero que llegue el momento de poder estar contigo seguiré luchando para que estas coses no vuelvan a pasar,

DESDE ESTE RINCONCITO QUIERO DAR LAS GRACIAS A TODO EL PERSONAL DE STOP ACCIDENTES POR LO MUCHO QUE ME AYUDAN, Y POR LA OPORTUNIDAD QUE ME DAN DEPODER AYUDAR A QUE ACCIDENTES QUE SE PUEDEN EVITAR NO VUELVAN A OCURRIR.
Padre de Edgar. Voluntario de Stop Accidentes

(Este artículo me lo proporcionó la Directora de Stop Accidentes, cuya referencia por si algún lector quisiera conectar es

Marilina Ferrer, Directora i Psicòloga

STOP Accidentes Catalunya

93 245 40 48

647 820 450

Consell de Cent, 474 bis, entresòl B

08013 Barcelona

www.StopAccidentes.cat

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Comentarios

Imagen de Marisol Castillo

Quisiera ser parte del grupo de voluntarios de Stop accidentes. El artículo me parece muy bueno, mediante una charla lo voy a compartir con los trabajadores de la Empresa a la que pertenezco. Saludos.

Imagen de JLPedragosa

Gracias Marysol. Puedes ponerte en contacto con Marilina Ferrer de STOP ACCIDENTES para determinar tu acceso al voluntariado. Felicidades por tu iniciativa laboral. Un abrazo.

Imagen de Ilidio villasante

Agradecerle, el haber publicado dicha carta y felicitarle por el articulo del inicio, esperó esta carta pueda ayudar a concienciar a la gente de que las decisiones que tomamos ya sea al volante, o en cualquier momento de nuestra vida puede tener fatales consecuencias no solo para nosotros y para terceros, otra vez gracias,
Ilidio Villasante, padre de Edgar, socio y voluntario de Stop accidentes

Imagen de Ilidio villasante

Agradecerle, el haber publicado dicha carta y felicitarle por el articulo del inicio, esperó esta carta pueda ayudar a concienciar a la gente de que las decisiones que tomamos ya sea al volante, o en cualquier momento de nuestra vida puede tener fatales consecuencias no solo para nosotros y para terceros, otra vez gracias,
Ilidio Villasante, padre de Edgar, socio y voluntario de Stop accidentes

Imagen de JLPedragosa

Muchas gracias Idilio por haber aportado estos sentimientos que estoy seguro han agitado la sensibilidad de los 600 lectores que hasta ahora han entrado en su lectura. Y mucho ánimo para Ud, su esposa y su hija. No tengo duda que la energía de Edgar está siguiendo esto con especial atención en ese más allá que él ya conoce y que nosotros tarde o temprano compartiremos.

Añadir nuevo comentario