RECTAS EN AUTOPISTAS?..... HIPNOSIS... MÁXIMO RIESGO

RECTAS EN AUTOPISTAS?..... HIPNOSIS... MÁXIMO RIESGO

Las autopistas deben diseñarse con un perfil longitudinal que siga estrictamente el contorno de una clotoide, curva que va variando infinitesimalmente su radio a la manera de espiral. La máxima seguridad y el diseño más eficiente en la construcción de una autopista es el que encuentra para cada tramo el radio de curvatura que mantiene a los vehículos a la velocidad de mejor acoplamiento al peralte y que mantiene a los conductores pendientes del control de la máquina que manejan. Las rectas en autopista generan una hipnosis suicida: exceso de confianza y altísima velocidad.
22 Noviembre 2017

Los tramos rectos de autopista son técnicamente inaceptables y sobre ellos se producen los más graves accidentes de tráfico. Todo lo contrario de las carreteras convencionales cuyos tramos peligrosos están en las curvas. Los proyectistas lo saben y deben de adoptar las medidas de diseño preventivo adecuadas en cada caso.

Las autopistas deben diseñarse con un perfil longitudinal que siga estrictamente el contorno de una clotoide, curva que va variando infinitesimalmente su radio a la manera de espiral. La máxima seguridad y el diseño más eficiente en la construcción de una autopista es el que encuentra para cada tramo el radio de curvatura que mantiene a los vehículos a la velocidad de mejor acoplamiento al peralte y que mantiene a los conductores pendientes del control de la máquina que manejan. Las rectas en autopista generan una hipnosis suicida: exceso de confianza y altísima velocidad.

Esta sencilla regla de diseño vial que es el ABC de la Ingeniería de Caminos se me presentó hace unos días cuando tuve una impresionante experiencia en la autopista conduciendo mi vehículo. En la calzada de sentido contrario de la autopista se había producido un grave accidente de circulación y como siempre acostumbra a ocurrir, los que nos acercábamos a la zona del accidente tuvimos que aminorar la marcha porque hay una mayoría de conductores  que por curiosidad o por morbo quieren poder observar qué ha pasado al otro lado de la calzada. Era de día y desde lejos podían verse los destellos de la concentración de ambulancias y de coches de Policías y bomberos. Ya a pocos metros del punto del accidente pudimos observar cómo había un solo vehículo afectado. Era un turismo utilitario de los de más potencia que peso que se había salido de la calzada en tramo recto y había colisionado contra un poste del alumbrado situado en plena mediana separadora de calzadas. El impacto había sido por la mitad de la carrocería, entre los asientos delanteros y traseros.  Y la gran sorpresa para los observadores era que el turismo se había partido en dos. La mitad delantera con su motor, tablero y asientos delanteros por un lado, y la parte trasera con los asientos posteriores a la vista y el portaequipajes, por otro lado. No había ningún otro vehículo implicado.

¿Qué tipo de colisión tuvo que ocurrir para que el vehículo que impactó contra el poste se partiera en dos?. El cálculo de la energía necesaria para conseguir estos devastadores efectos puede hacerse de dos maneras: o bien mediante los cálculos de resistencia de materiales con todos los inconvenientes de la heterogeneidad de materiales componentes de la carrocería en el punto medio del habitáculo donde impactó el poste, o, verificando en pruebas de crash test una colisión de similares características con el consiguiente coste de diferentes ensayos de pruebas hasta conseguir la rotura (cuántos coches y cuántos postes habría que destruir hasta llegar a las conclusiones finales?).

Sea por el procedimiento que sea, se acaba aplicando el principio de la conservación de la energía basado en que la energía ni se crea ni se destruye pues solo se transforma. Y en el caso del vehículo partido la energía cinética del turismo tuvo que ser elevadísima para que se transformara en una energía potencial capaz de partir un vehículo en dos partes, destruir un poste de alumbrado y ocasionar las graves lesiones a los ocupantes del turismo. A fin de cuentas, una velocidad muy elevada, que introducida al cuadrado en la fórmula de la energía cinética acaba transformándose en profundas cotas de deformación capaces de generar semejante destrucción.

Tener el privilegio de disponer de un Blog en el CERpIE de la UPC es un privilegio que permite descargar las emociones siempre que con ellas se pueda extender la prevención. Y en esta ocasión no me he podido contener.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario