EUROPA Y LA SEGURIDAD PREVENTIVA

EUROPA Y LA SEGURIDAD PREVENTIVA

Poderosa Europa hoy. Insignificante Europa en el 2050. Esta es la previsión de nuestros eurodiputados que ya han estudiado la evolución del G-8 en el futuro (hoy con Reino Unido, Francia y Alemania), en el 2020 sin Reino Unido porque el Brexit los despacha, en el 2030 sin Francia por defecto de producción y demografía de consumo y en el 2050 sin Alemania por ser borrada por los grandes monstruos de los países emergentes. Europa ha luchado por el bienestar y el progreso, pero se está quedando muy corta en apuntalar sus valores y sus prioridades.Si nosotros queremos ser alguien en el mundo deberemos trabajar por una Europa influyente que recuerde que existimos.Hoy por hoy, lo siento, Europa es tímida y perezosa. Ya no hay imperios territoriales. Ahora nos queda el imperio de la calidad y el rigor. La prevención podría ser un ejemplo diferencial.
14 Febrero 2017

No es sencillo conocer las líneas programáticas europeas en materia de seguridad porque el Gobierno de la Unión Europea tiene aun muchos puntos débiles en sus planteamientos, muy vinculados a los “establishments” (sistemas implantados) de cada país, bien sean políticos como económicos que no favorecen la aprobación de fórmulas de mejora cuando van contra las estrategias existentes en los países miembros, ni tampoco se atreven a plantar cara a los grandes poderes de los sectores productivos e industriales que tienen muy bien colocados (por no decir reconocidos y en algunos casos pagados) en los gobiernos a personas clave con capacidad para detener procesos, paralizar iniciativas, reconducir programas y promover proyectos de más alcance capitalista que social (para quienes sospechen de que estoy haciendo proclamas de izquierdas, aclaro que quien escribe esto es un profesional observante y políticamente neutro que nunca sabe lo que va a votar hasta que llega ante las urnas tras haber recogido toda la información hasta el último momento y por tanto declaro no ser sospechoso de ninguna fuerza política vigente).

Cuando el Gobierno Europeo se sienta para trazar objetivos utiliza argumentos sociales y democráticos que responden al interés general. De hecho el Gobierno Europeo de Bruselas es respetuoso con los mensajes que le llegan del Parlamento de Estrasburgo mediante preguntas de parlamentarias/os que siempre tienen cumplida respuesta. Pero es a través de estas respuestas cuando empiezan a aparecer las debilidades en forma de dudas, falta de convicción, poca ambición, timidez en las decisiones, largos plazos para fijar acciones, indefinición de procesos.

Nuestra experiencia de conexión con Europa siempre ha funcionado mucho mejor por la vía de los parlamentarios de Estrasburgo que mediante las representación de las Administraciones en los foros a las que se les da acceso. Las preguntas parlamentarias tienen siempre cumplida y rápida respuesta de los Comisarios o Directores Generales del Gobierno, ambiguas o no, convincentes o no, aleccionadoras o decepcionantes, pero, atención, HABLA EUROPA por la línea directa y quien promueve la pregunta literal obtiene respuesta textual. La voz de Europa en ida y vuelta, la voz pura, está en el Parlamento Europeo.

La vía gubernamental no es creíble. Cuando algún responsable de Gobierno de un Estado concreto dice que ha preguntado a Europa y ha recibido respuesta, es precisamente la respuesta la que es interpretada y publicada por el miembro del Gobierno del Estado afectado que pone el acento en lo que coincide y favorece sus intereses o criterios ytiende a olvidar o esconder lo que no le favorece. Solo sale el Comisario o Director General de turno del Gobierno de Europa cuando hay interpelaciones a la interpretación o cuando el discurso del responsable del país afectado es inadmisible. Con todo esto queremos decir que desde la Universidad o los Colegios de Ingenieros hemos tenido todas las facilidades del mundo para llevar a Estrasburgo preguntas al Gobierno Europeo sobre temas de seguridad laboral y vial (Ramón Tremosa) con respuestas textuales de la Directora General (la eslovena Violeta Bulc) y el 16-12-2016 hemos tenido en el Institut d’Estudis sobre la Seguretat del Colegi d’Enginyers Industrials de Catalunya la conferencia del diputado europeo Josep María Terricabras quien nos puso al día de cómo funciona esa Europa, sus fortalezas y sus debilidades.

Cuando un Organismo público de un país promueve un encuentro internacional hay que ir con cuidado sobre los objetivos del convocante porque puede darse el caso, y se da con frecuencia, de que se elijan a los ponentes de su cuerda y acabe, como casi siempre acaba, en un enaltecimiento de lo que viene haciendo el promotor y un alejamiento de los puntos débiles que se tendrían que mejorar. Eso ocurre aun más cuando los actos o jornadas se desarrollan en el ámbito local: ponentes de los tuyos y sobresaliente cum laude a lo que se ha hecho, se está haciendo y se hará. Está bien como publicidad. Pero está mal si se ocultan los puntos débiles, los errores y lo que es peor, la filosofía política que prevalece sobre el interés común.

Terricabras nos vino a decir que con todas sus debilidades, hay que trabajar por hacer una Europa grande en la que podamos apoyarnos los 28 o más miembros para ser alguien en el mundo. Como argumento fundamental esgrime que actualmente en el Grupo mundial G-8 de los 8 países más importantes del mundo, hay 3 europeos (Alemania, Francia e Inglaterra) pero puede caer en el camino el Reino Unido tras el Bréxit, ya no estará Francia en el 2030 por su poco volumen de producción y consumo y en el 2050 ya no tendrá cabida Alemania (USA- Rusia-China-India-Brasil-Japón con Extremo Oriente, Anglosajonia con su exCommonwealt y Unión africana) con lo que si Europa cae en la irrelevancia a dónde iremos a parar los 28 o más miembros que la compondremos.

Aunque cueste de creerlo porque la variedad de políticas en los 28 paises europeos es muy importante, Europa aun puede hacerse valer como referente mundial en democracia, valores de la persona y derechos humanos, aspectos éstos de muy difícil implantación en los países más poblados y con regímenes lejanos a nuestros principios. Uno ve sin embargo el panorama y no nos cabe duda que para liderar la ética social y el estado del bienestar tendremos que sufrir, pero ahí está detrás toda nuestra historia y ahora que viene al caso, toda nuestra capacidad de reconversión en sistemas de convivencia pacífica en la que la voz individual de un desfavorecido tenga el mismo valor político de un acomodado.

Europa nos ha aportado un buen sistema de prevención de riesgos laborales con una Directiva Europea de 1989 que tardó 6 años en trasponerse en la Ley española 31/95 de prevención de riesgos laborales que ha dado importantes instrumentos de mejora de la seguridad laboral con un desarrollo normativo adecuado y riguroso que aun tiene grandes posibilidades de reforzarse si se consigue la debida coordinación interterritorial e interdepartamental para priorizar acciones efectivas que, parece mentira, aun no son capaces de entender algunos, pocos por fortuna, responsables, que no se llevan bien con sus homólogos de otros Ministerios o Departamentos y mantienen un sentido patrimonialista lastimoso e ineficaz de sus funciones. Parece que es una situación reversible por ser entendible para todo el mundo menos para aquellos que no lo saben entender.

Pero Europa viene fracasando reiteradamente en seguridad vial. Han sido incapaces de hacer ni una sola Directiva General sobre programas de evitación de accidentes de tráfico, y es más, han sido también incapaces de unificar criterios tan sencillos como los límites máximos de velocidad en carretera y autopistas o las tasas penales y administrativas de alcoholemia y ni tan siquiera han tenido la valentía de decir abiertamente que las nuevas tecnologías permiten un control total de vehículos y conductores, para ponerlo en práctica. Eso sí, han dicho que para el 2050 se ven capaces de reducir a 0 los muertos en accidente de circulación (Visión Cero), aceptando una cuota de medio millón de muertos para los próximos 30 años. Lado oscuro de una prevención que se sabe en qué consiste pero que no se atreven o no les dejan aplicar con inmediatez. Hay ramalazos esperanzadores con la Directiva de tacógrafos de última generación. Alguien muy influyente no quiere que se pongan cajas negras en turismos y motocicletas  ni que existan permisos de conducir con chip identificativo del conductor.

Ay Europa, Europa,…. Cuánto vales…. Pero cómo te cuesta caminar… 

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario