Ensayo "Hacia un mundo sostenible"

Ensayo "Hacia un mundo sostenible"

¿Pueden el progreso y el desarrollo de la humanidad ser compatibles con la sostenibilidad de los recursos del planeta? La obra comentada intenta plantear un debate con el fin de que, partiendo del análisis de las interacciones históricas entre el hombre y su entorno, y de las opciones que en tal sentido ofrece hoy la tecnología para evitar los errores del pasado, sea posible adoptar las estrategias preventivas que la importancia del tema requiere.
4 Octubre 2016

A principios de 2014 publiqué el ensayo titulado “HACIA UN MUNDO SOSTENIBLE”, resultado de muchos años de análisis de documentos, de observación de hechos y tendencias, y de compartir impresiones con gran numero de expertos e instituciones relacionados con la problemática ambiental. Mi intención con esta publicación fue ni más ni menos que la de cimentar un principio que considero fundamental para la humanidad: asegurar el equilibrio entre el desarrollo, el progreso y la sostenibilidad del entorno de vida de los habitantes del planeta.

Se ha de partir de la base de que la disputa entre el hombre y la naturaleza se inició probablemente en Asia Menor, hace unos diez mil años. El hombre del neolítico sintió la necesidad de dominar su hábitat en lugar de convivir armoniosamente con él. Bastó que inventara el fuego para desencadenar, entre otros fenómenos, el de la erosión del suelo y el de la contaminación del aire. Abandonó su vida nómada, destruyó bosques para cultivar la tierra, cazó animales en gran escala, hasta que solamente en el siglo XVII empezó a calcular comparativamente los progresos realizados, lo cual le ha llevado a ser catalogado en la actualidad como el ser viviente más devastador del planeta.

Los indicios de antagonismo entre el ser humano y el medio físico son hoy patentes, producto de un modelo de comportamiento egocéntrico, con tendencia al dominio absoluto de la naturaleza, desprovisto de la percepción consciente de sus limitaciones y de las consecuencias de las actitudes netamente extractivas y especulativas. Esta realidad ha configurado sustancialmente, con diversos matices, el proceso de desarrollo de todas las naciones a lo largo de su evolución, mediante el progreso, hacia la consolidación de la cultura de la civilización contemporánea.

Sin embargo, la progresiva percepción de la problemática del medio humano, que frecuentemente genera expresiones contestatarias y reivindicativas de diversa índole y trascendencia, constituye un hecho ciertamente positivo, que confirma el actual aumento de la sensibilidad de la sociedad civil en relación con los problemas ambientales.

El motivo que persigue la exposición de los comentarios y argumentos incluidos en el ensayo, es precisamente generar una conciencia de discusión, análisis y debate sobre el grado de impacto que ha tenido la relación del hombre con su sustrato vital a lo largo de la historia. Partiendo de la indiscutible premisa de que la innovación y el avance de la tecnología han tenido a lo largo del tiempo una influencia notable tanto en la generación como en la corrección de agresiones al medio ambiente, la obra propone un ejercicio de reflexión seria y crítica sobre el papel que el hombre ha desempeñado y debe asumir como actor y protagonista de las actitudes que condicionan inevitablemente su propia existencia. Todo ello, en el contexto de un entorno que cuenta con recursos limitados, cuya disponibilidad la sociedad ha de garantizar cimentando una cultura ecológica de dimensión planetaria, equilibrada, solidaria y sostenible. Lo cual implica también, y de modo ineludible, adoptar y aplicar a toda actitud y a toda interacción entre el hombre y su entorno, los principios más elementales de la prevención, de la deliberación inteligente y de la sensatez.

¿Qué opinas de este artículo? Añadir un comentario nuevo a esta página.

Añadir nuevo comentario